Investigación

Acceso a bosques estatales es crucial para los pequeños productores rurales

¿Cuál es la relación entre ingresos forestales y tenencia de la tierra? Un estudio global encuentra resultados inesperados.
Compartir
0

Más leídos

Bogor, Indonesia — Un estudio global sobre la relación entre los ingresos forestales y la tenencia ha encontrado que los bosques de propiedad estatal generan más ingresos para los pequeños productores rurales que los bosques privados o comunitarios.

“Los resultados son inesperados porque hay mucha literatura que enfatiza el peso de los bosques comunitarios, especialmente para las personas pobres”, dijo Pam Jagger, autora principal y científica de la Universidad de Carolina del Norte. “Muchas personas se sorprenden de que los bosques estatales podrían estar generando más ingresos tanto por hectárea como por familia, pero tenemos confianza en nuestros resultados, incluso en entornos altamente divergentes”.

El estudio tuvo en cuenta la influencia de la propiedad forestal formal, el nivel de aplicación de las normas y la extensión de los derechos superpuestos sobre los ingresos forestales. Otros hallazgos clave muestran que la aplicación de las normas tiende a restringir el acceso a los bosques comunitarios, disminuyendo con ello los ingresos, y que los sistemas superpuestos de derechos en los bosques estatales pueden aliviar la pobreza en algunos casos.

“Los resultados serán una sorpresa para muchos”, dijo el coautor Marty Luckert, científico de la Universidad de Alberta. “Pero las historias surgieron de manera coherente a partir de toda esa variabilidad”.

El estudio global es producto de la Red de Pobreza y Medio Ambiente (PEN), un esfuerzo de colaboración dirigido por el Centro de Investigación Forestal Internacional (CIFOR). El proyecto de investigación cuantitativa global comparativa de más importancia realizado hasta la fecha sobre bosques y medios de vida rurales analiza datos obtenidos de unos  8 000 hogares en 24 países en desarrollo.

“Tenure and Forest Income: Observations from a Global Study on Forests and Poverty” (“Tenencia e ingresos forestales: Observaciones a partir de un estudio global sobre bosques y pobreza”) es uno de los cinco documentos iniciales que saldrán del estudio. Los otros abordan temas de generación de ingresos y medios de vida rurales, los bosques como redes de seguridad, la tala de bosques y los medios de vida, así como cuestiones de  género y el uso de los bosques. Los trabajos figuran en un número especial de la revista World Development junto con un estudio de caso de PEN y seis estudios no producidos por PEN que van desde casos a nivel micro hasta análisis a nivel nacional.

Tradeoffs versus sinergias

Citando un trabajo de 2002, los investigadores señalan que las cuestiones de tenencia alimentan desde hace tiempo los debates sobre cómo mejorar los medios de vida y promover la gestión sostenible de los bosques. Los principales temas incluyen quién debe poseer los bosques, el efecto de las demandas, y el grado de monitoreo y aplicación de las normas sobre derechos de propiedad.

Este estudio exploró la forma en que la tenencia forestal influye en la capacidad de los hogares rurales para generar ingresos a partir de los bosques. “Si el objetivo es hacer que los bosques actúen como una red de seguridad para los pequeños agricultores pobres, entonces es importante hacer arreglos para que puedan acceder a la riqueza forestal”, dijo Luckert. “En sistemas con derechos muy desarrollados que tienen el propósito de excluir a la gente, ellos no tendrán acceso.

“Por la misma razón, cuando se tiene menos aplicación de las normas y menos exclusión, los incentivos para invertir son diferentes. Si no se invierte, y sólo se extrae, las implicaciones para la sostenibilidad —dependiendo de los ecosistemas y el uso— pueden ser graves”.

Subsistencia versus ingresos en efectivo

En los lugares de estudio, los investigadores encontraron que los bosques estatales representaban el 69% de las áreas forestales a las que tenían acceso los pequeños productores rurales. Además, por familia, los bosques estatales generaban más dinero en efectivo de los ingresos forestales que los bosques privados o comunitarios. De hecho, en los bosques comunitarios, el 80% de los ingresos forestales familiares por hectárea era para subsistencia.

