Investigación

¿Quién está realmente implementando enfoques de paisajes? Estudio busca respuestas

Compartir
0

Más leídos

Agricutura multicultivo y paisaje forestal en la Reserva de la Biosfera de Nilgiri, Tamil Nadu, India. Se están realizando investigaciones para determinar si es qué y cómo, el enfoque de paisajes se aplica en la vida real. Foto cortesía Deepak Dhyani

Agricutura multicultivo y paisaje forestal en la Reserva de la Biosfera de Nilgiri, Tamil Nadu, India. Se están realizando investigaciones para determinar si es qué y cómo, el enfoque de paisajes se aplica en la vida real. Foto cortesía Deepak Dhyani.

LIMA, Perú — Aunque los encargados de gestionar las tierras y los responsables políticos hablan cada vez más sobre el uso de paisajes para conservar la biodiversidad y reducir la pobreza y la deforestación a la par que se garantiza un suministro adecuado de alimentos, los resultados preliminares de un nuevo estudio muestran poca evidencia sólida de una aplicación eficaz del enfoque.

“A pesar de la abundante literatura sobre enfoques de paisajes, hay muy pocos ejemplos de estudios de caso en la literatura arbitrada”, dijo Terry Sunderland, científico principal del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR).

“Eso no quiere decir que no existan”, añadió, “pero no están siendo reportados”.

Sunderland presentó estos resultados, que ponen relieven evidencia la brecha existente entre la investigación y la práctica, durante el Global Landscapes Forum 2014, organizado por CIFOR, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en el marco de la conferencia anual de la ONU sobre cambio climático. El evento congregó a más de 1.700 personas procedentes de 90 países, incluyendo negociadores nacionales sobre el clima, ministros, directores ejecutivos, líderes indígenas, líderes de la sociedad civil e investigadores.

En la investigación, Sunderland se propuso estudiar qué involucra un enfoque de paisajes y cómo ha evolucionado la comprensión de este concepto, y encontrar estudios de casos que mostraran cómo y por qué se usa, y dónde es efectivo y dónde no lo es.

Como parte de la investigación, estableció algunas reglas básicas para los estudios de caso, los cuales tenían que utilizar una metodología clara y repetible, incluir la participación de al menos dos usos del suelo y partes interesadas de al menos dos sectores distintos, y tener resultados que hubieran sido medidos con precisión y fiabilidad.

El objetivo de Sunderland fue realizar una revisión rigurosa, imparcial y sistemática de la literatura que pudiera ser actualizada en el futuro por otros investigadores y divulgada más ampliamente, que solo a través de revistas académicas arbitradas.

La información sobre el proyecto se encuentra en línea, junto con un mapa (cifor.org/landscape-map) que permite a los responsables políticos e involucrados en la gestión del paisaje expresar sus puntos de vista y ver cómo se comparan con los demás.

 UN PAISAJE CON MUCHOS NOMBRES

El primer obstáculo que encontró Sunderland fue la terminología, pues se utilizan decenas de términos para describir la gestión integrada del paisaje, desde ‘mosaicos’ hasta ‘crecimiento verde’ y ‘agricultura climáticamente inteligente’.

La palabra ‘paisaje’ también es ampliamente utilizada en otros campos, que van desde el arte hasta la filosofía, como descubrió el investigador cuando una consulta inicial de bases de datos académicas arrojó la cifra de 271.974 artículos.

Al limitar la búsqueda a títulos de artículos, los resultados se redujeron a 13.290. Una búsqueda de los términos en los resúmenes ejecutivos redujo la lista a 1.171, y la búsqueda en el texto de los artículos produjo un conjunto de 382 que los investigadores consideraron relevante.

Cuando concluyeron la revisión, se quedaron con solo 47 que describían casos que cumplían los criterios del estudio.

La mayoría de estudios comenzaban centrándose en un solo recurso, dijo Sunderland. Los bosques y los medios de vida lideraban la lista, representando cada uno un 27% de los casos, seguidos del agua con un 19%, el suelo y la biodiversidad con un 13 % cada uno, y la agricultura con el 4% de los casos.

Una tercera parte de los documentos se refirieron explícitamente a la necesidad de un enfoque de paisajes, dijo. Más del 80% de todos los casos indicaron resultados positivos, aunque ninguno de ellos incluyó monitoreo y evaluación a largo plazo.

Casi la mitad de los casos provenían de África Central, mientras que cerca de una quinta parte se encontraban en el sur de Asia.

El sur de África, Asia y el sudeste de Asia tuvieron un 9% cada uno, mientras que solo el 4% de los casos eran de América del Norte.

“Eso no quiere decir que no existan más casos, tanto allí como en otros lugares”, dijo Sunderland.

“Intuitivamente, sabemos que están realizando proyectos con el enfoque paisajes en todos los trópicos”.

