Dibujo, escenificación de roles y mapas 3D: Cómo un enfoque de paisaje puede funcionar en el terreno

BOGOR, Indonesia (3 de agosto de 2013) _Jean-Christophe Castella frecuentemente le pide a los aldeanos de Laos que interpreten el papel de promotores de terrenos, conservacionistas, inversionistas o agricultores mientras se agrupan alrededor de un pueblo virtual, modelado elegantemente con tiras de venda de yeso y cartón. Los pobladores jalan y estiran los pedazos de cuerda, negociando los lugares donde los bosques deberían ser preservados o despejados para ampliar las tierras de cultivo, o marcando la forma en que un camino propuesto atravesaría mejor el paisaje. Algunas veces un inversionista extranjero, interpretado por Castella, aparece y les hace una oferta generosa por la tierra – propuesta difícil de rechazar, admiten los pobladores.
Compartir
0

Más leídos

Dibujos de paisajes son usados con frecuencia para discutir los impactos del cambio climatico con las comunidades que viven en los bosques. Fotografía cortesía de Agni Klintuni Boedhihartono

Dibujos de paisajes son usados con frecuencia para discutir los impactos del cambio climatico con las comunidades que viven en los bosques. Fotografía cortesía de Agni Klintuni Boedhihartono

BOGOR, Indonesia (3 de agosto de 2013) _Jean-Christophe Castella frecuentemente le pide a los aldeanos de Laos que interpreten el papel de promotores de terrenos, conservacionistas, inversionistas o agricultores mientras se agrupan alrededor de un pueblo virtual, modelado elegantemente con tiras de venda de yeso y cartón.

Los pobladores jalan y estiran los pedazos de cuerda, negociando los lugares donde los bosques deberían ser preservados o despejados para ampliar las tierras de cultivo, o marcando la forma en que un camino propuesto atravesaría mejor el paisaje. Algunas veces un inversionista extranjero, interpretado por Castella, aparece y les hace una oferta generosa por la tierra – propuesta difícil de rechazar, admiten los pobladores.

Desde 2010, Castella, científico del Institut de Recherche pour le Développement (Instituto de Investigación para el Desarrollo) y su equipo, han estado viajando arduamente alrededor del Sudeste Asiático llevando a cuestas el juego de escenificación de roles.

Ellos lo llaman “PLUP Fiction” (PLUP significa planificación participativa en el uso de la tierra) y por medio de la interpretación de distintos papeles alrededor de un mapa a escala 3D de su área de tierra, los aldeanos están aprendiendo la forma en que distintas partes de su paisaje funcionan en conjunto , para planificar la mejor forma de gestionarlo en el futuro.

“Las grandes inversiones en el desarrollo están trayendo oportunidades y retos a muchas de estas aldeas en Laos”, dijo Castella. “Estamos usando estas simulaciones para involucrar a los pobladores locales en el diseño de su futuro”.

¿Qué es exactamente un paisaje?

Un paisaje abarca las características visibles de una superficie de tierra, incluyendo montañas, colinas, ríos, lagos, estanques y el mar: elementos vivos de cubierta terrestre incluyendo plantas y animales; y elementos humanos incluyendo granjas, casas, caminos, minas, otras estructuras e instituciones y sus valores culturales y espirituales.

Distintas partes del paisaje brindan distintos bienes y servicios, y lo que sucede en un lugar del paisaje tiene impacto en el otro.
Por ejemplo, cuando se tala los bosques, con frecuencia hay un impacto negativo en la calidad del suelo en el paisaje. Cuando se afecta la calidad del suelo, también puede haber un impacto negativo en la productividad agrícola. Cuando disminuye la productividad agrícola y se impactan los ingresos del agricultor, esto puede conducir a una extracción maderera acrecentada en los bosques.

El objetivo de un enfoque de paisaje es asegurar que todos los usos de la tierra y todos los usuarios de la misma, se estén abordando en una forma integrada.

