Columna del Director General

Día de los Bosques – Es hora de avanzar

El 2 de diciembre de 2012 tendré el honor de inaugurar en Doha la sexta edición del Día de los Bosques (Forest Day) durante la decimoctava Conferencia de las Partes (COP 18) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Sin duda, este será otro evento inspirador sobre el futuro de los bosques y de la silvicultura que contará con amplia participación. El Día de los Bosques ha sido organizado anualmente por el Centro Internacional para la Investigación Forestal (CIFOR) y la Alianza Colaborativa sobre Bosques (Collaborative Partnership on Forests) desde la decimotercera reunión de las partes realizada en Bali, en 2007, evento en el que se prestaba la mayor atención a los bosques vista hasta ese momento. Nunca antes habían estado tantos presidentes comprometidos con los bosques ni se habían hecho tantas generosas contribuciones con este objetivo en mente. Considero que podemos decir con toda seguridad que durante los últimos cinco años hemos logrado aumentar el interés en los bosques. Podemos estar orgullosos de que el Día de los Bosques y todos los socios que colaboran con este evento han desempeñado un papel importante en este sentido.
Compartir
0

Más leídos

Forest Day 6. Eko Prianto (CIFOR)

El 2 de diciembre de 2012 tendré el honor de inaugurar en Doha la sexta edición del Día de los Bosques (Forest Day) durante la decimoctava Conferencia de las Partes (COP 18) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Sin duda, este será otro evento inspirador sobre el futuro de los bosques y de la silvicultura que contará con amplia participación. El Día de los Bosques ha sido organizado anualmente por el Centro Internacional para la Investigación Forestal (CIFOR) y la Alianza Colaborativa sobre Bosques (Collaborative Partnership on Forests) desde la decimotercera reunión de las partes realizada en Bali, en 2007, evento en el que se prestaba la mayor atención a los bosques vista hasta ese momento. Nunca antes habían estado tantos presidentes comprometidos con los bosques ni se habían hecho tantas generosas contribuciones con este objetivo en mente. Considero que podemos decir con toda seguridad que durante los últimos cinco años hemos logrado aumentar el interés en los bosques. Podemos estar orgullosos de que el Día de los Bosques y todos los socios que colaboran con este evento han desempeñado un papel importante en este sentido.

No obstante, el Día de los Bosques a realizarse este año será el último evento de esta naturaleza que se organice durante la COP. No hay duda de que el objetivo de incorporar los bosques a la agenda del cambio climático se ha logrado. Sin embargo, el objetivo de alcanzar un crecimiento sostenible en los sectores verdes, que tenga sentido en términos del clima y que sea equitativo, recién acaba de empezar. Para tener éxito, necesitamos adoptar enfoques globales y eliminar las barreras existentes entre sectores que opacan nuestra visión y reducen el conjunto de soluciones a nuestra disposición. Por ello esperamos con gran interés poder seguir construyendo sobre la base de nuestra experiencia con el Día de los Bosques, aunando esfuerzos con una gama más amplia de socios en los campos de la agricultura y el desarrollo sostenible, y llevar a cabo el Día del Paisaje (Lanscape Day) durante la próxima reunión de la Conferencia de las Partes el año que viene.

Sin embargo, no se trata de un paso fácil. Desde el primer Día de los Bosques, más de cinco mil actores del ámbito forestal de más de 100 países han participado en este evento. Estamos hablando de casi mil negociadores de la CMNUCC y más de 400 reporteros. Entre los más de 300 oradores que han participado en los eventos se encuentran un presidente, ministros, premios nobel, líderes indígenas y expertos e investigadores científicos de todo el mundo. Y más de 100,000 más han participado a través de la web. Las encuestas muestran que el 90% de los participantes consideró que el Día de los Bosques había sido ‘exitoso’ o ‘muy exitoso’. Sin duda, el Día de los Bosques se ha convertido en uno de los eventos que han colocado a los bosques y la silvicultura en la escena internacional. Entonces, ¿por qué cambiar un concepto que ha tenido tanto éxito?

Existen por lo menos dos razones que me gustaría subrayar.

En primer lugar, las negociaciones sobre cambio climático siguen avanzando. Si bien se han logrado acuerdos exitosos sobre REDD+ durante los últimos años, los resultados no han corrido la misma suerte en los niveles más altos. Paso a paso se han ido definiendo los diferentes componentes de REDD+ y se ha llegado a un consenso acerca de los mismos. Una expectativa razonable es que este año en Doha se concluyan los textos sobre los sistemas nacionales de monitoreo y medición, reporte y verificación (MRV) y que se progrese en el tema de los motores de la deforestación. El debate sobre cómo incluir diferentes beneficios en la ecuación es interesante y apunta hacia el contexto en el que REDD+ debe ser implementado. A medida que REDD+ ha ido avanzando y centrándose más en los aspectos de la implementación podemos percibir que la demanda de un evento de alto nivel enfocado en los bosques ha ido disminuyendo al tiempo que la demanda para contribuir en otras formas ha aumentado, en especial mediante la realización de investigaciones focalizadas y relevantes.

En segundo lugar, el próximo gran acontecimiento en el horizonte de la CMNUCC es el nuevo acuerdo climático que se quiere adoptar para el 2015. Para ello, consideramos que también es relevante destacar la importancia de los sectores verdes y asegurarnos de que se los incorpore de forma adecuada al plan de trabajo de la CMNUCC. Hemos sido testigos de lo difícil que ha sido incorporar al sector de la agricultura en las negociaciones durante los últimos años, con pocos resultados, posiblemente debido a que el debate ha estado dominado por perspectivas ambientales hacia los recursos naturales. La convención debería considerar más seriamente el manejo y la economía de los recursos naturales no solo porque contribuyen con una proporción alta de emisiones, sino también porque los sectores verdes y la seguridad alimentaria de largo plazo serán los más afectados por el cambio climático, y porque la agricultura y la silvicultura continúan siendo vitales para los medios de vida de miles de millones de personas. Consideramos que una plataforma del paisaje puede ayudar a la convención a enfocarse en estos temas.

Como lo he dicho en otras ocasiones, es hora de que la silvicultura salga de los bosques. La transición del Día de los Bosques al Día del Paisaje es un excelente ejemplo de lo que necesitamos que suceda. No hay límites claramente establecidos entre los bosques y el paisaje más amplio; no en términos geográficos, económicos y del desarrollo sostenible. No quisiera concluir sin antes reconocer la encomiable labor de aquellas personas que posibilitaron que el Día de los Bosques fuera un éxito en el pasado. No hay duda de que tendremos la oportunidad de celebrar en Doha la próxima semana y discutir la próxima etapa, en donde los paisajes ocuparán un lugar privilegiado para el beneficio de la CMNUCC, y también ver cómo podemos continuar desarrollando el concepto del Día de los Bosques en otros foros.

(Visited 31 times, 1 visits today)