Entrevista

Estudio demuestra que los árboles acumulan más carbono a medida que envejecen

Un nuevo estudio nos ayuda a entender la dinámica de los rodales de árboles antiguos y árboles grandes.
Compartir
0

Más leídos

BOGOR, Indonesia. En vez de ralentizarse con la edad, los árboles crecen más rápido a medida que adquieren mayor tamaño, asegura una nueva investigación, lo que significa que también absorben más carbono de la atmósfera. El hallazgo podría tener implicaciones para la gestión de los bosques con rodales antiguos.

El estudio Rate of tree carbon accumulation increases continuously with tree size (La tasa de acumulación de carbono en árboles aumenta continuamente con el tamaño del árbol),  publicado a inicios de mes en la revista Nature, encontró que solo un árbol más antiguo y más grande puede absorber tanto carbono en un año como el carbono retenido en un árbol entero de tamaño mediano. Si bien los hallazgos del informe podrían parecer contrarios a la intuición, no son del todo sorprendentes, dice Louis Verchot, Director de Investigación del Programa Bosques y Medio ambiente del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR).

En esta sesión de preguntas y respuestas, Verchot – quien no participó en el estudio – habla brevemente acerca de las implicaciones del informe y de las preguntas adicionales que plantea.

  • ¿Cuál es el significado de los hallazgos del estudio?

El estudio nos ayuda a entender la dinámica de los rodales de árboles antiguos y árboles grandes en los bosques. Sabemos hace algún tiempo que los bosques tropicales y los bosques templados que vuelven a crecer, están absorbiendo cantidades considerables de carbono. También sabemos que muchos bosques tropicales antiguos continúan eliminando carbono de la atmósfera, y esto quedó claramente demostrado en el Experimento a Gran Escala Biósfera-Atmósfera en la Amazonía (The Large-scale Biosphere-Atmosphere Experiment in Amazonia) llevado a cabo a inicios del 2000. Este estudio ayuda a aclarar algunas de las interrogantes acerca del mecanismo por el cual estos ecosistemas continúan acumulando carbono.

  • ¿Por qué se subestimó en el pasado la velocidad de la absorción de carbono de los árboles más viejos?

Estudios que se remontan a 1990 han demostrado que los árboles grandes continúan aumentando su circunferencia en los rodales antiguos. El estudio da una perspectiva sobre el crecimiento relativo dentro de los rodales y ayuda a cuantificar lo que este crecimiento significa en cuanto a la biomasa con relación a los árboles más pequeños en estos rodales.

  • ¿Son sorprendentes los hallazgos del estudio?

Yo no diría que los resultados son sorprendentes. Al igual que muchos buenos estudios científicos, este plantea tantas preguntas como respuestas. Por ejemplo, el estudio está basado en el supuesto de que la relación logarítmica entre la biomasa y el diámetro se mantiene en árboles de gran tamaño. Estos árboles típicamente son subrepresentados cuando se construyen ecuaciones de biomasa, y este es el caso de las ecuaciones empleadas aquí. Estas ecuaciones son hechas para representar condiciones “promedio” a la escala de un rodal de árboles. La aplicación de dichas ecuaciones de biomasa a árboles de gran tamaño y en series de tiempo no detectaría cosas como la progresión de la putrefacción o la senectud y la pérdida de ramas grandes, por ejemplo. Por lo que con suerte este estudio estimulará más investigación sobre la dinámica de los rodales y la importancia de los árboles de gran tamaño en estos bosques.

  • ¿Qué significa esto para los modelos del cambio climático?

Realmente muy poco. Dichos modelos funcionan a una escala mucho más grande que los árboles individuales y se preocupan más por el intercambio de carbono neto del ecosistema entre la biósfera y la atmósfera. Este estudio nos indica cómo tiene lugar este intercambio, pero no altera nuestra evaluación de la magnitud del mismo.

  •  Cuáles son las implicaciones para la gestión forestal?

Recientemente se han hecho varios estudios sobre el valor de los árboles de gran tamaño en los procesos del ecosistema. Este trabajo se suma a esta evidencia y sugiere que el almacenamiento de carbono puede ser un servicio ecológico adicional de estos árboles. En consecuencia, debería fortalecer el argumento de incluir estas preocupaciones en los planes de gestión forestal.

 

(Visited 177 times, 1 visits today)