Los formuladores de políticas deben tener en cuenta a los bosques antes de decidir sobre las metas de desarrollo sostenible

RIO DE JANEIRO, Brasil (7 de agosto de 2012)_ Los científicos han pedido a los encargados de formular políticas que consideren con urgencia las servicios ambientales que proporcionan los bosques antes de introducir un conjunto de metas de la ONU para promover un desarrollo ambientalmente sostenible después del 2015.
Compartir
0

Más leídos

¿El consumo sostenible será equivalente a la protección del medio ambiente? Foto cortesía de antoskabar/flickr

RIO DE JANEIRO, Brasil (7 de agosto de 2012)_ Los científicos han pedido a los encargados de formular políticas que consideren con urgencia las servicios ambientales que proporcionan los bosques antes de introducir un conjunto de metas de la ONU para promover un desarrollo ambientalmente sostenible después del 2015.

Louis Verchot, director del Programa de Bosques y Medio Ambiente del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), dijo que gran parte del enfoque en años recientes ha estado en el rol que juegan los bosques contribuyendo a compensar la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos en la atmósfera como consecuencia de la quema de combustibles fósiles.

Pero dijo que se deben integrar otras funciones vitales proporcionadas por estos ecosistemas únicos en la agenda política, social y económica. Hogar de millones de especies de plantas y animales, muchas todavía no descubiertas, los bosques también ofrecen oportunidades de empleo, alimentación y curas medicinales. Durante periodos de clima extremo e impredecible, los bosques pueden llevar lluvia a regiones afectadas por la sequía. A medida que sube el nivel del mar, los manglares protegen los cultivos sembrados a lo largo de las costas contra el ingreso de agua salada. Y la lista continúa.

“Los días de los bosques por el bien de los bosques ya terminaron”, dijeron Verchot y otros científicos en una conferencia de CIFOR sobre bosques en Río+20.

Río+20 vio un creciente apoyo para iniciar el proceso que defina una serie de Metas Universales para el Desarrollo Sostenible (SDG, por sus siglas en inglés), con miras a implementarlas después del vencimiento de las Metas de Desarrollo del Milenio en 2015.

El propósito de las SDG es abordar los grandes desafíos de erradicación de la pobreza, protección ambiental y consumo y producción sostenibles. Si bien las sugerencias actuales incluyen a los bosques, es necesario hacer más para garantizar que también sean integrados en otras agendas de desarrollo sostenible, como seguridad alimentaria y desarrollo energético, dijeron los científicos.

Hicieron referencia a ejemplos desde Asia hasta Sudamérica y mas allá.

Indonesia — donde se están llevando a cabo conversaciones serias sobre maneras de lograr el desarrollo sostenible al mismo tiempo que se mantienen las funciones de los bosques y se reducen las tasas de deforestación – cuenta con casi un cuarto de los manglares del mundo, los bosques más ricos en carbono en el trópico.

Estos humedales leñosos contienen 1,023 Mg de carbono por hectárea, según un estudio reciente de CIFOR.

Pero el extendido archipiélago que conforma al país, continúa perdiendo seis por ciento de sus manglares cada año, debido al deslave de suelos de gran escala, a la quema y la conversión de tierras.

El mundo pierde biodiversidad y capacidad para almacenar carbono en el proceso, dijo Verchot. Pero la amenaza a las comunidades costeras es tal vez más directa: a medida que el nivel del mar sube, los cultivos enfrentan el riesgo de inundación con agua salada, que les quita los alimentos y amenaza sus medios de subsistencia.

“Habrá menos tierra disponible para producción y menos tierra disponible para apoyar la pesca y otras actividades que son importantes para las personas que viven en el interior y que usan estas áreas estacionalmente”, dijo.

Igualmente, Carlos Nobre, Secretario Nacional del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Brasil, señaló las formas en que los bosques amazónicos ayudan a controlar el clima de la región, liberando agua extraída del suelo y atrapada en las hojas devolviendo la humedad a la atmósfera.

Este proceso conocido como evapo-transpiración tiene la habilidad de influenciar patrones de lluvia en otros lugares.

Al mismo tiempo, enfatizó que en un país que ya ha sido afectado por inundaciones, deslizamientos de tierra y desastres naturales, se debe considerar cuidadosamente el rol de la pérdida y degradación de los bosques.

“Pienso que la relación entre bosques y agua se volverá más importante que la relación entre bosques y carbono”.

Daniel Nepstad, Director del Programa Internacional del Instituto de Investigación Ambiental de la Amazonía (IPAM) coincidió con el comentario.

“Nos estamos dando cuenta que si solamente nos fijamos en los bosques por su carbono, estamos perdiendo muchas cosas”.

httpv://www.youtube.com/watch?v=fc69OtUBYE4

Si bien con frecuencia hay obstáculos institucionales, disciplinarios y de política para lograr un enfoque integrado acerca de los recursos naturales, a la larga esto debería ser la meta.

David Allison, investigador senior de la Academia Húngara de Ciencias, se unió al llamado para considerar la interdependencia de los ecosistemas mediante estrategias de gestión integradas, mencionando que la deforestación generalizada puede tener un impacto sobre la disponibilidad del agua.

Esto requerirá coordinación a distintos niveles.

“La reducción de la evapo-traspiración de los árboles en un lugar significa la reducción de lluvias en otro lugar, y los cambios en el uso de la tierra en una región afectan la disponibilidad de agua, la precipitación y la escorrentía en otra región”.

La investigación de CIFOR está respaldada por el Programa de Investigación sobre Bosques, Arboles y Agrosilvicultura de CGIAR. 

(Visited 39 times, 1 visits today)