Columna del Director General

¿Pueden los Objetivos de Desarrollo Sostenible incluir los paisajes?

El Director General de CIFOR explica que los ODS necesitan reconocer que el manejo forestal abarca mucho más que la protección del medio ambiente.
Compartir
0

Más leídos

La semana pasada, el Grupo de Alto Nivel sobre la Agenda de Desarrollo post-2015 de la Naciones Unidas se reunió en Bali, Indonesia. El compromiso político asumido durante la conferencia de Rio+20 de llegar a un acuerdo sobre un conjunto de metas post-2015 que aborden los grandes desafíos de la erradicación de la pobreza, la protección del medio ambiente y el consumo y producción sostenibles (los objetivos de desarrollo sostenible u ODS) continúa siendo fuerte.

Al mismo tiempo, hay un torbellino de ideas en torno a estos objetivos y cómo se deberían medir los progresos. Con frecuencia, estas propuestas provienen de organizaciones que habían recibido el mandato de ocuparse de ellos. Esto podría impedir que tengamos una visión de conjunto de lo que quisiéramos realmente alcanzar en el futuro.

A riesgo de aumentar la confusión, les presento aquí algunas ideas en torno a una posible configuración de los ODS, incluyendo un objetivo relacionado con los paisajes. Aunque el tema del paisaje está estrechamente vinculado al mandato de CIFOR y el CGIAR, el objetivo de este blog es ofrecer algunas ideas de cómo ampliar la perspectiva de los ODS.

Conviene recordar que el proceso de desarrollo de los ODS ha sido más ambicioso que el de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), a los que los ODS están destinados a sustituir. Los ODM no se especificaron en la Declaración del Milenio del 2000 –los objetivos, metas e indicadores se prepararon después, a partir de un acuerdo general. Si bien la Cumbre Mundial de 2005 reconoció los ODM, se trataba de una gama más amplia de objetivos de desarrollo internacional. Recién el 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas asumió con mayor firmeza el compromiso de alcanzar los ODM. En cambio, los objetivos y metas de los ODS fueron diseñados para llegar a un acuerdo desde el principio. Así se explica el interés puesto en el proceso de negociación.

Además, se espera que los ODS se orienten menos a la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD). En contraste, uno de los ODM (número 8 – “Fomentar una alianza mundial para el desarrollo”) estaba dedicado a la AOD. Con un enfoque más genérico al desarrollo, los ODS podrían permitir inversiones mucho mayores del sector privado, así como del sector público más allá de la AOD.

Finalmente, los ODM se construyeron de una manera que no siempre alienta las contribuciones de otros sectores. Los bosques y el manejo forestal, por ejemplo, se incluyeron dentro del objetivo de medio ambiente, dentro de la meta relacionada con revertir la pérdida de los recursos ambientales y con un indicador “proporción de la superficie de tierras cubiertas por bosques”. Evidentemente esto no expresa correctamente las contribuciones más amplias de los bosques y del manejo forestal al desarrollo, incluyendo la pobreza, la seguridad alimentaria, los paisajes adaptables y el crecimiento verde. Más bien, puede haber reforzado la idea de que los bosques se relacionan simplemente con la protección del medio ambiente.

Con esto en mente, quisiera presentarles algunas ideas en torno a la configuración de los ODS y cómo podríamos definir un objetivo relativo a los paisajes.

El número 5 es un buen número para los ODS

La definición de los ODS y las metas globales relacionadas en la definición de prioridades nacionales y locales es difícil porque una serie de intereses especiales promueven sus propias agendas. Por ejemplo, las instituciones/políticas de los países desarrollados con frecuencia respaldan enérgicamente la dimensión ambiental del desarrollo sostenible.

Se necesitan objetivos/metas/parámetros simplificados, claros, integrados y medibles.

  • El marco de los ODM no ofrece un punto de partida convincente.
  • No deberían haber más de cuatro o seis ODS.

Se necesita liderazgo político que nos permita trascender sectores e intereses especiales y pasar a los ODS.

  • Especialmente teniendo en cuenta la situación de los países en desarrollo/emergentes donde el nexo del desarrollo social, económico y ambiental es evidente y crucial.

Las economías rurales, incluidas la agricultura, el manejo forestal y la pesca han estado por lo general subrepresentadas en los marcos de desarrollo como los ODM. Sin embargo, representan algunos de los sectores más amplios y con mayor potencial para todas las dimensiones de desarrollo sostenible en todas las regiones.

