Investigación

En la Amazonía, el fino balance en la extracción de madera y alimentos protege los medios de vida de los pequeños agricultores forestales

LIMA, Perú (31 de mayo de 2013) _Los frutos, hojas, aceites y semillas tropicales del bosque amazónico proporcionan alimentos, medicinas e ingresos a millones de personas, pero su importancia socioeconómica para los pequeños agricultores no debe verse ensombrecida por los ingresos obtenidos por el comercio de la madera, dicen los científicos. Una investigación muestra que casi la mitad de especies de árboles en el estado brasileño de Pará –cuya cobertura boscosa es considerable-, valoradas por los pequeños agricultores porque cubren sus necesidades nutricionales y sanitarias, también se talan para aprovechar su madera, por lo que los científicos las han designado como especies “con conflicto de uso”.
Compartir
0

Más leídos

Una investigación muestra que casi la mitad de las especies de árboles en el Estado brasileño de Pará valoradas por los pequeños agricultores porque cubren sus necesidades nutricionales y sanitarias, también se talan para obtener madera. CIAT/Neil Palmer

Una investigación muestra que casi la mitad de las especies de árboles en el Estado brasileño de Pará valoradas por los pequeños agricultores porque cubren sus necesidades nutricionales y sanitarias, también se talan para obtener madera. CIAT/Neil Palmer

Amazon - LIMA, Perú (31 de mayo, 2013) – Los frutos, hojas, aceites y semillas tropicales del bosque amazónico proporcionan alimentos, medicinas e ingresos a millones de personas, pero su importancia socioeconómica para los pequeños agricultores no debe verse ensombrecida por los ingresos obtenidos por el comercio de la madera, dicen los científicos.

Una investigación muestra que casi la mitad de especies de árboles en el estado brasileño de Pará –cuya cobertura boscosa es considerable-, valoradas por los pequeños agricultores porque cubren sus necesidades nutricionales y sanitarias, también se talan para aprovechar su madera, por lo que los científicos las han designado como especies “con conflicto de uso”.

“En una escala más amplia, la fragmentación y pérdida de especies vegetales y animales como resultado de la deforestación, conlleva consecuencias incalculables para el valor y función de la biodiversidad y los ecosistemas de la Amazonía”, dijo Patricia Shanley, científica que trabaja en el Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), y quien presentara un trabajo en la  Conferencia Internacional sobre Bosques para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición, organizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

“La disminución en la disponibilidad de carne de caza, frutos y plantas medicinales puede dar como resultado deficiencias nutricionales, enfermedades, y la pérdida de ingresos a partir de los productos forestales”, dijo.

Cerca del 60 por ciento del terreno en el enorme estado que se encuentra en la región oriental amazónica de Brasil, es vulnerable a la tala.

Los productos de madera obtenidos a partir de la actividad maderera en el área representan 47 por ciento de toda la madera producida en la Amazonía brasilera y en 2009 generó $1.1 mil millones de ingresos, de acuerdo con una investigación mencionada en un trabajo de Shanley con autoría compartida.

De acuerdo con las estadísticas, la Amazonía brasileña, con una población de casi 25 millones – incluyendo más de 300 mil pueblos indígenas – representa casi 60 por ciento del territorio de Brasil.

En total, los productos de madera en Brasil, generaron $1.7 mil millones de ingresos por producción extractiva en 2009, en tanto que otros productos forestales no maderables generaron $293 millones, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Sin embargo, el informe menciona que estas estadísticas crean una impresión inexacta, ya que solamente representan un puñado de productos forestales no maderables exportados, dejando de lado la amplia variedad de productos forestales que se usan y venden a nivel local y regional.

“Los productos forestales no maderables son importantes para las comunidades locales, ya que brindan una variedad de productos que satisfacen las necesidades nutricionales y que tienen valor comercial para uso local o exportación”, dijo el científico de CIFOR Manuel Guariguata, agregando que la región amazónica está también bajo la amenaza de la expansión agrícola.

Especies con conflicto de uso

Shanley y otros científicos de CIFOR realizaron un estudio de tres productos que se derivan de especies con conflicto de uso apreciadas durante siglos por sus usos maderables y no maderables: las semillas del árbol cumarú (Dipteryx odorata); látex del amapá amargoso (Parahancornia fasciculata) y el fruto nutritivo del árbol uxi (Endopleura uchi).

El látex de amapá, que se extrae del árbol, tiene valor medicinal y se usa para tratar enfermedades respiratorias, incluyendo la tuberculosis. El fruto del uxi tiene altos niveles de vitamina C y B, y es rico en nutrientes como potasio, magnesio y fósforo. También es apreciado porque atrae a los animales de caza, que son una fuente importante de nutrición para las personas que viven en la región.