“Los bosques comunitarios a menudo se establecen en zonas marginales o altamente degradadas en comparación con los bosques estatales, que pueden estar semiprotegidos o totalmente protegidos debido a la existencia de madera de mejor calidad, mayor biodiversidad y otros valores”, dijo Jagger. “Así que tiene sentido que los bosques estatales generen más ingresos. Con el impulso de la política comunitaria para transferir funciones de la gestión de los bosques a las comunidades e individuos, es importante tener en cuenta las implicaciones de que la gente pierda acceso a los productos forestales procedentes de los bosques estatales”.

El estudio produjo algunas resultados inesperados relacionados con la aplicación de las normas. Los investigadores esperaban encontrar que las comunidades y los propietarios de bosques privados harían cumplir las normas para combatir la degradación de los bosques y proteger los medios de vida. De hecho, las medidas de control en los bosques comunitarios parecían restringir el acceso, reduciendo así los ingresos.

“La aplicación de las normas es generalmente perjudicial para los ingresos forestales en el corto plazo”, dijo Jagger. “Tiene sentido que los ingresos aumenten cuando se le permite a más gente tomar lo que quiera sin que nadie la detenga. Pero esto no concuerda con la literatura que dice que la gestión forestal es mejor con una mayor aplicación de las normas. Es una compensación: un mayor nivel de gestión sostenible puede restringir el acceso y limitar así los ingresos”. Encontrar un equilibrio que genere a la vez resultados favorables para los medios de vida y para la gestión sostenible es un desafío crucial para los responsables de la formación de políticas.

El estudio, señaló Jagger, sólo mide los ingresos en el corto plazo. Es posible que algunas comunidades hayan aplicado normas para permitir la regeneración de los bosques, lo cual sugiere que tienen una perspectiva a medio plazo de la gestión forestal.

Derechos superpuestos

Los investigadores también encontraron que los derechos superpuestos —por ejemplo, cuando los usuarios de recursos locales tenían por lo menos un acceso parcial a los bosques estatales— eran importantes para mantener los ingresos forestales de los pequeños agricultores. Si bien se esperaba este resultado, adquiere mayor peso dada la sorprendente importancia de los bosques estatales para los ingresos en efectivo.

“Resolver las demandas es obviamente importante, pero los sistemas superpuestos de derechos forestales pueden obrar a favor de los pequeños agricultores en algunos casos, ayudando a aliviar la pobreza”, dijo Jagger. “Las reformas de la tenencia que buscan eliminar los derechos superpuestos probablemente tendrán consecuencias negativas para algunos”.

Aunque este documento examina los ingresos forestales y la tenencia a nivel de la comunidad, un estudio de seguimiento examina cómo afecta la tenencia a subgrupos de familias, incluidas las minorías étnicas, las mujeres y los pobres. Los investigadores proponen varias áreas de trabajo futuro: investigación comparativa centrada en lugares donde existen paralelamente bosques estatales, comunitarios y privados; y estudios longitudinales sobre las compensaciones y las sinergias entre la sostenibilidad de los bosques y los ingresos forestales.

También están preparados para escuchar a los detractores.

“Hay un grupo bastante influyente de organizaciones de incidencia que están impulsando con fuerza la transferencia de funciones del sector forestal, mayor aplicación de las normas y derechos de propiedad claros”, dijo Jagger.

Luckert agregó que “si bien tales direcciones pueden contribuir a la sostenibilidad a largo plazo, proporcionando tal vez mejores medios de vida para los que tienen acceso, tales medidas podrían tener graves repercusiones para los medios de vida de la población rural pobre en el corto plazo”.

Para más información sobre los temas planteados en este artículo, contáctese con Pam Jagger en pjagger@unc.edu.

El apoyo financiero para el estudio global fue proporcionado por ESRC-DFID, DANIDA, USAID (BASIS-CRSP), IFS y el Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería (CRP-FTA).

(Visited 95 times, 1 visits today)
Tópicos :   Bosques y medios de vida Tenencia forestal Pequeños productores