Investigación

Estudiar los caminos forestales para detectar la degradación de los bosques

Compartir
0

Más leídos

Un camión maderero recorre un camino en el sur de Camerún. Los caminos de explotación forestal pueden ser útiles para estimar la degradación de los bosques, según señala una nueva investigación. Fotografía de Ollivier Girard / CIFOR.

Un camión maderero recorre un camino en el sur de Camerún. Los caminos de explotación forestal pueden ser útiles para estimar la degradación de los bosques, según señala una nueva investigación. Fotografía de Ollivier Girard / CIFOR.

Cameroon - BOGOR, Indonesia — Los caminos de explotación forestal pueden ofrecer una manera simple y precisa de estimar la cantidad de vegetación eliminada por los madereros, señala un estudio realizado en Camerún.

Este método permite a los investigadores “ver de manera indirecta” los efectos ecológicos de la llamada tala selectiva, dijo Denis Sonwa, científico principal del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) y uno de los coautores del estudio. Este tipo de tala tiende a eliminar los árboles más grandes y puede producir agujeros en la cobertura vegetal.

 Esto significa que cuando nos sentemos a hablar con la gente que realiza la tala y con quienes formulan las políticas y planes que la controlan, estaremos en condiciones de hacerlo con información que puede verificarse científicamente.

Sonwa señaló que este método puede proporcionar datos útiles de bajo costo, puesto que la red de caminos asociados a la explotación vegetal puede bien medirse en el terreno o ser captada en imágenes satelitales, tecnología que ya está ampliamente disponible para los investigadores.

“El hecho de que se puedan usar imágenes satelitales para brindar parámetros confiables para calcular cuántos árboles son talados, significa que es una fuente de datos muy valiosa para apoyar la planificación de la gestión forestal sostenible”, dijo.

La región del sudeste de Camerún que fue parte del estudio se encuentra reservada para la tala sostenible, pero los investigadores expresaron preocupación por el hecho de que dos especies —Triplochyton scleroxylon, conocida localmente como “ayous”, y Entandrophragma cylindricum, conocida localmente como “sapelli”, son las más explotadas por los madereros. Según los investigadores, se deben diseñar políticas que aseguren la supervivencia continuada de estas especies, y garantizar que otras especies sean explotadas de forma más equitativa.

Pero los científicos podrían fundamentar sus preocupaciones sobre la política forestal de manera más eficaz si tuvieran datos sólidos sobre la pérdida de biomasa y de reservas de carbono forestal, derivado de una estimación con validez científica comprobada, dijo Sonwa.

Esto es algo que los caminos de explotación forestal y otros parámetros captados por las imágenes satelitales podrían proporcionar. Los responsables políticos podrían negociar desde una posición más fuerte con otras agencias gubernamentales y empresas de explotación forestal en el contexto de la iniciativa REDD+, un programa destinado a reducir las emisiones de carbono provenientes de la destrucción de los bosques.


En el Foro Global sobre Paisajes: ¿Cuáles son las principales oportunidades para el aprovechamiento de los datos de teledetección para cambiar la política y la práctica en la gestión forestal y de paisajes? Estos y otros temas serán discutidos en una sesión del próximo Foro Global sobre Paisajes. Haga clic aquí para obtener más información.


“Ese es uno de los objetivos”, dijo Sonwa. “Podría ayudar con la parte científica. Esto significa que cuando nos sentemos a hablar con la gente que realiza la tala y con quienes formulan las políticas y planes que la controlan, estaremos en condiciones de hacerlo con información que puede verificarse científicamente, que es más dificil de refutar”.

Los investigadores también sugieren que simplemente ubicando los patios de tala más cerca de los caminos principales, los madereros podrían reducir de manera significativa la cantidad de vegetación que se pierde. Actualmente estos tienden a estar dentro de las concesiones de explotación forestal, lo que requiere la construcción de más caminos.

 LOS OJOS EN EL CIELO, LAS BOTAS EN EL SUELO

El estudio se realizó en 2013 en una concesión en el sudeste de Camerún destinada para tala selectiva. En lugar de eliminar todos los árboles, la tala selectiva selecciona determinadas especies de alto valor comercial.

Sin embargo, estos tienden a ser los árboles más grandes, lo que produce impactos en el ecosistema, tales como agujeros en la cobertura forestal que alteran los microclimas, causan perturbaciones en el suelo y afectan la composición de especies, entre otros.

Al aplicar métodos estadísticos a las observaciones basadas en el terreno, los investigadores encontraron que la densidad de caminos de explotación forestal permite explicar por sí sola la pérdida de biomasa, comprobada a nivel del terreno, con casi un 66 % de precisión. Cuando este resultado se combina con los datos de NDVI (siglas en inglés de Índice de Vegetación de Diferencia Normalizada) obtenidos del espectroradiómetro de imágenes de media resolución de la NASA (MODIS, por sus siglas en inglés), la precisión de la estimación mejoró a un 73%.

EL TAMAÑO IMPORTA

El sistema de caminos de explotación forestal se dividió en caminos primarios, secundarios y terciarios, dijo Sonwa. La última categoría corresponde a los caminos más pequeños, pero como estos eran mucho más numerosos en general, afectaron un área mayor del bosque, lo que resultó en una mayor pérdida de biomasa forestal.

Los hallazgos del estudio sugieren que simplemente con ubicar los patios de tala más cerca de los caminos primarios de mayor tamaño, los madereros podrían reducir de manera significativa la superficie afectada por los caminos terciarios y, en consecuencia, la cantidad de vegetación que se pierde, dijo Sonwa.

La silvicultura es una actividad económicamente muy importante para Camerún. Madereros de todo el mundo están explotando sus bosques, incluyendo algunos de lugares tan lejanos como China y Malasia. Sonwa agregó que no se hacía ilusiones sobre sus intenciones. “Están allí para ganar dinero”, dijo.

Esta información ayudará a dar una base científica más sólida a los políticos en sus esfuerzos por diseñar políticas de explotación forestal sostenibles, según el investigador

Es importante destacar también que este método puede ser aplicado en cualquier lugar donde se practique la tala selectiva, dijo Sonwa.

Para obtener más información acerca de los temas de esta investigación, por favor póngase en contacto con Denis Sonwa en d.sonwa@cgiar.org

Esta investigación fue financiada por el Fondo Francés para el Medio Ambiente Mundial (FFEM), la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y “ Helsingin yliopiston alumni ry:n rahaston hoitokunta association”, y forma parte del Programa de Investigación de CGIAR sobre Bosques, Arboles y Agroforestería.

(Visited 227 times, 1 visits today)
Tópicos :   REDD+