Investigación

Percepciones de niños sobre bosques ofrecen importantes lecciones acerca del medio ambiente

Bogor, Indonesia —En un estudio de reciente publicación, en que también participó el Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), se pidió a 247 niños de entre 10 y 15 años que viven en las provincias de Kalimantan Oriental y Occidental que dibujaran el presente y el futuro de su medio ambiente. Los dibujos de los niños pronosticaron deterioros alarmantes en la vida silvestre, las áreas forestales y los servicios ambientales. La investigación reveló otros resultados intrigantes: los niños que viven en los paisajes con más bosque predijeron un deterioro menor de las condiciones ambientales durante los próximos 15 años; los bosques, el agua limpia y la vida silvestre estarían preservados en su mayor parte. Sin embargo, en áreas con intensa deforestación, los niños supusieron que la vida silvestre y los bosques desaparecerían por completo.
Compartir
0

Más leídos

BOGOR, Indonesia — A través de los ojos de los niños, el futuro de Borneo se ve sombrío.

En un estudio de reciente publicación, en que también participó el Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), se pidió a 247 niños de entre 10 y 15 años que viven en las provincias de Kalimantan Oriental y Occidental que dibujaran el presente y el futuro de su medio ambiente. Los dibujos de los niños pronosticaron deterioros alarmantes en la vida silvestre, las áreas forestales y los servicios ambientales.

La investigación reveló otros resultados intrigantes: los niños que viven en los paisajes con más bosque predijeron un deterioro menor de las condiciones ambientales durante los próximos 15 años; los bosques, el agua limpia y la vida silvestre estarían preservados en su mayor parte.

Sin embargo, en áreas con intensa deforestación, los niños supusieron que la vida silvestre y los bosques desaparecerían por completo.

“Estos niños entienden perfectamente los problemas ambientales y las interacciones entre las variables ambientales”, dijo Anne-Sophie Pellier, autora principal de la investigación.

“Los niños generalmente identificaron en sus dibujos actividades humanas específicas como la causa principal del agotamiento de recursos tales como el agua limpia, el aire fresco, la fauna y los ecosistemas forestales. Los niños también pensaron que esta destrucción se traduciría en un aumento alarmante de los desastres naturales, la contaminación del aire y el agua y el aumento de las temperaturas”, explicó.

SE HA PERDIDO EL 30% DE LOS BOSQUES

La investigación también encontró que para los niños, las causas principales de la disminución de los bosques y el aumento de los desastres ambientales son las plantaciones de palma aceitera, la tala ilegal, la minería y el tendido de carreteras.

“En Borneo, los niños crecen cada vez más en paisajes dominados por el hombre que se expanden a costa de la biodiversidad y los servicios forestales en detrimento del bienestar de las comunidades”, dijo Pellier.

La isla de Borneo —dividida entre Indonesia, Malasia y Brunei presenta altas tasas de deforestación.

Un reciente estudio dirigido por David Gaveau, del CIFOR, también coautor del estudio de los niños, encontró que la isla ha perdido el 30% de su superficie forestal desde la década de 1970; la rápida expansión de las industrias agrícolas y extractivas —así como las carreteras construidas para sostenerlas— son en gran parte responsables.

El estudio forma parte del proyecto de investigación Borneo Futures, que busca un mejor manejo de los bosques y las tierras en la isla.

Captar las perspectivas de la población sobre el uso y los valores de los bosques es uno de los componentes clave de la investigación. Los investigadores utilizan estos hallazgos para evaluar los factores socioeconómicos y ambientales subyacentes que afectan estas percepciones, y las percepciones de los niños son consideradas parte integral de esta investigación.

“Los niños son la generación responsable de la condición futura del medio ambiente y de su propio bienestar; es importante comprender cómo lo perciben”, dijo Pellier a Los Bosques en las Noticias.

El aspecto más preocupante de la situación en Borneo, dijo Pellier, es que los niños podrían llegar a aceptar como norma la percepción que ellos tienen de su medio ambiente degradado (conocido como “síndrome de la línea de base cambiante“). Sin embargo, el estudio parece mostrar que esto aún no sucede, de acuerdo con Pellier:

“Los niños parecen tener plena conciencia de cómo era su medio ambiente en el pasado. Y están preocupados”.

ALBUM DE FOTOS: HAGA CLIC EN LOS LINKS DE ABAJO PARA VERLAS

[SlideDeck2 id=23637]

IMÁGENES DEL BOSQUE

En el estudio, niños de 22 aldeas dibujaron dos imágenes: una para ilustrar sus impresiones actuales del bosque y su fauna, y otra para representar cómo se lo imaginan en el futuro.

“Los dibujos ofrecen una buena herramienta metodológica para captar las percepciones de los niños, sobre todo cuando son demasiado tímidos, no saben escribir o no pueden expresar sus pensamientos en palabras”, dijo Pellier. También se registraron los comentarios de los niños sobre sus dibujos y estos tampoco son alentadores.

“La temperatura del aire se volverá más cálida, y no habrá árboles para detener la erosión del suelo y las inundaciones”, dijo uno.

Otro dijo: “Los animales silvestres también se extinguirán porque son cazados demasiado a menudo por personas que no asumen sus responsabilidades, y perderán su hogar”.

En general, Pellier dijo estar sorprendida por lo bien que los niños distinguen entre los recursos naturales y sus funciones. “Los bosques dan oxígeno y proporcionan plantas medicinales, frutas, semillas, miel y madera”, explicó un grupo de niños.

TIENEN MUCHO EN JUEGO

El equipo que trabaja en el proyecto Borneo Futures, dirigido por el científico Erik Meijaard, asociado de CIFOR, espera que esta investigación integre mejor las voces de la población local en la formulación de políticas gubernamentales.

“Comprender lo que impulsa las visiones ambientales entre los niños y la forma en que consideran el equilibrio entre desarrollo económico y cambio social y ambiental podría ayudar a configurar políticas óptimas de uso de la tierra”, dijo Meijaard.

El estudio también puede aportar a programas de educación y sensibilización que refuercen comportamientos positivos hacia el medio ambiente, agregó Pellier.

Los investigadores enfatizaron la importancia de integrar las percepciones intergeneracionales de la gente en la política ambiental y la toma de decisiones a nivel local y nacional.

“Los niños tienen en promedio más años de vida por delante y el mayor interés en abordar los problemas ambientales para garantizar la sostenibilidad de los recursos naturales”, dijo Pellier. Debemos escucharlos”.

El estudio, Through the Eyes of Children: perceptions of environmental change in Borneo (A través de los ojos de los niños: percepciones del cambio ambiental en Borneo), fue publicado en la revista de acceso abierto PLoS ONE.

Para más información sobre los temas de esta investigación, sírvase contactar a Anne-Sophie Pellier pellier.annesophie@gmail.com, Erik Meijaard emeijaard@gmail.com o David Gaveau d.gaveau@cgiar.org

Este trabajo forma parte del Programa de Investigación de CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería, apoyado por el programa de investigación Bosques y Medio Ambiente de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Arcus Foundation.

(Visited 250 times, 1 visits today)