Investigación

La restauración de paisajes: un delicado equilibrio entre gente, política y propósitos

Compartir
0

Más leídos

Un manglar en Bali, Indonesia. En todo el sudeste de Asia están surgiendo proyectos de restauración de manglares, con distintos grados de éxito. Fotografía de Aulia Erlangga / CIFOR.

Un manglar en Bali, Indonesia. En todo el sudeste de Asia están surgiendo proyectos de restauración de manglares, con distintos grados de éxito. Fotografía de Aulia Erlangga / CIFOR.

BOGOR, Indonesia — Las actividades humanas han pasado factura a los bosques del mundo: dos terceras partes de los ecosistemas de la Tierra podrían ser considerados degradados, según cálculos del Centro para la Diversidad Biológica.

En el 2010, los países que forman parte de la Convención sobre la Diversidad Biológica se comprometieron a restaurar el 15% de los ecosistemas degradados del mundo para el año 2020, lo que podría incrementar la resiliencia de tales sistemas frente al cambio climático y también la cantidad de carbono que almacenan.

El asunto es tan complicado como parece.

“Para ser exitosa, una restauración ecológica, o restauración del paisaje, debe ser multidisciplinaria y transdisciplinaria”, señala Manuel Guariguata, científico del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), radicado en Perú. “Involucra a las ciencias sociales, las ciencias biofísicas y la economía ambiental, así como acuerdos formales e informales de gobernanza”.

Los planificadores también deben pensar en grande.

“Los diseñadores de proyectos de restauración deben adoptar siempre un verdadero enfoque de paisajes, eso significa decenas de miles de hectáreas”, afirma Guariguata. “Al ampliar la escala, se enfrentan más desafíos que cuando se trabaja al nivel de la parcela”.

Debido a que los paisajes cruzan las fronteras políticas, las normas nacionales y locales deben ser compatibles, añade.

“Debe haber buenos sistemas de gobernanza que tomen en cuenta la situación global, nacional y local. Si estos vínculos no están bien desarrollados, los objetivos globales serán ineficaces”.

Bosques en las Noticias preguntó a tres expertos sobre el presente y futuro de la restauración de paisajes. A continuación, una transcripción de las entrevistas.

Bosques cerca de la costa atlántica de Brasil. Los esfuerzos del país por restaurar sus bosques atlánticos han tenido éxito en parte debido a la participación de los grupos de interés y a que se tomaron en consideración todos los usos del suelo, no solo la conservación. Fotografía de Robertcurtin / Flickr.

Bosques cerca de la costa atlántica de Brasil. Los esfuerzos del país por restaurar sus bosques atlánticos han tenido éxito en parte debido a la participación de los grupos de interés y a que se tomaron en consideración todos los usos del suelo, no solo la conservación. Fotografía de Robertcurtin / Flickr.

 

 Manuel Guariguata, científico principal de CIFOR

Sobre la lógica detrás de la restauración de paisajes

La restauración de paisajes es una forma de optimizar el uso del suelo, generalmente para devolver un paisaje a un estado en el que cuente con un conjunto mínimo de características biofísicas, por ejemplo, suministro de agua limpia, incorporación de la biodiversidad o simplemente devolver un sitio muy degradado a un nivel aceptable de funcionamiento. El ecosistema no necesariamente tiene que tratar de imitar su estado original.

Sobre algunos ejemplos exitosos en América Latina

La restauración del bosque atlántico en Brasil es un ejemplo particularmente bueno porque involucra las opiniones e intereses de diversas partes que se encuentra trabajando hacia un objetivo común, que es la recuperación de la biodiversidad, pero con consideraciones sociales y económicas, además de principios de gobernanza bien concebidos.

Se ha adoptado un enfoque de abajo hacia arriba (bottom-up) que involucra a una coalición de diversas partes interesadas: el sector privado, las organizaciones no gubernamentales, el mundo académico y el gobierno local y estatal. Tiene una estructura de gobierno única, compuesta por un consejo de coordinación, unidades regionales y grupos de trabajo sobre asuntos técnicos, recaudación de fondos y cuestiones de política pública. Esta coalición ha sido esencial para integrar todas las dimensiones e intereses para la recuperación de la biodiversidad en un ecosistema que estaba al borde de la extinción.

Sobre los obstáculos a la restauración de paisajes

Falta de derechos de tenencia, asignación poco clara de las tierras y cuestiones relacionadas con la propiedad de la tierra; falta de diálogo intersectorial; y, en muchos casos, un mal gobierno que impide los esfuerzos de restauración. Cuando las leyes locales no son coherentes con las leyes nacionales para una determinada cuenca, se crean mucha confusión, cuellos de botella y callejones sin salida. Si existe falta de continuidad de las normas en los niveles nacional, subnacional y local, surgirán problemas.

