REDD+ sin arrepentimientos: Directora General de CIFOR sobre hacia dónde nos dirigimos

RIO DE JANEIRO, Brasil. (16 de julio de 2012). Hasta que se logre mayor certeza sobre el futuro de un esquema mundial para reducir las emisiones de carbono a través de evitar la deforestación (REED+), se debería dar prioridad tanto a las acciones que consoliden los cimientos de REDD+, como a las reformas de política ‘sin arrepentimientos’, de acuerdo con una nueva publicación del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR).
Compartir
0

Más leídos

RIO DE JANEIRO, Brasil. (16 de julio de 2012). Hasta que se logre mayor certeza sobre el futuro de un esquema mundial para reducir las emisiones de carbono a través de evitar la deforestación (REED+), se debería dar prioridad tanto a las acciones que consoliden los cimientos de REDD+, como a las reformas de política ‘sin arrepentimientos’, de acuerdo con una nueva publicación del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR).

La Directora General de CIFOR y colaboradora de Analysing REDD+ (Análisis de REDD+), Francés Seymour, discute sobre lo que debe suceder para hacer que el esquema avance.

P. En su capítulo de Analysing REDD+, usted menciona acciones prioritarias que se deben llevar a cabo para poner los cimientos para el éxito de REDD+. ¿Cuáles son algunas de estas acciones?

Francés Seymour, Directora General de CIFOR: Pienso que hay una serie de acciones que son necesarias en todos los niveles. Obviamente el avance en las negociaciones a nivel mundial, preparando una arquitectura para REDD+, es necesario todavía, por lo que necesitamos tener un régimen de financiamiento, necesitamos contar con un enfoque común para establecer los niveles de referencia de las emisiones, necesitamos tener una idea común sobre cómo implementar las salvaguardas, por ejemplo. Pero ese no es el único nivel en el que se necesita que se implementen acciones. De hecho, necesitamos empezar a pensar sobre REDD+ más como un desafío de escala transversal, y pensar en la forma de enlazar todas las instituciones a nivel mundial a través del nivel nacional, hasta el nivel local, que son necesarias para tener flujos de información sobre las reducciones de emisiones que fluyen hacia arriba y los ingresos para compensar a los usuarios de la tierra que fluyen hacia abajo, a través de esos distintos niveles. Como parte de ello, pienso que la escala jurisdiccional, que se encuentra en algún lugar entre la escala nacional y el nivel del proyecto piloto, necesita más atención. Así los roles de las provincias por ejemplo o de los gobiernos a nivel subnacional son importantes. Adicionalmente, el financiamiento a gran escala que muchos de nosotros pensábamos llegaría más pronto, como resultado de las negociaciones internacionales, probablemente va a demorar. Y por tanto es particularmente importante consolidar circunscripciones internas para REDD+ como un objetivo, desvinculadas de la promesa específica de flujos financieros internacionales. Y adicionalmente, mantener el enfoque en REDD+ como un mecanismo de pago por servicios ambientales del tipo PSA, pero entendamos que se va a necesitar juntar eso con otras maneras de mejorar la gestión de los bosques, ya sea las medidas tradicionales de control u otras fuentes de financiamiento para cerrar la brecha entre el estado actual de las cosas y los futuros flujos financieros internacionales de REDD+.

P: Usted también habla acerca de la agenda de ‘Sin Arrepentimientos” para REDD+. ¿A qué se refiere con esto?

Frances Seymour: A lo que nos referimos por una agenda sin arrepentimientos es a las cosas que tiene sentido hacer de todas maneras, aun si a uno no le interesa reducir las emisiones. Observamos que en muchos países hay políticas establecidas que subsidian en forma directa o indirecta actividades que conducen a la pérdida o degradación de los bosques. Eliminando esos subsidios o haciendo un mejor trabajo en la captura de la renta de las actividades relacionadas con la explotación de los bosques, se puede crear un espacio fiscal en el presupuesto nacional – lo que sería bueno hacer, aun si no te importara el clima. Ese es un conjunto de ejemplos de herramientas de política económica sin arrepentimientos. Otro buen conjunto de ejemplos de políticas sin arrepentimiento son las mejoras en la gobernanza en general y en la gobernanza forestal en particular. Hay muchas razones para aclarar la tenencia de la tierra, para mejorar la legislación, para eliminar la corrupción. Hay muchas cosas buenas por hacer en relación a los cuerpos de gobierno que también apoyarían la implementación de REDD+.

P: Usted también recomienda mejorar la disponibilidad de los datos relacionados con los bosques – ¿Por qué importa esto?

Frances Seymour: Los datos relacionados con los bosques son necesarios para una serie de tareas en la gestión del bosque. Sólo si uno conoce el estado y tendencias del bosque puede tomar decisiones informadas sobre los tipos de herramientas de política o prácticas que se necesita implementar. El público necesita mejores datos acerca de los bosques para poder opinar en la toma de decisiones. De hecho, contar con mejores datos forestales sería otro ejemplo de una política sin arrepentimiento. Y ciertamente, necesitamos contar con esos datos para que un mecanismo REDD+ funcione y sea capaz de medir los cambios en las tasas de deforestación y de degradación de los bosques, y las consecuencias en las emisiones de carbono de dichos cambios.