Un “enfoque de paisaje” es aquel en el que todas las personas involucradas en la gestión de un área de tierra, trabajan juntas para gestionar, conservar o restaurar los recursos naturales con el fin de equilibrar e integrar las necesidades de desarrollo y conservación.

Pero ¿se puede lograr la seguridad alimentaria, la extracción de recursos, la conservación y mejora los medios de vida locales en la misma ubicación geográfica al mismo tiempo?, preguntan los autores de una publicación reciente  en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS).

La respuesta no es tan simple, dijo Terry Sunderland, científico del Centro para la Investigación Forestal Internacional y coautor del trabajo.

“Si uno está gestionando un área protegida y alguien dice que tienes que atender los problemas en otras partes del paisaje, es bastante abrumador si estás luchando para enfocarte en tus propias áreas de responsabilidad”.

“Pero es importante que empecemos a hacerlo. Las personas no viven en sectores o departamentos, viven holísticamente. Es importante que visualicemos colectivamente como se verá el paisaje, para quién es necesario que funcione y cómo necesita funcionar”.

Los profesionales en conservación y desarrollo han reconocido que necesitan gestionar más allá de sus propias áreas protegidas, concesiones comunitarias o áreas de extracción maderera.

“Ya estamos viendo a organizaciones de conservación que se están comunicando con asociados en desarrollo y viceversa”, dijo. “El reto es por supuesto, lograr que todos acuerden una visión compartida para luego establecer un programa de trabajo que refleje la misma”.

El artículo de PNAS propone un “código de práctica” de 10 puntos para ayudar a que los “formuladores de políticas, las organizaciones no gubernamentales (ONGs) y los profesionales que trabajan en la conservación y el desarrollo a lo largo del mundo, desarrollen y mejoren las políticas de planificación para el uso de la tierra”, dijo Sunderland.

Los principios rectores no deben considerarse como una lista de verificación, sino como un marco de trabajo que ayude a los profesionales y a los formuladores de políticas a adoptar un enfoque de paisaje.

Los paisajes son dinámicos, así que aprenda a adaptarse a las sorpresas

En 2003, El Parque Nacional Halimun en Indonesia se fusionó con el Parque Nacional Salak en una zona cercana, para crear un área de conservación mucho más grande. En el proceso, 100 mil personas que vivían entre los dos parques, súbitamente se encontraron viviendo dentro de los límites del parque.

“Las normas y regulaciones del parque dejaron fuera de la ley a las personas que vivían, cultivaban o extraían recursos forestales en la zona, ocasionando obviamente una serie de problemas para dichas personas que inesperadamente se convirtieron en residentes del parque”, dijo Sunderland.

Sin embargo, con la ayuda de una ONG local, establecieron una organización de red comunitaria para negociar una serie de políticas informales con la gerencia del parque.

“Si bien no pudieron cambiar las normas y regulaciones formales, se las arreglaron para crear un espacio dentro de los límites de las normas para sostener sus prácticas agrícolas”, dijo Sunderland.

Vista del Parque Nacional Halimun-Salak, al Este de Java, Indonesia. Fotografía de Mokhamad Edliadi/CIFOR

Vista del Parque Nacional Halimun-Salak, al Este de Java, Indonesia. Fotografía de Mokhamad Edliadi/CIFOR

Cada sorpresa es una oportunidad de aprendizaje, dijo, y puede llevar frecuentemente a un nuevo entendimiento y a estrategias mejoradas de gestión, así como a la mejora de la flexibilidad de las comunidades locales frente a cambios inesperados.

“La situación en el Parque Nacional Halimun Salak puede ayudarnos a entender como la gobernanza del paisaje está tomando forma a través de una serie de acuerdos informales que unen las políticas nacionales y las prácticas locales”.

Conozca a todos los actores locales y desarrolle habilidades para que ellos puedan involucrarse

El desarrollo de un enfoque de paisaje requiere de paciencia, dice Jeffrey Sayer de la Universidad James Cook en Australia y autor principal del trabajo.