La experiencia apoya este punto de vista, pero también evidencia la necesidad de acercar la investigación a los responsables políticos, a los gestores de uso del suelo y a los agricultores que puedan usarlo.

 MUCHOS EJEMPLOS, POCOS ARTÍCULOS ACADÉMICOS

Brasil ha adoptado un enfoque de paisajes en sus políticas públicas desde hace años, en especial en comités de gestión de las cuencas hidrográficas y planificación territorial del uso del suelo que implique la participación de varios ministerios del gobierno, dijo Muriel Saragoussi, directora científica del Experimento de Gran Escala de la Biosfera-Atmósfera (LBA, por sus siglas en inglés), en la Amazonia.

“Tenemos ejemplos muy prácticos”, dijo Saragoussi, pero se han escrito pocos trabajos científicos sobre ellos, y ha habido poco monitoreo de largo alcance y supervisión.

El enfoque enfrenta obstáculos, dijo, en parte debido a que los compromisos del gobierno no siempre duran más allá de las elecciones siguientes, y en parte porque los paisajes atraviesan límites federales estatales y locales, obligando a distintas jurisdicciones a trabajar de manera conjunta, mientras que “la naturaleza no sigue ese tipo de normas”.

El concepto de paisajes integrados también se ha filtrado en las finanzas, aunque los banqueros no utilizan ese término, dijo Jane Feehan, una especialista en recursos naturales del European Investment Bank.

Los inversionistas están dispuestos a respaldar proyectos de gestión del paisaje que sean robustos y diversificados, dijo. Combinar carbono forestal con materias primas sostenibles y agroturismo, por ejemplo, “puede reforzarse mutuamente y ayudar a abordar tanto la deforestación como sus impulsores”.

DEMANDAS EN COMPETENCIA

Un enfoque de paisajes es esencial debido a los usos del suelo en competencia, en particular para la seguridad alimentaria y la conservación de la biodiversidad, dijo David Cooper, director científico de la Rama de Monitoreo y Evaluación de la Convención sobre la Diversidad Biológica.

“El enfoque de paisajes ofrece un espacio para negociar y un marco para presentar argumentos, no solo para la conservación y el uso sostenible, sino también sobre el valor que la diversidad biológica aporta a otros usuarios”, tales como la polinización, el control de plagas, el suministro de agua, la regulación del clima y el almacenamiento de carbono, dijo.

Los programas para reducir las emisiones derivadas de la deforestación y degradación forestal (REDD+) también requieren análisis a escala de paisaje “para asegurar que los incentivos basados en el carbono no desplacen a los demás servicios ecosistémicos importantes que el paisaje ofrece”, dijo.

En algunos países, las leyes no siguen el ritmo de la práctica, dijo Cooper. Aunque la mayoría de países cuentan con una legislación forestal, muchos carecen de regulaciones adecuadas para gestionar esos paisajes cuando ya no hay bosques.

 MAS INFORMACIÓN PARA LOS AGRICULTORES Y LOS INDÍGENAS

Los pequeños agricultores y los pueblos indígenas han utilizado y gestionado paisajes durante milenios, aun cuando nunca hayan utilizado el término.

“Como custodios de la tierra, un enfoque de paisajes es parte integral de lo que un agricultor hace en una comunidad”, dijo el agricultor etíope Daniel Gad de la Organización Mundial de Agricultores.

 Necesitamos una forma de investigación que sea comprensible y utilizable.

Gad instó a los investigadores a buscar soluciones a los obstáculos de producción que enfrentan los pequeños agricultores que todavía aran con bueyes y trabajan sus campos usando palas.

“Necesitamos una forma de investigación que sea comprensible y utilizable”, en especial información directamente relacionada con la producción de cultivos.

Un enfoque de paisaje también “encuentra eco en las visiones del mundo y prácticas de los pobladores indígenas”, dijo Victoria Tauli-Corpuz, relatora especial de la ONU sobre derechos de los pueblos indígenas.

Es probable que haya una escasez de artículos arbitrados porque a menudo los indígenas no tienen la capacidad de investigar y los investigadores externos no siempre comprenden la forma que tienen los indígenas de gestionar el agua y el territorio, dijo.

Tauli-Corpuz sugirió ayudar a los investigadores a entender esas prácticas y crear centros de excelencia para el conocimiento tradicional.

Sunderland dijo que su estudio es solo un primer paso hacia la obtención de una comprensión más profunda de cómo se utiliza la gestión integrada del paisaje. Una revisión de la “literatura gris”, como documentos de proyectos, que no son arbitrados, debería producir más datos.

Para obtener más información sobre los temas de este artículo, por favor póngase en contacto con Terry Sunderland en t.sunderland@cgiar.org.

(Visited 302 times, 1 visits today)
Tópicos :   Enfoque de paisajes