Investigación

Formalización del comercio de los recursos del bosque: ¿oportunidades o riesgos?

Una amplia variedad de regulaciones, prácticas y usos informales persisten en el proceso del comercio de los recursos del bosque.
Compartir
0

Más leídos

El comercio de madera de origen tropical es importante para los medios de vida de millones de personas en los países productores. La formalización de estas operaciones presenta riesgos, pero también puede significar recompensas. Foto: Aoife Bennet-Curry/ CIFOR.

El comercio de madera de origen tropical es importante para los medios de vida de millones de personas en los países productores. La formalización de estas operaciones presenta riesgos, pero también puede significar recompensas. Foto: Aoife Bennet-Curry/ CIFOR.

Bogor, Indonesia. La formalización del comercio de recursos naturales (desde madera, goma y hasta castañas de cajú) en los países en vías de desarrollo debe llevarse a cabo con cuidado, sugiere un nuevo análisis global sobre legislación de recursos naturales.

Aunque la mayor parte del comercio de estos recursos se rige por leyes nacionales e internacionales, persiste una amplia variedad de regulaciones, prácticas y usos informales.

Con frecuencia, los sectores informales se organizan muy bien y son muy efectivos, pero también pueden llevar a usos insostenibles de la tierra y los recursos, y ahondar la pobreza, por lo que muchos gobiernos e instituciones están buscando  regularlos.

“Estos sistemas existen en todas las áreas de bosques tropicales donde trabajamos”, dice Louis Putzel, científico sénior del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) y uno de los editores invitados en un número especial sobre formalización en la revista Society & Natural Resources.

Cierta madera y, en algunos casos, grandes cantidades de madera de proveedores locales se abren paso en el mercado internacional”

“En los lugares donde el acceso y el comercio de recursos ha permanecido en gran medida sin regular, pero donde se ha dedicado mucho tiempo al establecimiento de normas, hay que entender las prácticas existentes y su origen (¿Cómo interactúan las personas entre sí? ¿Qué tipo de estructuras locales determinan quiénes pueden ir a dónde y qué pueden aprovechar?”

La publicación analiza contextos tan diversos como las concesiones forestales en Indonesia, la pesca en Brasil, los sistemas de propiedad en la Amazonía peruana y ecuatoriana y la minería artesanal en Zimbabwe, y los hallazgos revelan qué podría funcionar y dónde se presentan los riesgos.

CONCESIÓN DE LICENCIAS

Los esfuerzos de formalización datan de largo tiempo, tanto en la agroforestería como en la mayor parte de regímenes sobre los recursos naturales.

Generalmente la meta ha sido combatir el comercio poco ético o ilegal, como la comercialización de cuernos de rinoceronte y de diamantes. En otras ocasiones, la meta ha sido aumentar la contribución del sector informal al alivio de la pobreza otorgando, por ejemplo, títulos legales para tierras consuetudinarias.

Pero la formalización es, por lo general, más compleja y va más allá de solo crear y hacer cumplir nuevas leyes.

“Las reglas locales pueden anteceder por años, o incluso siglos, a las leyes reconocidas por el Estado”, dice Putzel. “Muchos de los sistemas informales son complejos y variados, y son a menudo la base social de las comunidades que las emplean”.

Putzel cita como ejemplo el multifacético comercio de madera tropical, que por lo general opera en zonas de incertidumbre legal o bajo sistemas consuetudinarios de acceso y comercio, y que es muy importante para los medios de vida de millones de personas en los países productores.

Un tema que preocupa es la interacción entre los sistemas informales y los esfuerzos más amplios para eliminar el comercio de madera ilegal, que incluye cada vez más el mercado internacional.

“Cierta madera y, en algunos casos, grandes cantidades de madera de proveedores locales se abren paso en el mercado internacional”, dice Putzel.

“Por ejemplo, los compradores de la China continental son muy buenos accediendo a mercados internos y exportando la madera a nivel internacional”.

En el caso de la madera tropical, el mecanismo legal más importante para la formalización es el Plan de Acción del Acuerdo sobre Aplicación de las Leyes, Gobernanza y Comercio Forestales (FLEGT) y la regulación asociada para evitar el ingreso de madera ilegal al mercado europeo.

Bajo FLEGT, la UE establece los Acuerdos de Asociación Voluntarios (AVA) con los países productores de madera, en virtud de los cuales los países se comprometen a ejecutar mecanismos de control y marcos regulatorios para verificar la legalidad de la madera exportada a Europa. En compensación, los países obtienen acceso a este lucrativo mercado.


  • Lea el número especial de la revista Society & Natural Resources aquí

RIESGOS LEGALES

Sin embargo, la formalización no está exenta de riesgos.

Por ejemplo, otorgar títulos de tierras en lugares donde no habían existido antes puede parecer una buena idea, dice Putzel, pero no lo es si, por ejemplo, personas adineradas los obtienen a expensas de aquellos que han vivido y trabajado la tierra durante generaciones.

“El sentido de la oportunidad es muy importante”, dice. “Si las políticas están dirigidas a mitigar la pobreza, no queremos un escenario donde los más privilegiados toman ventaja de esas políticas primero. En el peor de los casos, es posible que algunas redes criminales sofisticadas encuentren nuevos nichos de ilegalidad para utilizar el nuevo sistema y excluir a los participantes locales legítimos”.

Otro riesgo asociado a la formalización es la denominada “fiebre por los recursos”, dice Putzel, que puede ocurrir entre el anuncio de una nueva política y su aplicación.

Reglas locales pueden anteceder por años, o incluso siglos, a las leyes reconocidas por el Estado”

“En esos casos, todo el mundo se apresura a extraer lo más que puede, y la consecuencia es el posible aumento del daño ambiental, que es precisamente lo que las nuevas reglas buscan reducir”.

Otros riesgos incluyen la criminalización de prácticas antiguas de las que dependen los medios de subsistencia; y problemas de “fuga”, donde la nueva política de un país simplemente desplaza las actividades informales a otro país.

La escala es una variable clave en la formalización, aunque los estudios de caso muestran que no es el único factor determinante para el éxito.

Una y otra vez, los artículos del número especial exhortan la creación diseños más precisos. “La evidencia muestra que la formalización del uso de los recursos probablemente mejore si se consideran y respetan los sistemas informales existentes, en lugar de simplemente hacerlos a un lado”, dice Putzel. “En general, es muy importante observar quién inicia la formalización, para quién, para qué y en qué orden”.

Para obtener más información sobre el trabajo de CIFOR sobre la formalización por favor póngase en contacto con Louis Putzel en  l.putzel@cgiar.org

(Visited 203 times, 1 visits today)