Columna del Director General

Los paisajes – Parte 1: ¿Por qué son importantes?

En pocos días se llevará a cabo el Foro Global sobre Paisajes y ya es hora de prepararnos para los intensos debates que apuntan a dar respuesta a las siguientes preguntas: ¿qué, por qué y para qué? El concepto de paisaje ha suscitado mucho interés durante el último año pero también han surgido interrogantes sobre lo que significa un paisaje y cómo funcionaría el enfoque de paisaje en la práctica. Durante los próximos días resumiré, en una serie de blogs, algunas de las reflexiones sobre los paisajes que han surgido como resultado de mis conversaciones con diferentes personas. No pretendo con ello llegar a una conclusión ni ser científico, pero me gustaría estimular la reflexión antes del foro.
Compartir
0

Más leídos

En pocos días se llevará a cabo el Foro Global sobre Paisajes y ya es hora de prepararnos para los intensos debates que apuntan a dar respuesta a las siguientes preguntas: ¿qué, por qué y para qué? El concepto de paisaje ha suscitado mucho interés durante el último año pero también han surgido interrogantes sobre lo que significa un paisaje y cómo funcionaría el enfoque de paisaje en la práctica.

Durante los próximos días resumiré, en una serie de blogs, algunas de las reflexiones sobre los paisajes que han surgido como resultado de mis conversaciones con diferentes personas. No pretendo con ello llegar a una conclusión ni ser científico, pero me gustaría estimular la reflexión antes del foro.

Para empezar – ¿Por qué es el “paisaje” un concepto tan importante?

El enfoque de paisaje no es nuevo en el desarrollo, la conservación o la investigación. Muchos, incluso CIFOR, han destacado la importancia de trabajar entre sectores en la práctica. Lo que es nuevo, sin embargo, es que el gran interés en el enfoque se ha dado a un alto nivel. En reuniones anteriores de la Conferencia de las Partes (COP) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) nos enteramos de que el acuerdo climático post-2015 podría integrar temas agrícolas y forestales – un punto de partida para el Foro Global sobre Paisajes. Además, el trabajo posterior a Rio+20 sobre una agenda de desarrollo post-2015 ha destacado, con frecuencia, la necesidad de soluciones transversales. Todo parece indicar que el momento y el nivel de sensibilidad son propicios para encontrar nuevas soluciones y lograr una mayor aceptación del concepto.

Es cierto que algunos comentarios han sido menos constructivos, sugiriendo que el debate de paisaje es una moda temporal que pronto desaparecerá mientras supuestamente persisten los enfoques más robustos y habituales. Sin embargo, no estoy tan seguro. Si tenemos en cuenta la reforma actual en el Banco Mundial y la FAO, así como en los programas de investigación del CGIAR, no hay duda de que se están promoviendo enfoques transversales e innovadores. Es bajo esta luz que deberíamos ver el enfoque de paisaje. Incluso si limitamos el paisaje a la agricultura y al manejo forestal, así como el número de personas involucradas en estas actividades, resulta evidente que estamos hablando de una parte importante de nuestro futuro común. Dependemos de la agricultura y el manejo forestal para:

  • Proporcionar ingresos y medios de vida a miles de millones de personas;
  • Producir todos nuestros alimentos y fibras naturales, así como el 10 % de energía a través de la biomasa;
  • Mantener servicios ecosistémicos clave, como biodiversidad, oferta de agua, capacidad de resistencia del ecosistema y productividad de la tierra;

Al mismo tiempo, estos sectores contaminan seriamente el aire, agua y las cadenas alimenticias, y son responsables de un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Si además incluimos otros componentes del paisaje como energía renovable, minería, ciudades y usos culturales, resulta evidente que los paisajes son una parte muy importante de nuestro futuro.

Entonces, ¿qué esperamos mejorar usando el enfoque de paisaje?

La razón principal para explorar el enfoque de paisaje es que los sectores existentes basados en el uso de la tierra tienen un pobre historial de encontrar soluciones que vayan más allá de sus territorios institucionales.

Tradicionalmente, han limitado su ámbito de acción a espacios definidos a través de la historia por la actividad económica, las comunidades profesionales, los límites geográficos y las estructuras de gobierno.

La hipótesis básica del enfoque de paisaje es que podremos encontrar mejores soluciones si buscamos oportunidades que atraviesen economías, disciplinas y territorios dispares. Es decir, vamos a encontrar soluciones combinadas que son mejores que la suma de las partes de sus sectores específicos.

En términos económicos, un enfoque de paisaje tendrá como objetivo reducir o incluso eliminar las externalidades entre los sectores basados en el uso de la tierra. En términos de planificación, contemplará un conjunto más completo de opciones, evitando soluciones demasiado limitadas. También alentará a más actores a considerar un conjunto más amplio de objetivos de paisaje. Esto no significa que el enfoque de paisaje genere siempre oportunidades donde todos ganan; más bien puede ayudarnos a encontrar ventajas y desventajas más inteligentes entre objetivos.

En definitiva, los paisajes son importantes porque representan una parte fundamental del desarrollo sostenible. Para reiterar un punto hecho por el investigador científico Terry Sunderland en una entrevista reciente, los esfuerzos funcionan en el campo y se logran mejores resultados cuando las personas se comunican.

Es solo a través de la creación de asociaciones que el enfoque de paisaje puede funcionar. Y espero que algunas de estas asociaciones se forjen en el Foro Global sobre Paisajes.

En mi próximo blog, exploraré lo que es un paisaje, ya que muchas personas han expresado interés en contar con una definición más clara. Manténgase atento.

 

(Visited 344 times, 11 visits today)