Noticias

El enfoque de paisajes para el desarrollo sostenible: mucho potencial, poco financiamiento

Según los oradores del Global Landscapes Forum, se requieren nuevas áreas de inversión para incorporar al sector privado en la meta de lograr paisajes sostenibles.
Compartir
0
Plenaria de inauguración del Global Landscapes Forum 2015, París 5 de diciembre 2015. Foto: Pilar Valbuena/CIFOR.
Plenaria de inauguración del Global Landscapes Forum 2015, París 5 de diciembre 2015. Foto: Pilar Valbuena/CIFOR.

Más leídos

Con la atención sin precedentes que están recibiendo las discusiones sobre el uso de la tierra y los medios de vida en la COP21 de la CMNUCC en París, los promotores de un enfoque integrado para la gestión del uso de la tierra bien podrían sentirse respaldados.

Sin embargo, como algunos oradores del Global Landscapes Forum 2015 en París advirtieron el pasado fin de semana, lograr una gestión sostenible requerirá grandes montos de inversión.

Y esos montos aún no están disponibles, como señaló Ngozi Okonjo-Iweala, economista y exministra de Finanzas de Nigeria, en la sesión inaugural del evento.

El Foro, organizado por CIFOR y un consorcio de instituciones asociadas, reunió a más de 3.000 personas con el objetivo de explorar el rol del sector del uso de la tierra para alcanzar los objetivos climáticos y de desarrollo.

Okonjo-Iweala valoró el hecho de que la mayoría de los países africanos hayan incluido intervenciones sobre el uso de la tierra en sus contribuciones previstas y determinadas a nivel nacional (INDC, por sus siglas en inglés) como parte de las negociaciones climáticas en curso, en especial teniendo en cuenta las estimaciones de la FAO de que un tercio de los paisajes agrícolas se encuentran degradados, la mayor parte en países en desarrollo .

A continuación, citó un nuevo documento elaborado por el proyecto Nueva Economía del Clima, según el cual se requieren USD 250.000 millones anuales para financiar la conservación y la restauración de paisajes, actividades que ella describió como “esenciales para el logro de un triple beneficio que es vital para el desarrollo y para el clima: incrementar simultáneamente la productividad rural, la resiliencia y la mitigación”.

Sin embargo, según el mismo informe, el gasto actual llega apenas a USD 25.000 millones, de los cuales el 60% proviene de presupuestos nacionales.

El financiamiento solo llegará como una combinación de inversión privada y participación de las comunidades locales, dijo Okonjo-Iweala.

“¿Debería provenir de países donantes ricos? Sí. ¿Pero ocurrirá así? No”, dijo.

“La buena noticia es que existen más de USD 100 billones en capital privado de inversión, y las tasas de interés son muy bajas”, agregó. “Pero la mala noticia es que las inversiones en paisajes en los países en desarrollo son intrínsecamente riesgosas”.

FINANCIANDO LA LUCHA

Otros oradores del Global Landscapes Forum se unieron a la reconocida economista para pedir que el financiamiento de los gobiernos y los donantes se concentre en la reducción de riesgos y en la creación de nuevas áreas de inversión para incorporar al sector privado.

Uno de ellos fue la baronesa Ariane de Rothschild, presidenta del Comité Ejecutivo del grupo bancario francés Edmond de Rothschild.

“Los escasos subsidios gubernamentales o la filantropía no pueden financiar por sí solos la lucha contra la deforestación, que es esencial para frenar el cambio climático”, dijo.

“Esto debe concretarse a través de múltiples proyectos que sean sostenibles gracias a su rentabilidad”.

Otro reto que mencionó fue la duración que debían tener las inversiones: entre 10 y 20 años.

La baronesa mencionó algunos de los fondos de inversión gestionados por su institución, como el fondo de EUR 300 millones de Gingko Advisor dedicado a la restauración de suelos contaminados en Europa o los EUR 80 millones del fondo de desarrollo Moringa, para  la agroforestería sostenible.

Sin embargo, a pesar del potencial evidente de dichos casos, la escala de la inversión aún no iguala a la de las necesidades.

En su intervención durante la sesión inaugural del Foro, Peter Holmgren, director general de CIFOR, hizo un cálculo de los cientos de miles de millones de dólares que circulan por las manos de quienes viven en —y gestionan— paisajes rurales en todo el mundo, desde la agricultura hasta las remesas.

“La economía de los paisajes es enorme y se debe ampliar la inversión en ellos. Para lograrlo, será fundamental lograr que dichas inversiones generen rendimientos reales”, señaló.

RECONECTANDO LA CADENA ALIMENTARIA

Como explicó Emmanuel Faber, director general de Danone, una forma para que una empresa considere invertir en la sostenibilidad de los paisajes es examinando su propia cadena de suministro.

Faber dijo que había llegado a la conclusión de que, si bien la industria alimentaria había creado complejas cadenas de valor en todo el mundo, “todos nos hemos olvidado de que los alimentos provienen de la tierra. Hemos cortado la cadena alimentaria”.

Añadió que el carbono era un “indicador de cuán fuera de sincronía nos encontramos”.

Faber explicó que aunque en los últimos años, en líneas generales, Danone ha estabilizado sus emisiones de gases de efecto invernadero, ello no bastaba, y que ahora su objetivo era llegar a su punto máximo y comenzar a reducir emisiones en un plazo de 10 años.

“Hemos decidido replantear nuestra política climática y hacerla coincidir con el escenario científico de los 2 grados centígrados”, dijo, en referencia a la meta actualmente en discusión en  las negociaciones de la COP21.

Faber añadió que los esfuerzos de su compañía se extenderían más allá de sus propias operaciones, abarcando desde las granjas hasta los consumidores.

“En vez de mirar solo la parte del ciclo que controlamos, ahora vamos a hacernos responsables de las emisiones de carbono del ciclo completo de nuestros procesos”, señaló.

Esto será un reto, dado que el sector agrícola, que suministra materias primas a Danone, emite tres veces más gases de efecto invernadero que la propia empresa.

Asimismo, indicó que este cambio tendrá un costo, pero que este permitiría crear una cadena de suministro más sostenible para la empresa. Mencionó como ejemplo el reciclaje de los envases de PET (politereftalato de etileno) de sus productos, que puede no ser rentable en el momento actual. “Pero cuando el petróleo cueste USD 150 o 200, será demasiado tarde”, agregó.

Más de 100 organizaciones internacionales participaron del evento, considerado el foro intersectorial más importante en el marco de las negociaciones climáticas. Vea aquí el video de la plenaria de inauguración (en inglés).

(Visited 423 times, 1 visits today)
Este estudio forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería.
Tópicos :   Enfoque de paisajes