“Existen numerosas personas cuyas decisiones impactan en el paisaje e influencian su evolución. Cualquier intento de cambiar un paisaje, requiere entender e influenciar a todas esas personas”.

Las personas externas necesitan identificar la amplia gama de responsabilidades de las personas y entidades que operan dentro de un paisaje, para que puedan involucrar a todos en el proceso de toma de decisiones, dijo Sayer.

“Puede que no se logre un acuerdo total, pero dejar de involucrar a todos en una forma equitativa podría conducir a resultados no éticos”.

Castella afirma que cuando los aldeanos que participan en sus simulaciones sobre planificación del uso de la tierra no tienen conocimiento acerca del proceso de toma de decisiones, los planes que ellos elaboran con frecuencia terminan abandonados y olvidados.

Modelaje en 3D y juegos de roles están cambiando la forma en la que se gestiona la tierra en Laos. Fotografía de Jean-Christophe Castella

Modelaje en 3D y juegos de roles están cambiando la forma en la que se gestiona la tierra en Laos. Fotografía de Jean-Christophe Castella

“En los estilos anteriores de las reuniones para planificación del uso de la tierra, los pobladores locales generalmente se sentaban al fondo de la sala de reuniones esperando que la reunión terminara”, dijo Castella. “Como resultado de ello, los aldeanos con frecuencia terminaban implementando planes que no entendían y que estaban condenados al fracaso”.

“Estamos tratando de involucrarlos en el proceso de aprendizaje para que puedan convertirse en buenos asociados en las negociaciones futuras”, dijo Castella.

Identifique las metas compartidas y sea transparente

El éxito o fracaso de un enfoque de paisaje finalmente depende de lo bien que se identifique las preocupaciones de las personas y la forma en que se genere la confianza, dijo Sunderland.

“La mejor forma de generar confianza es que todos compartan los objetivos y valores del enfoque, lo que raramente ha sido el caso al inicio de la mayoría de proyectos de conservación y desarrollo”.

La identificación de maneras inmediatas para poder avanzar mediante objetivos simples y de corto plazo, es una buena forma de generar confianza.

“Esto puede proporcionar una base para que las partes interesadas empiecen a trabajar en conjunto, y generará la confianza necesaria para abordar nuevos temas”.

A veces tendrá que haber compensaciones

Cuando distintas personas con diferentes intereses están compitiendo por los derechos de uso de la misma tierra, esto es inevitable, dice Intu Boedhihartono, profesora titular en la Universidad James Cook y también coautora del trabajo.

Boedhihartono ha estado alentando a los pastores nómadas, ganaderos y habitantes de las montañas a lo largo de Africa, Asia y Latinoamérica a que dibujen y pinten sus visiones acerca del futuro para ayudar en la negociación de las compensaciones.

Dibujos de un grupo de pigmeos BaAka en la Republica Centroafricana. Los dibujos a la izquierda muestran su situación actual. Los dibujos a la derecha muestran sus esperanzas para el futuro: biodiversidad, una escuela y productos forestales juegan un papel importante. Agni Klintuni Boedhihartono

Dibujos de un grupo de pigmeos BaAka en la Republica Centroafricana. Los dibujos a la izquierda muestran su situación actual. Los dibujos a la derecha muestran sus esperanzas para el futuro: biodiversidad, una escuela y productos forestales juegan un papel importante. Agni Klintuni Boedhihartono

“Así como las personas pueden verbalizar sus pensamientos, también pueden visualizarlos”, dijo.

Las imágenes se crean en una tarea en grupo para que personas de distintas condiciones, etnias, género u ocupación, puedan trabajar juntas para estudiar la complejidad de un problema.

“El paso más importante es permitir que las personas trabajen separadamente y luego se reúnan con otros para comparar sus escenarios preferidos para el paisaje futuro”.