Con esto en mente, los siguientes representan un conjunto de posibles ODS:

Paisajes sostenibles (agricultura, manejo forestal, pesca, alimentos, biodiversidad, agua, clima).
Protección social (servicios de salud, estado de derecho, alivio  a la inseguridad alimentaria y la extrema pobreza).
Crecimiento verde con equidad (todos los sectores de la economía incluyendo finanzas, emisiones de gases de efecto invernadero).
Infraestructura para todos (energía, caminos, internet, mercados, agua potable y saneamiento).
Igualdad de oportunidades (género, educación, empleo, derechos humanos).

Cada objetivo tendría su propio paradigma de desarrollo, permitiendo superposiciones entre objetivos.

Cada objetivo tendría un conjunto de tres a cinco metas, con un indicador por meta.

La implementación de objetivos a través de metas, indicadores, planificación, inversiones se debería poder aplicar en ambos niveles global y local, y ser medible en todos los niveles y escalas.

Un objetivo para los paisajes sostenibles

Necesitamos un nuevo paradigma para el desarrollo y el medio ambiente que contrarreste las divisiones entre la agricultura, el manejo forestal, la pesca y la conservación.

Si bien el concepto del paisaje no es nuevo, podemos redefinirlo para poder:

  • Incorporarlo al marco de los ODS como uno de sus objetivos.
  • Vincularlo a los objetivos de desarrollo más amplios como pobreza, seguridad alimentaria, cambio climático, crecimiento verde, derechos, gobernanza y género.
  • Incorporar una medición clara y comprensible del progreso:
    • Objetivos genéricos de paisaje que se puedan aplicar en cualquier lugar.
  • Un número reducido de indicadores relevantes, que puedan ser utilizados en diferentes escalas, para medir el alcance de los objetivos.
  • Encontrar mejores soluciones que vayan más allá de los métodos económicos neoclásicos.
  • Facilitar una definición de prioridades y planificación con múltiples objetivos y actores.

Con este paradigma, podríamos también:

  • Atraer inversiones privadas de gran escala (con una gestión de riesgos financiada parcialmente con fondos públicos).
  • Promover procesos de definición de la tenencia de tierra y los recursos.
  • Estimular mercados para economías de base biológica.

Algunos de los requisitos son:

  • Liderazgo político para superar las divisiones en todos los niveles
    • Por ejemplo, vincular el manejo forestal y la agricultura con las negociaciones anuales de la CMNUCC (no se pierda el Foro Global sobre paisajes durante la decimonovena conferencia de las Partes en Varsovia).

Inversiones de largo plazo en investigación transversal que respalden las políticas con evidencia.

Figura 1.

Figura 1.

La figura 1 muestra los cuatro objetivos propuestos para los paisajes con indicadores de desempeño.

  • Estos indicadores de desempeño se pueden aplicar en cualquier lugar en cualquier escala, incluyendo la escala global.
  • Si los cuatro son estables o mejoran, podemos decir que tenemos un paisaje sostenible que contribuye a los objetivos de desarrollo.
  • Los cuatro objetivos e indicadores de desempeño también se pueden usar para definir metas como las siguientes:

Meta 1: Disposiciones relativas a los medios de vida: Los ingresos de los agricultores se duplicarán para [año].

Meta 2: Servicios ecosistémicos: Incremento de biomasa en el paisaje a [número] pentagramas (Pg) de carbono para [año].

Meta 3: Productos: Aumento en la oferta de alimentos y productos básicos en [número]% para [año].

Meta 4: Eficiencia de los recursos: Emisiones de GEI procedentes de actividades del paisaje reducidas en[número] Pg/año para [año].

Esto es, por supuesto, solo un aporte a la discusión; hay muchos puntos de vista que deben ser consolidados. CIFOR y su socios están trabajando en el diseño de enfoques de paisaje como una manera de encontrar mejores soluciones para los sectores basados en la tierra que trabajan más allá de los límites de la agricultura y el manejo forestal. Por ello, pensar en los paisajes en el contexto de los ODS es algo que fluye naturalmente en nosotros.

¡Espero poder seguir teniendo un diálogo con ustedes!

(Visited 178 times, 1 visits today)
Tópicos :   Bosques y Desarrollo Enfoque de paisajes