P. Otra de las acciones “sin arrepentimientos” recomendadas es eliminar los subsidios perversos. ¿Por qué es importante hacerlo?

Por ejemplo, en muchos países hay industrias que o dependen de los productos de los bosques o producen productos básicos que reemplazan a los bosques. En la medida en que esas industrias sean subsidiadas, ya sea a través de concesiones en áreas forestales a bajo costo o del acceso a materiales forestales a bajo costo, esos son subsidios indirectos a dichas industrias. Por lo que retirar esos subsidios sería una forma de alinear el desarrollo industrial con la eficacia económica, reducir la presión sobre el presupuesto nacional, y también dar más espacio para que REDD tenga éxito, porque entonces sería más competitivo con los usos de tierra que no están siendo subsidiados de otra manera.

P: Usted ya ha mencionado aclarar la tenencia de la tierra. ¿Qué importancia tiene esto para REDD+?

La tenencia de tierras forestales es muy importante en sí misma por muchas razones, incluyendo el hecho de que el conflicto sobre tenencia de tierras es una fuente importante de violencia en áreas rurales, y podría decirse que aclarar la tenencia de tierras podría reducir los conflictos y la violencia. También es importante para la eficacia económica – nadie va a invertir en un terreno si no está claro que va a tener los derechos para explotar sus frutos, y eso es de especial importancia para los cultivos de árboles, ya que son inversiones a largo plazo. Pero los bosques son particularmente importantes para REDD+, ya que REDD+ se conceptualiza como un esquema de pagos por servicios ambientales (PSA). Para que un esquema de PSA funcione es necesario saber quién ofrece el servicio ambiental. Por lo que si uno desconoce quién es el propietario del bosque, es difícil hacer que el mecanismo funcione. CIFOR ha realizado investigaciones en Brasil armando superposiciones de mapas de lugares donde REDD+ sería viable como esquema de PSA, desde una perspectiva financiera, y luego las áreas que podrían ser problemáticas donde hay conflictos por tenencia de tierra o la tenencia es poco clara. Resulta ser que la tenencia de tierra poco clara es una tremenda limitación, y esto sucede en Brasil, que ha hecho el mayor avance en cuanto al reconocimiento de los derechos sobre tierras forestales de pequeños agricultores y grupos indígenas, por lo que es claramente un gran impedimento para REDD+ alrededor del mundo.

P: ¿A quiénes están dirigidos estos mensajes?

Varias partes del libro están dirigidas a distintos públicos y partes interesadas. Pienso que es justo decir que el centro de gravedad del libro está dirigido a los formuladores de políticas a nivel nacional y a quienes toman decisiones en los objetivos de REDD+, así como también a los encargados de implementar proyectos y las cosas que necesitan tener en mente, en cuanto al trato con las comunidades locales y la parte más técnica de la implementación de proyectos REDD+. Claramente la comunidad internacional está involucrada en el desarrollo de un marco de trabajo mundial para REDD+, en cuanto a finanzas, salvaguardas, niveles de referencia y el financiamiento de la implementación de REDD+, por lo que la comunidad internacional – los donantes, los negociadores – son también parte de nuestro público.

P: REDD+ enfrenta muchos desafíos, pero ¿existen razones para ser optimistas?

Pienso que hay razones para ser optimistas acerca de las perspectivas futuras de REDD+. Probablemente la más importante es que hay una apreciación general del hecho de que la comunidad mundial no será capaz de mantener el calentamiento global por debajo del umbral de dos grados Celsius, a no ser que los bosques sean parte de la solución. Uno realmente no puede llegar a eso, a no ser que reduzcamos la degradación y la deforestación de los bosques. Por lo que pienso que las perspectivas de una voluntad política continua para hacer este trabajo son buenas. Uno podría decir que REDD+ es una empresa que es demasiado importante para fracasar, por lo que pienso que podemos esperar ver inversiones continuas y esfuerzos para que esto funcione.

También vemos atención constante en el contexto de las negociaciones para continuar avanzando poco a poco en el establecimiento de un marco de trabajo mundial para REDD+, y también vemos un apetito de parte de los gobiernos donantes para asignar dinero real a este objetivo, mientras esperamos un régimen mundial que podría generar más financiamiento. Sin embargo, diría que para mí las fuentes más importantes de optimismo están en los niveles nacionales y locales, ya que se está dando una alineación de circunscripciones bajo la rúbrica de REDD+. Tenemos jefes de estado comprometiéndose con las reducciones de las emisiones. Por ejemplo aquí en Indonesia, el Presidente Susilo Bambang Yudhoyono ha hecho un compromiso firme para reducir las emisiones. Tenemos grupos de la sociedad civil que quieren ver, por ejemplo, una tenencia de tierras fortalecida, como parte de su agenda enfocada en los derechos, y que se alinea con lo que es necesario para REDD+. Estamos empezando a ver la importancia de los bosques por otras razones, incluyendo sus vínculos con la seguridad alimentaria, y la importancia de los bosques en la adaptación al cambio climático, lo cual se va a volver más importante con el tiempo. Entonces, por todas esas razones, existen motivos para ser optimistas sobre el hecho de que estas distintas fuerzas de apoyo a REDD+ serán capaces de juntarse y ayudar a superar los muchos obstáculos por venir.

(Visited 80 times, 1 visits today)