En realidad los resultados ganar-ganar son la excepción más que la regla, dijo.

“Casi siempre habrá los que pierden y los que ganan. Lo que se tiene que negociar es cuanto pierden algunas personas comparado con cuánto ganan otras”.

Desarrolle modelos que integren la información

Este es un campo crítico pero desatendido dentro de la gestión del medio ambiente, dijo Sayer.

“Ninguna persona debería tener una pretensión única por su información. Todas las personas deberían ser capaces de generar, obtener e integrar la información que requieren para interpretar las actividades, el avance y las amenazas”.

Las comunidades que viven en el paisaje tri-nacional Sangha  en Africa Central, han estado trabajando con “modelos computarizados descartables”  – construidos en corto tiempo para simular las posibles tendencias en resultados ambientales y medios de vida.

La construcción del modelo es un proceso participativo: “Organizamos reuniones con los líderes del pueblo, las ONGs y el gobierno local, y juntos consolidamos un entendimiento del paisaje en base a distinta información que ellos brindan – desde mapas, a datos sobre ingreso familiar, a opiniones sobre cómo los eventos del pasado han cambiado la forma en que se gestiona el paisaje”.

Usando los modelos para predecir cambios en tiempo real, los participantes pueden ver los impactos potenciales de distintas intervenciones de conservación o desarrollo.

“Esto sirve como una verificación de la realidad de lo que podría suceder si ocurren intervenciones diferentes”, dice Sayer.

Sin embargo, es esencial que haya una firme facilitación del proceso de modelación, manteniendo el enfoque en “modelos como historias” en vez de que los modelos se conviertan en el fin mismo.

“Los modelos son de mayor importancia para facilitar la lluvia de ideas y el debate, no para predecir el futuro, “dijo Sayer.

Tenga la mente abierta para los resultados

El trabajo a nivel de paisaje inherentemente cambia la forma en que los profesionales deberían evaluar los resultados de sus intervenciones, dijo Sunderland.

“Nunca puede haber un solo “mejor” resultado para un paisaje –las intervenciones siempre son un proceso de negociación constante y los conceptos directos de éxito o fracaso se tornan ambiguos cuando la ganancia de alguien es la pérdida de alguien más”.

10 Principios para un enfoque de paisaje>

  • 1: Aprendizaje continuo y gestión de adaptación.
  • 2: Preocupación común como punto de entrada.
  • 3: Múltiples escalas.
  • 4: Multifuncionalidad.
  • 5: Múltiples partes interesadas.
  • 6: Lógica de cambio negociada y transparente.
  • 7: Aclaración de derechos y responsabilidades.
  • 8: Monitoreo participativo y de fácil uso para el usuario
  • 9: Flexibilidad.
  • 10: Capacidad fortalecida de las partes interesadas.

Con frecuencia los donantes y las ONGs se enfocan en la entrega de productos previstos en un proyecto, como “cuantos cazadores se detuvo”.

“En vez de eso, necesitamos presionar para una visión de mente abierta sobre los resultados tal como ‘cómo adoptaron las comunidades locales los métodos de caza sostenible’”.

Cambiar la forma en que las instituciones han estado operando por cientos de años será un reto, dijeron los autores del trabajo de PNAS, pero Sunderland dijo, es el momento para que los formuladores de políticas consideren una perspectiva y un período de inversión a mayor escala en estos paisajes.

Con información adicional de Katherine Johnson.

Después de una amplia consulta, se tomó nota de los 10 principios en el Convenio sobre Diversidad Biológica (CBD), y serán presentados en noviembre en el Foro Global sobre Paisajes.

Para mayor información sobre los temas tratados en este artículo, sírvase contactar a Terry Sunderland al correo electrónico t.sunderland@cgiar.org.

Esta investigación forma parte del Programa de Investigación de CGIAR sobre Bosques, Arboles y Agroforestería.


 [MK1]Insert sidebar…see bottom of article

(Visited 576 times, 1 visits today)