Sobre las lecciones que se pueden aprender de los esfuerzos de América Latina

En algunos países, aún se ven muchos enfoques de restauración de arriba hacia abajo (top-down) dirigidos por el Gobierno, con mandatos nacionales ambiciosos como plantar mil millones de árboles, pero si no hay una visión global que incorpore a todos los sectores de la sociedad y a todas las partes interesadas, estos no funcionarán. Los enfoques de arriba hacia abajo no son necesariamente malos, pero estos objetivos ambiciosos dirigidos por los Gobiernos a menudo se quedan cortos en la implementación porque ignoran esas otras dimensiones.

Sobre la necesidad de mayor investigación

Desde un punto de vista biofísico, aún tenemos que trabajar más en hacer coincidir especies con lugares. También es importante tener un verdadero y más amplio enfoque de paisajes. A la labor de investigación aún le falta aumentar su escala, tanto desde las perspectivas social y biofísica, como desde el punto de vista de la prestación de servicios ecosistémicos. Se tiende a pensar en la restauración a escala de las parcelas, sin tomar en cuenta cuestiones más amplias de conectividad ecológica en el contexto del cambio climático, que facilitarían la migración.

 Bosques de manglares en Nusa Lembongan, Indonesia. Los esfuerzos de restauración de manglares en todo el sudeste de Asia se enfrentan a los esfuerzos por expandir las granjas de acuicultura costeras. Fotografía de CIFOR.

Bosques de manglares en Nusa Lembongan, Indonesia. Los esfuerzos de restauración de manglares en todo el sudeste de Asia se enfrentan a los esfuerzos por expandir las granjas de acuicultura costeras. Fotografía de CIFOR.

Jurgenne Primavera, asesor científico principal de manglares de la Sociedad Zoológica de Londres

Sobre un enfoque holístico para la restauración de paisajes

En mi trabajo con los manglares, utilizo el término “rehabilitación”, que implica la restauración del ecosistema a un cierto grado de funcionamiento. No es el 100%, pero es un nivel mejor que el estado degradado.

En las Filipinas, en los últimos años, hemos sufrido una serie de desastres naturales: inundaciones, tifones y otros, la mayoría de los cuales pueden ser explicados por cambios de uso del suelo que han llevado a la degradación del hábitat, especialmente el hábitat marino. Para restaurar la resiliencia tanto de los ecosistemas naturales como de los seres humanos que dependen de ellos, se requiere un enfoque de paisajes, o lo que llamamos “de la cumbre al arrecife”, un enfoque que va desde las montañas hasta los arrecifes de coral.

No se puede considerar los hábitats de manera aislada. Los manglares son importantes para el almacenamiento de carbono, así como para la protección contra las tormentas y el aumento del nivel del mar. Uno puede hacer su mejor esfuerzo en favor de los manglares, pero si los bosques de las tierras altas siguen estando degradados, entonces la escorrentía sofocará a los manglares y continuará hasta llegar los lechos marinos vegetales. Es necesario un enfoque holístico.

Sobre los retos que enfrenta la restauración de manglares en la práctica

Algunos dicen: “No toquen los manglares”, pero en las Filipinas, donde la pesca y la acuicultura tienen tanta importancia, esa no es una alternativa. Es necesario desarrollar algunos manglares, pero debe haber directrices ecológicas de por medio.

Una de tales directrices es que se debe tener una proporción de cuatro hectáreas de manglares por cada hectárea de estanques piscícolas. En las Filipinas, la situación se nos ha ido de las manos. La mayoría de manglares han sido convertidos en granjas camaroneras, y hoy tenemos una relación de uno a uno.

Ahora que los manglares coexisten junto con la acuicultura, un desarrollo realizado con sustento en investigación ecológica, algunos productores están tratando de producir camarones en sistemas mixtos de manglares y granjas camaroneras, para calificar a una certificación ambiental y obtener precios diferenciados por sus productos.

Sobre los grupos de interés y la investigación

Existe competencia o conflicto entre agencias gubernamentales superpuestas. Los manglares caen dentro del ámbito de la forestería, pero una vez que se cava un hoyo y este se convierte en una granja piscícola, pasan al departamento de agricultura. Es el mismo recurso, pero no existe integración ni armonización. Y hablamos de miles de hectáreas de estanques piscícolas.

