Discurso

Presidente del IPCC: ‘Grandes oportunidades’ en agricultura y forestería para mitigar cambio climático

Los sectores agricultura, forestería y uso de la tierra se combinan para representar alrededor del 24% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero. En consecuencia representan sectores con grandes oportunidades para la mitigación del cambio climático.
Compartir
0

Más leídos

El Presidente del IPCC habla durante una sesión en la Cumbre Bosques de Asia el martes 6 de mayo de  2014.

El Presidente del IPCC habla durante una sesión en la Cumbre Bosques de Asia el martes 6 de mayo de 2014.

Nota del editor: Regístrese en forestsasia.org para ver actualizaciones de noticias de la Cumbre de los Bosques de Asia. Vídeos de todas las presentaciones y discursos de la Cumbre serán publicados aquí.

YAKARTA, Indonesia — Los sectores de la agricultura y la forestería desempeñan un papel crucial en la mitigación del cambio climático, dijo el martes el máximo experto mundial en cambio climático, llamando a la acción antes de la próxima ronda de negociaciones sobre un nuevo acuerdo que sustituya al Protocolo de Kioto.

“Si el mundo quiere limitar el aumento de la temperatura a dos grados centígrados, el camino que tenemos que seguir es muy claro”, dijo Rajendra Pachauri, presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), en el último día de la Cumbre de los Bosques de Asia en Yakarta. “Y eso, en cierto sentido, debe ser visto como una oportunidad antes que como una carga más para las diferentes sociedades del planeta”.

El quinto y más reciente informe del IPCC enfatizó la importancia de transformar el sector energético para impedir que la temperatura de la Tierra aumente más de dos grados centígrados para finales de siglo.

“Los sectores agricultura, forestería y uso de la tierra se combinan para representar alrededor del 24% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero. Y en consecuencia encontramos que este es otro sector que tiene grandes oportunidades para la mitigación”, dijo Pachauri.

“Al menos en términos de emisiones de gases de efecto invernadero, están creciendo más rápido que en cualquier época en el pasado, por lo que son motivo de preocupación, lo cual es razón para la acción”, dijo Pachauri.

Sus comentarios se produjeron cuando se acerca la fecha límite de 2015 para un nuevo acuerdo sobre el cambio climático que reemplace el Protocolo de Kioto. Las naciones han estado estancadas desde que el protocolo expiró en 2012. En 2011 acordaron concluir un nuevo tratado en París el próximo año, que entrará en vigor en 2020.

El IPCC pronostica que “el costo de esta vía de mitigación es realmente muy bajo”, dijo Pachauri, aunque el informe estimó que se necesitan $147 mil millones al año hasta 2030 a fin de triplicar las fuentes de energía más limpias para producir electricidad para 2030.

“Hemos estimado que para poder llevar a cabo este tipo de reducción de las emisiones, la pérdida en el consumo por año a nivel mundial no sería más de 0,06% del PIB mundial”, dijo Pachauri, en referencia a las previsiones del IPCC para el final de siglo.

En la cumbre de dos días, los expertos financieros expresaron la voluntad del sector privado de financiar una economía más verde, diciendo que estaban esperando señales de política claras y modelos de inversión más sofisticados antes de lanzar fondos al ruedo.

Sin embargo, algunos economistas dicen que los costos serán más altos que lo que el IPCC sugiere, señalando a naciones europeas que ya gastan muy por encima de 0,06% de su PIB en energía más limpia.

Incluso si los costos son más altos, hay una variedad de beneficios colaterales que también tienen valor, dijo Pachauri. Recortar las emisiones de gases de efecto invernadero supondrá mejor seguridad energética, menores niveles de contaminación, ecosistemas protegidos y oportunidades de empleo incluso mayores potencialmente. La salud humana y la seguridad alimentaria también se beneficiarían, dijo, y agregó que la última evaluación encontró que los impactos del cambio climático en la agricultura eran “mucho más graves” que lo que se creía en un principio.

La primera parte del quinto informe del IPCC fue lanzada el año pasado, y confirmó que las actividades humanas han sido la principal causa del cambio climático desde mediados del siglo XX.
Pronostica que la temperatura aumentará entre 0,3 y 4,8 grados centígrados para finales del siglo XXI bajo diferentes escenarios.

Para asegurar que el planeta no supere un aumento de temperatura de dos grados centígrados, las emisiones postindustriales totales de carbono de todas las fuentes deben limitarse a 1,000 millones de toneladas, encontró el informe.

Alrededor de la mitad del presupuesto ya se ha consumido, dijo Pachauri, quien agregó que el mundo tendrá que llegar a emisiones negativas a finales del siglo para permanecer por debajo del tope de dos grados centígrados.

(Visited 61 times, 1 visits today)