Juego de mesa le da nuevo giro a la dinámica del uso competitivo de la tierra

BOGOR, Indonesia (23 de octubre de 2013)_ Juegos de mesa como el Monopolio pueden reflejar y ayudar a establecer marcos para el pensamiento acerca de la vida, la guerra, incluso del uso de la tierra. Pero los marcos cambian con el tiempo, y un juego de mesa recientemente desarrollado por un científico del Centro para la Investigación Forestal internacional (CIFOR), busca ofrecer una alternativa ayudando a que las personas entiendan y gestionen problemas contemporáneos relacionados con el uso de la tierra y la economía. El Juego del Paisaje, inventado por el científico Herry Purnomo, constituye un marcado contraste con un juego más conocido que abarca esos mismos temas.
Compartir
0

Más leídos

El Juego del Paisaje enseña a los jugadores a maximizar los ingresos introduciéndolos al mismo tiempo a la conservación del paisaje, al desarrollo sostenible, a los servicios ambientales, a alternativas de inversión, comercio, competencia y colaboración. Fotografía de CIFOR/Michelle Kovacevic

El Juego del Paisaje enseña a los jugadores a maximizar los ingresos introduciéndolos al mismo tiempo a la conservación del paisaje, al desarrollo sostenible, a los servicios ambientales, a alternativas de inversión, comercio, competencia y colaboración. Fotografía de CIFOR/Michelle Kovacevic

BOGOR, Indonesia (28 de octubre de 2013)_ Juegos de mesa como el Monopolio pueden reflejar y ayudar a establecer marcos para el pensamiento acerca de la vida, la guerra, incluso del uso de la tierra.

Pero los marcos cambian con el tiempo, y un juego de mesa recientemente desarrollado por un científico del Centro para la Investigación Forestal internacional (CIFOR), busca ofrecer una alternativa ayudando a que las personas entiendan y gestionen problemas contemporáneos relacionados con el uso de la tierra y la economía.

El Juego del Paisaje, inventado por el científico Herry Purnomo, constituye un marcado contraste con un juego más conocido que abarca esos mismos temas.

El Monopolio es uno de los juegos de mesa más conocidos en el mundo, con 275 millones de juegos vendidos en 43 idiomas, de acuerdo con su fabricante.  Pero el objetivo del juego – comprar la mayor cantidad de tierra que uno pueda, desarrollarla y llevar a los oponentes a la insolvencia a través de la captación de rentas – es insostenible por su propia naturaleza.

El Monopolio está construido alrededor de una visión muy estrecha, estrictamente capitalista sobre la gestión de la tierra, dijo Purnomo, cuyo Juego del Paisaje busca en parte ayudar a que los jugadores comprendan que pueden pasar muchos años antes de obtener un rendimiento financiero sobre la inversión en propiedades.

“Casi mil millones de personas en el mundo han jugado Monopolio, pero está pasado de moda en el sentido de que no tiene un componente que considere el impacto de la compra de propiedades en el ecosistema, el calentamiento global o la sostenibilidad”, dijo Purnomo.

“Me preguntaba qué sucedería si mil millones de personas entraran en contacto con un juego que considerara una visión alternativa sobre las inversiones y la gestión del paisaje”.

En el Juego del Paisaje, seis jugadores representan a partes que interactúan en un paisaje formado por distintos usos de la tierra, desde el bosque denso hasta tierras de uso mixto, incluyendo minas y granjas agrícolas. Los jugadores pueden colocar fondos en opciones de inversión sostenible relacionadas con el programa respaldado por Naciones Unidas REDD+ (Reducción de las Emisiones Derivadas de la Deforestación y la Degradación Forestal), con los pagos por servicios ambientales (PES), la explotación de la madera y los bosques sembrados.

El juego – que ya lo han jugado en los cinco continentes académicos, ONG activistas, personas de los sectores comerciales y comunidades rurales – enseña a los jugadores a maximizar los ingresos al mismo tiempo que los introduce a la conservación del paisaje, al desarrollo sostenible, a los servicios ambientales, alternativas de inversión, comercio, competencia y colaboración. El juego reta a los jugadores a maximizar sus ingresos, al mismo tiempo que cuidan las condiciones ecológicas y sociales. Los jugadores que juegan para beneficiar esos indicadores son recompensados al final del juego.

“Para los legisladores, puede generar ideas acerca del tipo de política que se podría implementar en un paisaje determinado”, dijo Purnomo. “El juego permite que los legisladores jueguen contra diversos actores relacionados con la tierra y pequeños agricultores, de manera que estén en condiciones de considerar cómo implementar de manera más eficiente las ideas para el uso de la tierra.

“No existe una fórmula mágica, pero la implementación y monitoreo de un plan sólido para la gestión del paisaje es fundamental – es un proceso continuo de aprendizaje”, agregó.

Purnomo citó a Pulau Laut, una isla en la provincia Indonesia de Kalimantan del Sur, como un buen ejemplo de una dinámica exitosa del paisaje. Rodeada por el océano, Pulau Laut tiene límites claros. Todos los componentes de su paisaje, tales como núcleo forestal, margen forestal y tierra de mosaico agrícola – así como también un fenómeno externo como la minería de carbón y el crecimiento de la población – son bien gestionados, dijo Purnomo.

El Juego del Paisaje explora las sinergias y ventajas y desventajas entre la productividad y la sostenibilidad del paisaje como las de Pulau Laut y otros lugares.

Contacte a Herry Purnomo al correo electrónico  h.purnomo@cgiar.org para solicitar un ejemplar del juego. CIFOR se encuentra planificando una aplicación para el Juego del Paisaje en teléfonos inteligentes iOS y Android.

Para mayor información sobre los temas tratados en este blog, sírvase contactar a Herry Purnomo al correo h.purnomo@cgiar.org 

Este trabajo forma parte del Programa de Investigación de CGIAR sobre Bosques, Arboles y Agroforestería y cuenta con el apoyo de la Unión Europea. 

(Visited 197 times, 1 visits today)