Investigación

Investigadores miden el carbono almacenado en las turberas de Perú

La cantidad de dióxido de carbono emitido a talar el bosque amazónico podría ser subestimada sino no incluyen emisiones procedentes de las turberas.
Compartir
0

Más leídos

Peru - Nota del editor: Este es el tercero y ultimo de una serie de artículos que muestran el trabajo de CIFOR en las turberas de Perú. Aquí puedes leer la primera y segunda notas.

IQUITOS, Perú (13 de febrero de 2014) _A medida que Rupesh Bhomia hunde un tubo hueco en un lugar pantanoso cerca de la base de varios árboles altos de palma, el agua turbia le sube hasta las rodillas. “!Tengo la sensación de hundirme!” dijo, añadiendo entre risas: “Pero aquí, eso es algo bueno”.

Bhomia, investigador del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), está parado –o hundiéndose– en turba, una acumulación de hojas descompuestas, ramitas y otros elementos vegetales que se han asentado en el fondo de un aguajal en la región noreste de la Amazonía peruana.

Los bosques tropicales de Perú albergan grandes cantidades de carbono, pero en turberas como esta, se podría almacenar el doble de carbono en el suelo inundado que el que absorben los árboles en la superficie, dijo Bhomia. Debido a que Perú no cuenta con estudios integrales de sus humedales, nadie conoce la extensión de las turberas o la cantidad de carbono que almacenan, dijo la investigadora de CIFOR Kristell Hergoualc’h.

Como resultado, cuando se drena un pantano para tala, agricultura o desarrollo, la cantidad de dióxido de carbono emitido –calculado en base a los árboles cortados– podría ser subestimada porque no incluye las emisiones que proceden de la turba.

Esto puede afectar los informes sobre las emisiones de gases de efecto invernadero que Perú debe presentar a las agencias internacionales, como también la compensación que podría recibir por la implementación de programas REDD+ (Reducción de Emisiones derivadas de la Deforestación y la Degradación de los Bosques), explicó Hergoualc’h. El trabajo que está haciendo con Bhomia y otros investigadores como parte del Programa de Adaptación y Mitigación Sostenible de los Humedales  (SWAMP por sus siglas en inglés) —esfuerzo conjunto que involucra a CIFOR, al Servicio Forestal de los Estados Unidos y al Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP)—  busca cerrar esta brecha de información.

Midiendo el carbono en el subsuelo

Las mediciones precisas requieren medir el carbono en la vegetación a nivel del suelo, en las hojas secas, en la madera del terreno y en la capa de turba debajo del agua en el pantano, dijo Bhomia.

Por lo que en un pantano al borde de la Laguna Quistococha, en las afueras de Iquitos, él y sus colegas han marcado seis parcelas circulares a lo largo de 250 metros medidos con una cinta métrica colocada a nivel del suelo entre los árboles.

Si bien la distancia no es grande, la caminata de parcela a parcela es lenta. Los investigadores no pueden saber al mirar el agua turbia si el terreno es sólido o si se hundirán hasta la pantorrilla. A medida que avanzan a lo largo del transecto se escucha ocasionalmente un sonido fuerte de succión de alguien que está sacando su bota del fango.

Bhomia se detiene en una zona que marcó para la toma de muestras de turba. Mete un tubo hueco en el suelo y luego lo saca para ver una columna de un metro de largo de tierra oscura. Corta muestras de distintas partes de la columna y las guarda en latas de metal rotuladas.

De regreso al laboratorio, secará las muestras y las analizará para medir la cantidad de carbono en cada una de ellas. El registro de la profundidad de la capa de turba y el análisis de las muestras obtenidas en varias decenas de turberas ayudará a los científicos a calcular con más precisión las reservas de carbono en las turberas a lo largo de la Amazonía, dijo.

Cerca del lugar, el estudiante de doctorado de CIFOR Jeffrey Van Lent está instalando un monitor infrarrojo que medirá las emisiones de dióxido de carbono en el suelo. El ecosistema “respira” de manera natural, absorbiendo carbono y liberando dióxido de carbono, dijo. La medición de ese intercambio o flujo de gases de efecto invernadero en turberas no perturbadas, así como en pantanos degradados, ayudará a que los científicos determinen el impacto del cambio en el uso de la tierra –tal como el drenaje de las turberas para la agricultura o el desarrollo– sobre las emisiones de gases de efecto invernadero.

El monitoreo es crucial para la política

En la siguiente parcela a lo largo del transecto, los estudiantes universitarios de Iquitos están contando árboles y tomando nota de las especies. Utilizan una cinta métrica para registrar el diámetro a la altura del pecho y un clinómetro, un dispositivo manual que sirve para medir la altura del dosel. Con esos datos pueden calcular la biomasa en el pantano y la cantidad de carbono almacenado en la vegetación.

Los investigadores del SWAMP también están probando un nuevo método que puede permitir a los científicos desarrollar modelos precisos para estimar la biomasa en bosques tropicales con mayor facilidad. Utilizando un sistema llamado LIDAR terrestre, que combina las tecnologías laser y radar,  los científicos pueden crear imágenes tridimensionales del bosque para cálculos más precisos de las reservas de carbono.

“Necesitamos mejorar la exactitud del inventario de turberas tropicales para determinar la magnitud de la reserva de carbono y estimar la escala de emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con la turba, derivadas de la degradación y del cambio en el uso de la tierra” dijo Hergoualc’h. “Esa información es esencial para respaldar las políticas de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero”.

Para mayor información sobre los temas tratados en el presente artículo, sírvase contactar a Kristell Hergoualc’h al correo electrónico k.hergoualch@cgiar.org

La investigación de CIFOR sobre bosques y nutrición, forma parte del Programa de CGIAR sobre Bosques, Arboles y Agroforestería. El proyecto SWAMP es financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés).

 

(Visited 181 times, 1 visits today)
Tópicos :   REDD+