El cumarú es apreciado por su madera y sus semillas aromáticas se venden en los Estados Unidos, Europa, India, China y Hong Kong para su uso en la industria de la perfumería. En 2009, se exportaron 97 toneladas de semillas de cumarú con un valor aproximado de $397 millones, de acuerdo con IBGE.

Alrededor de 2,700 familias en la zona de estudio recolectan semillas de cumarú. El precio promedio de las semillas subió en más del doble entre 2008 y 2010, pasando de 2 a 4.30 dólares por kilo.

Si se vende un árbol cumarú por su madera, su valor casi triplica el monto de un año de cosecha de semillas, según Tadeu Melo de la Universidad Federal de Acre, quien trabajó con Shanley para estudiar el manejo del cumarú. “Sin embargo, en tres años de cosecha de las semillas, una familia puede ganar el equivalente al precio de venta de la madera, y el árbol continuará siendo una fuente de semillas. Durante décadas, las familias en esta región han sostenido a sus familias con la venta de semillas”, dijo Melo.

Los pequeños agricultores tienden a gestionar la sostenibilidad de la producción – encontrando un equilibrio entre los usos conflictivos.

“La clave para decidir cuándo y cómo optar entre vender la madera o cosechar productos forestales no maderables está en si existe un mercado para los dos productos. Si hay solamente un mercado para la madera, las personas se concentrarán en la gestión de la madera. Si hay solamente un mercado para las semillas, venderán semillas. Si hay un mercado tanto para productos maderables y no maderables, será más ventajoso en el largo plazo preservar los árboles y vender las semillas”.

Los pequeños agricultores en Pará manejan el bosque para productos maderables y no maderables, generalmente sacando ventaja de las semillas, frutos y látex producidos por los árboles durante sus años más productivos y vendiendo árboles más antiguos y menos productivos como madera.

En un  estudio aparte sobre la andiroba (Carapa guianensis) en el estado occidental brasilero de Acre, la investigadora Christie Ann Klimas de la Universidad de Florida, encontró que el enfoque en la gestión forestal era una estrategia sostenible que se empleaba también para el manejo de los árboles en los bosques inundados estacionalmente.

Los pequeños agricultores monitoreaban la productividad de algunos árboles y podían identificar aquellos que ya no eran tan productivos y serían más rentables si se vendían como madera.

Klimas observó que los pequeños agricultores que gestionan sus bosques para usos múltiples con frecuencia cuentan con un conocimiento más detallado de los árboles que los silvicultores profesionales.

Los investigadores deberían aprovechar dicho conocimiento para llenar las brechas de información acerca de los productos forestales no maderables, dijo Shanley.

Mencionó que “los pequeños agricultores en los bolsones de la Amazonía están desempeñando funciones múltiples y críticas que tienen impactos más allá de la esfera local”.

“Ellos contribuyen al entendimiento científico experimentando y generando conocimiento acerca de especies menos conocidas. Igualmente abastecen los mercados locales con alimentos de alto valor nutricional y sanitario, protegen los servicios esenciales del ecosistema y conservan especies que tienen múltiples valores para la sociedad”.

Gestionando bosques de uso múltiple

A pesar de la importancia de los productos no maderables para los medios de vida locales, las políticas oficiales para la gestión de los bosques con frecuencia pasan por alto esas especies.

Prestándoles más atención, podría llegarse a un análisis costo-beneficio más exacto y a un mejor ordenamiento del uso de la tierra, dijo Shanley.

Dijo que “las políticas que promueven la tenencia segura de la tierra y la recolección y comercio de productos no maderables por los pequeños agricultores, pueden ayudar a apoyar las condiciones necesarias para la gestión de bosques de uso múltiple”.

Debido a que la mayoría de pequeños agricultores no dependen solamente de los bosques, sino que también se dedican a actividades agrícolas y otras actividades que generan ingresos, Guariguata dijo que las políticas deberían considerar todas esas estrategias de medios de vida.

“Es importante diseñar e implementar políticas que beneficien a los productores rurales que realizan una serie de actividades económicas”.

“Los productos forestales maderables y no maderables, la agricultura, la pesca y otras actividades productivas, generalmente están reguladas de una forma desarticulada. Si uno promueve activamente una visión de uso múltiple que combine no solamente los productos maderables y no maderables, sino también otras actividades productivas a lo largo del bosque, se puede diseñar un verdadero paisaje multifuncional”.

El presente trabajo cuenta con el apoyo del  Programa de investigación sobre Bosques, Arboles y Silvicultura de CGIAR. 

(Visited 301 times, 1 visits today)
Tópicos :   Bosques y medios de vida Bosques y dietas