Opinan los expertos

Informe del IPCC: ¿Qué significa para los bosques del mundo? (Parte 1)

El Panel Intergubernamental de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (IPCC) publicó su quinto informe de evaluación climática hace unas semanas, confirmando la especulación de que las actividades humanas son la causa principal del cambio climático desde mediados del siglo XX. Pero ¿qué significa esto para los bosques del mundo? El resumen ejecutivo destacó evidencia sobrecogedora del continuo calentamiento del planeta, indicando que es probable que las temperaturas aumenten entre 0.3 y 4.8 grados centígrados (05. a 8.6 Fahrenheit) para fines del siglo XXI.
Compartir
0

Más leídos

El Panel Intergubernamental de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (IPCC) publicó su quinto informe de evaluación climática hace unas semanas, confirmando la especulación de que las actividades humanas son la causa principal del cambio climático desde mediados del siglo XX. Pero ¿qué significa esto para los bosques del mundo?

El resumen ejecutivo destacó evidencia sobrecogedora del continuo calentamiento del planeta, indicando que es probable que las temperaturas aumenten entre 0.3 y 4.8 grados centígrados (05. a 8.6 Fahrenheit) para fines del siglo XXI.

El IPCC ha empleado un enfoque de presupuesto de carbono — considerando cuánto carbono podemos emitir antes de exceder el límite de 2 grados centígrados – como marco para evaluar el nivel de mitigación requerido. Para cumplir el objetivo de 2 grados centígrados, las emisiones totales post-industriales de carbono a partir de todas las fuentes, deberán limitarse a mil millones de toneladas. Pero ya se ha consumido alrededor de la mitad del presupuesto.

Si bien este informe está diciendo claramente que no estamos haciendo lo suficiente para resolver el problema del cambio climático, hay varias lecciones para los actores forestales (muchas de las cuales quedarán más claras a medida que se publiquen las secciones del informe a finales del 2013 e inicios del 2014):

Es necesario reducir las emisiones derivadas de la agricultura y los bosques

En conjunto, la actividad forestal y la agricultura (causa principal de la deforestación), actualmente representan alrededor del 30% de las emisiones a nivel mundial, de acuerdo con la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos. En reuniones anteriores de las Naciones Unidas ha habido grandes esfuerzos para implementar un mecanismo internacional con el fin de reducir las emisiones derivadas de la deforestación  (REDD+), pero si bien esto ha estado sobre la mesa desde el 2005, los temas de verificación de emisiones y la falta de medios de financiamiento indican que el mecanismo todavía no es completamente funcional.

Lamentablemente en los niveles altos de discusión a nivel internacional no han estado al tanto de las emisiones del sector agrícola. El meollo de este problema es que muchos países no se atreven a agobiar al sector agrícola con responsabilidades ambientales adicionales. Sin embargo, hay una necesidad cada vez mayor de disminuir las emisiones de este sector, a medida que el mundo se prepara para recibir y alimentar a tres mil millones de nuevas personas en los próximos 50 años.

En noviembre, cuando los representantes de gobierno se reúnan en Varsovia para la próxima reunión de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, habrá dos acciones inmediatas que los países necesitan asumir: en primer lugar, tienen que avanzar en la reducción de las emisiones debido a la deforestación superando los temas problemáticos finales de la verificación y financiamiento, y en segundo lugar, es necesario iniciar las conversaciones sobre cómo incorporar a la agricultura y al cambio en el uso de la tierra en los acuerdos climáticos internacionales.

Hasta el momento, el avance en abordar la agricultura dentro de las conversaciones de la CMNUCC ha sido lento, pero esperamos que el Foro Global sobre Paisajes de este año, le brinde impulso a la discusión sobre los retos de la mitigación y adaptación en este sector.

¿Qué hay respecto a la reciente pausa en la temperatura de la superficie?

Cualquier informe sobre cambio climático no puede no generar controversia, escépticos y detractores del cambio climático sugieren que la ciencia ha fracasado en explicar una pausa reciente en el aumento de la temperatura de la superficie. Debido a una variabilidad natural, las tendencias basadas en registros cortos son muy sensibles a las fechas de inicio y finalización, y en general no reflejan tendencias climáticas de largo alcance. Por ejemplo, la tasa de calentamiento en los últimos 15 años (1998-2012), que se inició con un Niño muy fuerte, es más baja que la tasa calculada desde 1951, mencionó el informe del IPCC.

Trabajo muy reciente de Yu Kosaka y Shang Ping Xie de Scripps Institution of Oceanography que no fue incluido en la revisión del IPCC, ha mostrado que la tendencia más débil del calentamiento en años recientes se debe al enfriamiento en la región oriental ecuatorial del Océano Pacífico, asociado con ciclos decenales de La Niña. Ya que este elemento del sistema climático es cíclico, es razonable esperar que la tendencia de calentamiento en el largo plazo no disminuya.

Este nuevo informe del IPCC muestra que esta es una década crítica para la acción climática. Y por lo menos debería brindar un nuevo ímpetu para que la cooperación internacional resuelva los problemas del cambio climático que ya han estado sobre la mesa durante muchos años.

CIFOR estará analizando las secciones del informe de IPCC y sus implicaciones para los bosques, a medida que estén disponibles para el público a fines del 2013 e inicios del 2014.

Louis Verchot lidera la investigación de CIFOR sobre bosques y el medio ambiente. Contáctelo al correo electrónico l.verchot@cgiar.org 

(Visited 195 times, 1 visits today)