Opinan los expertos

Más allá del diálogo: construir confianza para salvar los bosques y promover el desarrollo

¿cómo podemos mejorar la confianza entre las comunidades locales, los gobiernos y otros actores? Expertos explican en un panel especializado.
Compartir
0

Más leídos

LIMA, Perú- Si hay algo que todos los involucrados en la gobernanza forestal están de acuerdo, es en la necesidad de generar confianza dentro, así como entre grupos, como indicaron expertos y líderes indígenas durante un panel de discusión en el Global Landscapes Forum, en el marco de la Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU en Lima, en diciembre pasado.

El debate fue organizado por el Grupo de trabajo de Gobernadores sobre Clima y Bosques (GCF) y el Sustainable Tropics Alliance, Forest Based Livelihoods Consortium.

Mucho se ha dicho sobre la promoción de plataformas de diálogo entre actores múltiples, donde el gobierno, la sociedad civil, los grupos indígenas y el sector privado actúen juntos. Y los gobiernos locales están en una muy buena posición para fomentar este intercambio, explicó Rosa María Vidal, Directora Ejecutiva del Grupo de trabajo de Gobernadores sobre Clima y Bosques.  El diálogo es fundamental, dijo, pero no es suficiente para reducir la deforestación.

El Grupo de trabajo de Gobernadores sobre Clima y Bosques (GCF) es una colaboración subnacional única entre 26 Estados y provincias de Brasil, Indonesia, México, Nigeria, Perú, España y Estados Unidos; que busca mejorar los programas de Desarrollo Rural bajo en Emisiones (LED-R) y la Reducción de Emisiones derivadas de la Deforestación y Degradación (REDD +), a través de sistemas de incentivos basados en el desempeño y los métodos de distintos actores interesados.

El panel, organizado por GCF, reunió una gama de involucrados, incluyendo gobiernos, indígenas y comunidades, junto al sector privado, para examinar el progreso y los obstáculos a lo largo del camino de los proyectos de Desarrollo Rural Bajo en Emisiones.

Para empezar, hay diferentes niveles de diálogo. Una práctica frecuente ha sido que “en cuanto a megaproyectos sólo se consulta con las comunidades locales cuando se sabe que las comunidades estarán de acuerdo con la implementación”, dijo Edwin Vasquez, líder de la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA).

“Hay diálogo al inicio pero no una visión compartida”, según Levi Sucre Romero, un líder indígena de Costa Rica.  Las comunidades locales ven esto como falta de voluntad política y coherencia cuando megaproyectos no alcanzan el visto bueno de los gobiernos.

En el caso del Estado de Jalisco, en México, “Ha habido históricamente un cumplimiento de las normas ambientales”, dijo la Secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo Regional, María Magdalena Ruiz Mejía. Pero esto está cambiando ahora que se busca tomar un papel activo en la resolución de conflictos ambientales cada vez que es solicitado por las comunidades locales. Si bien aún es gradual, constantemente se busca la construcción de la confianza.

En primer lugar, se deben dar derechos sobre tierra y asegurar la tenencia de los pueblos indígenas para que puedan luchar contra las grandes amenazas relacionadas a los megaproyectos.

Sin embargo, si la población local en la práctica todavía es criminalizada y detenida por la protección de sus bosques, esto supone un obstáculo mayor para el establecimiento de la confianza, según Mina Setra, Secretaria General Adjunta de la Alianza de los Pueblos Indígenas de los archipiélagos (AMAN).

Entonces, ¿cómo podemos mejorar la confianza entre las comunidades locales, los gobiernos y otros actores?

“En primer lugar, se debe dar derecho sobre la tierra y asegurar la tenencia de los pueblos indígenas para que puedan luchar contra las grandes amenazas relacionadas con los megaproyectos”, subrayó Vásquez.

Una comprensión fundamental de los valores es otro paso inicial, dijo Romero. El reconocimiento del papel histórico de las comunidades locales en la conservación de los ecosistemas es esencial para lograr este objetivo.

Dande Tavares, de la Compañía para el Desarrollo de Servicios Ambientales (Companhia de Desenvolvimento de Serviços Ambientais) en Acre, Brasil, señaló que se toman en cuenta la contribución histórica de las comunidades indígenas para construir y entregar servicios ecosistémicos en el diseño de mecanismos de distribución de beneficios.

“Necesitamos un lenguaje común, y los LED-R pueden ofrecer esto a través de entendimiento como  que más bosques equivale a más alimentos”, dijo Peter Holmgren, Director General de CIFOR. “No sólo podemos usar la deforestación como la palabra común”, agregó.

Y si se establece la confianza, entonces no tenemos que preocuparnos por tener diferentes prioridades a diferentes niveles y escalas, Holmgren añadió  que “la diversidad en el establecimiento de prioridades es positiva y debemos asumirla”.

Va a ser un largo y difícil viaje para construir, o en algunos casos recuperar, la confianza de las comunidades indígenas de América del Sur después de los recientes asesinatos trágicos de líderes indígenas en Perú y Ecuador. Pero esto lo hace un viaje aún más urgente y necesario, según los expertos.

(Visited 79 times, 1 visits today)