Investigación

Investigación sobre salvaguardas evalúa participación local y percepciones de etapas iniciales de REDD+

Compartir
0

Más leídos

SALT LAKE CITY, EE. UU. — Una investigación preliminar muestra una participación un tanto limitada a nivel comunitario en los esfuerzos iniciales por reducir las emisiones de carbono mediante una disminución de la deforestación tropical, según un grupo de científicos en una conferencia reciente.

Los hallazgos de las iniciativas de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación de Bosques (REDD+) en seis países están relacionados con las salvaguardas de REDD+, mecanismos creados para mitigar los riesgos sociales y ambientales y promover beneficios no relacionados con el carbono. Estas salvaguardas incluyen garantizar una participación plena y efectiva de las partes relevantes, incluidas las poblaciones locales.

“Hemos hallado bajos niveles de conocimiento y participación en las etapas iniciales de las iniciativas de REDD+ a nivel de  las comunidades”, dijo Amy Duchelle, científica del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) y miembro del equipo del Estudio Comparativo Global (GCS) sobre REDD+ de CIFOR. “Pero ello podría deberse a que las entrevistas se realizaron en una etapa temprana en la que muchos proponentes —es decir, las entidades ejecutoras de REDD+— estaban iniciando los esfuerzos de sensibilización entre la población local”.

El estudio comparativo global tiene como objetivo apoyar a los responsables del diseño de políticas y profesionales con información, análisis y herramientas, así como promover la validez, la eficiencia de costos, la equidad y los cobeneficios, tanto en términos sociales como ambientales.

  • En el Foro Global sobre Paisajes: los países deben cumplir con siete salvaguardas REDD+, las cuales requieren, entre otros, sistemas de información para permitir los pagos basados en resultados. ¿Cómo pueden estos sistemas permitir el acceso a oportunidades de financiamiento de REDD+? Este será el tema de una sesión en el próximo Foro Global sobre Paisajes, que se celebrará en Lima los día 6 y 7 de diciembre. Haga clic aquí para obtener más información.

Duchelle y sus colegas están evaluando los impactos iniciales de los proyectos y programas de REDD+ utilizando un enfoque orientado a evaluar el “antes y después”, comparando los datos recogidos en las encuestas realizadas a hogares, comunidades y mujeres en 2010-2012 con los datos del periodo 2013-2014.

Las comunidades que participaron en intervenciones de REDD+ serán comparadas con las que no lo participaron, antes y después de la implementación, en 23 sitios de REDD+ en seis países: Brasil, Camerún, Indonesia, Perú, Tanzania y Vietnam, abarcando un total de 190 aldeas y más de 4.500 hogares.

“Las iniciativas a nivel subnacional proveen evidencia de cómo la gente podría beneficiarse o perjudicarse debido a los procesos de REDD+, específicamente en lo que se refiere al respeto de los derechos locales, la participación y la promoción de los cobeneficios sociales”, dijo Duchelle en una presentación realizada durante el Congreso Mundial de la Unión Internacional de Organizaciones de Investigación Forestal (IUFRO).

En los sitios de REDD+ de la muestra, el número de pobladores que tenían conocimiento de las iniciativas de REDD+ fue bastante bajo: menos de una cuarta parte de los hogares habían oído hablar de REDD+ en términos generales. Entre los que manifestaron comprender las iniciativas de REDD+, la participación local real era también baja: el 27 %de los encuestados había participado en las etapas iniciales del diseño o la implementación, pero esta participación se reducía simplemente a haber asistido a una reunión y, en la mayoría de casos, había sido pasiva.

ESPERANZAS Y TEMORES

Los investigadores de CIFOR también le preguntaron a la población local sobre sus esperanzas y preocupaciones respecto de las iniciativas de REDD+. La esperanza más común se relacionaba con la mejora de los ingresos y el bienestar, lo cual se refleja en las actividades de mejora de los medios de subsistencia, que se han convertido en parte medular de las intervenciones de muchas de estas iniciativas. La preocupación principal también estuvo relacionada con los ingresos: la población local temía que sus medios de subsistencia pudieran verse perjudicados por las intervenciones de REDD+, o en su defecto, que no pudieran experimentar ver beneficios en términos de sus ingresos.

En estos sitios se están aplicando una serie de intervenciones de REDD+ y otras más también basadas en los bosques; estas pueden ser consideradas como condiciones de facilitación (actividades de preparación tales como la seguridad de la tenencia, educación ambiental, preparación de las comunidades), incentivos (pago por servicios ambientales, certificación, subvenciones) y desincentivos (mecanismos de regulación, cumplimiento ambiental, impuestos).

En conjunto, en todas las comunidades se están desarrollando o se han desarrollado más de 450 intervenciones basadas en los bosques, con más incentivos que desincentivos.

“Esto puede parecer algo realmente bueno -se está castigando a las personas menos de lo que se está tratando de apoyarlas-, pero esto no revela el verdadero peso de cada intervención”, dijo Duchelle. “Un desincentivo que prohíbe prácticas de rotación de cultivos puede afectar a las personas seriamente y ser muy difícil de compensar, incluso con muchos incentivos”.

De hecho, la mayor parte de los ingresos en los sitios de la muestra provenían de cultivos y ganadería, lo que indica que cualquier esfuerzo orientado a cambiar las prácticas agrícolas de estas comunidades tendrá un impacto en sus ingresos.

“Esto destaca la importancia de complementar con incentivos los desincentivos, asegurándose de compensar a las personas más de lo que se las sanciona, para evitar hacerles daño y promover los cobeneficios sociales cuando sea posible”, dijo Duchelle.

Para obtener más información sobre los temas tratados en este blog, por favor póngase en contacto con Amy Duchelle en a.duchelle@cgiar.org o con Daju Resosudarmo en d.resosudarmo@cgiar.org.

Esta investigación se llevó a cabo como parte del Estudio Comparativo Global sobre REDD+ y el Programa de Investigación de CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería, y recibió el apoyo de NORAD, AusAID, DFID, la Comisión Europea, la Agencia Finlandesa de Cooperación al Desarrollo y la Fundación David y Lucille Packard.

(Visited 61 times, 1 visits today)
Tópicos :   REDD+