La corrupción es también un problema, así como la ignorancia o rechazo a los protocolos con base científica. Durante años, los científicos les han dicho a las personas que no planten manglares en lechos marinos vegetales, o que no planten ciertas especies. Con demasiada frecuencia, la plantación se hace por razones de conveniencia, no ecológicas.

Se ha realizado mucha investigación sobre la ecología de los manglares, pero los trabajos son publicados en revistas académicas que muchos no leen. Las ONG e incluso los acuicultores deben poder acceder a la información científica y aplicarla.

 

Ladera deforestada en China, donde el Gobierno está tratando de reforestar las tierras de pendiente para evitar la erosión. Fotografía de Nick Hogarth / CIFOR.

Ladera deforestada en China, donde el Gobierno está tratando de reforestar las tierras de pendiente para evitar la erosión. Fotografía de Nick Hogarth / CIFOR.

 

Kiran Asher, científico principal de CIFOR

Sobre las dimensiones de la restauración de paisajes

La restauración de paisajes tiende a ser entendida como una tarea técnica y/o ecológica, con el objetivo de restaurar paisajes para proporcionar beneficios que vayan más allá del ámbito local. Pero ¿a qué estado anterior se volvería, y con qué propósito? Si el objetivo es devolver el paisaje a un estado en el que pueda brindar los servicios que prestaba antes, ¿cuáles son esos servicios, quién se beneficiará de ellos y por qué desaparecieron? No se pretende minimizar la complejidad ecológica, pero este no es solo un problema técnico. Un paisaje es tanto una entidad social y política, como biológica o ecológica.

 Sobre los esfuerzos de restauración de paisajes en China

El proyecto de Tierras de Pendiente en Transición (SLANT, por sus siglas en inglés) en China pretende convertir tierras de cultivo en tierras forestales en zonas de pendiente. Ese proyecto fue alterado por las inundaciones catastróficas de la década de 1990. Gran cantidad de proyectos de restauración se han iniciado debido a la devastación ecológica ocasionada por actividades anteriores.

Dado que las zonas de pendiente son ecológicamente más frágiles, y que lo que ocurre en las tierras altas afecta a las tierras bajas, el proyecto está revisando datos de intervenciones de restauración en zonas de tierras altas. Muchas intervenciones en tierras altas se centran en pagos por servicios ambientales (PSA), un mecanismo que consiste en pagar a las personas para que cambien su uso del suelo a algún otro que provea servicios ecosistémicos a las zonas de tierras bajas.

Las tierras de pendiente son el hogar de minorías étnicas que practican un tipo de agricultura de roza y quema. Una de las cosas que hemos descubierto es que la intervención que se ha realizado no es tanto para la restauración del paisaje y la agrosilvicultura, sino para modernizar estas comunidades sobre la base de que sus prácticas están causando la degradación del paisaje. Existen 40 años de estudios que cuestionan la idea de que la rotación de cultivos cause la degradación del suelo, pero las intervenciones aún continúan, como si la degradación fuera causada por este sistema de cultivo.

Sobre los imperativos para investigadores y responsables políticos

Se requerirá de un esfuerzo paciente y de largo plazo para entender diferentes formas de analizar y comprender un problema. Es un asunto complicado, porque hay cada vez más presión por desarrollar investigación aplicada que conduzca rápidamente a resultados concretos. Y algunos de estos conocimientos requieren tiempo.

También es importante entender los manejos de la política. Una política no es simplemente una solución técnica. Podemos proporcionar buena información a los responsables políticos, pero las políticas no necesariamente se basan solo en buena información. Los responsables políticos siempre trabajan con diversas agendas, y hay que llegar a compromisos.

 Sobre la necesidad de mayor investigación

Necesitamos contar con investigación comparada e interdisciplinaria, básica y aplicada, desinteresada y funcional.No solo investigación que esté constantemente bajo presión para producir resultados de aplicación en el corto plazo. Algunas investigaciones podrían demostrar que las soluciones rápidas que buscamos no son posibles o que lo que estamos tratando de resolver terminó en ese estado debido precisamente por los instrumentos que estamos utilizando para solucionar las cosas.

Debemos prestar atención a las cuestiones migratorias y a las relaciones étnicas y de género. ¿Cuál es la comprensión nacional sobre las comunidades minoritarias? ¿Qué lugar tienen dentro de los proyectos de restauración de paisajes? ¿Dónde viven? Cuando los proyectos de restauración de paisajes utilizan la mano de obra de las mujeres para plantar o cuidar de los árboles, por ejemplo, qué clase de supuestos surgen sobre lo que las mujeres pueden o deberían hacer, o sobre las relaciones entre hombres y mujeres? A largo plazo, la investigación en profundidad es urgente.

(Visited 1,623 times, 1 visits today)