Columna del Director General

“Podemos hacer que el enfoque de paisaje sea un puente hacia soluciones holísticas”

Transcripción del discurso del Director General de CIFOR, Peter Holmgren, en la plenaria de apertura del Global Landscapes Forum 2015.
Compartir
0
Concurso de fotografía 2015 del Global Landscapes Forum. Foto por Shweta Adhikari.
Concurso de fotografía 2015 del Global Landscapes Forum. Foto por Shweta Adhikari.

Más leídos

Excelencias, colegas, amigos, familia: gracias nuevamente a todos nuestros socios por su excelente y arduo trabajo para hacer posible esto. Y un agradecimiento especial al Gobierno francés por acogernos.

Estamos todos aquí porque compartimos una visión importante: que muchas de las soluciones para lograr un mundo mejor y más equitativo se encuentran en los paisajes del mundo. ¿Y por qué creemos esto? Empecemos echando un vistazo a la economía de los paisajes.

La producción agrícola representa solo un 3 por ciento del PIB mundial, pero eso en realidad equivale a US$ 2,3 billones y tiene un crecimiento de US$ 100.000 millones cada año. Sumen a eso los productos forestales, y luego el sector de servicios, la minería y la energía rural. Agreguen a eso la economía informal y sus productos y servicios no comercializados. Los bosques y los árboles proporcionan una importante fuente de ingresos para 1.300 millones de personas.

Las remesas internas personales superaron los US$ 300.000 millones en 2014. Y, por añadidura, las remesas nacionales a menudo van dirigidas a hogares rurales.

Es complejo, pero nuestro futuro vale la pena el esfuerzo de considerar realmente todos esos valores que nuestros paisajes producen".

Peter Holmgren

Es evidente que la economía de los paisajes es enorme y que se debe ampliar la inversión en ellos. Para ese fin, será fundamental lograr que dichas inversiones generen rendimientos reales, de modo que no sean vistas como costos hundidos. Por supuesto, este es también el contexto en el que esperamos que el financiamiento climático contribuya en mayor medida.

Por ello, es fantástico que estemos camino de lograr un acuerdo sobre el clima. Los paisajes, por supuesto, son un elemento central del nuevo acuerdo: representan un tercio de las emisiones y tienen enormes necesidades de adaptación. Y creo que estamos cerca de lograrlo. Debemos agradecer a los líderes mundiales por su valentía política.

En especial porque los paisajes son esenciales para el logro de todos y cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que se acordaron hace unos meses. La pobreza, la seguridad alimentaria, los empleos dignos, la energía, el agua, la equidad: todos ellos dependen de cómo concretemos las oportunidades en los paisajes del mundo. Todo es cuestión de integrar estos objetivos. De trabajar cruzando fronteras institucionales y geográficas. Del valor que asignemos a los paisajes.

Permítanme citar un pasaje de la reciente encíclica de Su Santidad el Papa Francisco, Sobre el cuidado de la casa común:

“Dado que todo está íntimamente relacionado, y que los problemas actuales requieren una mirada que tenga en cuenta todos los factores de la crisis mundial, propongo que nos detengamos ahora a pensar en los distintos aspectos de una ecología integral, que incorpore claramente las dimensiones humanas y sociales”.

Los paisajes tienen que ver con las personas y con su diversidad de aspiraciones y metas, con la apropiación de soluciones, con la responsabilidad local, con la humildad, con el respeto por la naturaleza y el prójimo, con lograr avances, con la preocupación por el futuro. Por ello, todos estamos de acuerdo en que los paisajes tienen que ver con soluciones integradas. Debemos tener muy presente eso.

¿Cuáles son esos valores? Más allá de los aspectos económicos y de resolver el tema del clima, debemos incluir los valores no monetarios de la naturaleza, los ecosistemas y la vida. Tenemos que incluir valores espirituales, valores de la fe, valores culturales, sociales y familiares. Lo que confirma la base misma del enfoque de paisaje: encontrar buenas soluciones, respetando la diversidad de valores y prioridades, teniendo en cuenta todos los beneficios de los paisajes: económicos, ecológicos, atmosféricos, ambientales, así como de los medios de vida, sociales y culturales.

Es complejo, pero nuestro futuro vale la pena el esfuerzo de considerar realmente todos esos valores que nuestros paisajes producen. Ahora bien, ¿cómo podemos impulsar esto desde el Global Landscapes Forum?

Los paisajes tienen que ver con las personas y con su diversidad de aspiraciones y metas, con la apropiación de soluciones, con la responsabilidad local, con el respeto por la naturaleza..."

Peter Holmgren

Podemos hacer que el enfoque de paisaje sea un puente hacia soluciones holísticas. Podemos poner de relieve las oportunidades locales. Podemos ayudar con los métodos, y esa es la forma de trabajar con todos esos diversos valores tanto en la teoría como en la práctica. Podemos fomentar la sensibilización y el diálogo en todo lugar. Podemos proporcionar una plataforma para impulsar las iniciativas —y están surgiendo muchas en estos dos días— relacionadas con las inversiones, la legislación y el desarrollo de capacidades. Y, sobre todo, por supuesto, tenemos que promover la ciencia y la investigación, que proporcionan una gran parte de las soluciones.

Por ello es genial verlos a todos ustedes aquí. Los dejo con una última reflexión, un viejo proverbio griego, una visión de los valores y el tiempo que nosotros los forestales sin duda apreciamos. Dice así: “Una sociedad se hace grande cuando los ancianos plantan árboles aunque saben que nunca se sentarán a su sombra”.

(Visited 563 times, 1 visits today)
Este estudio forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería.
Tópicos :   Enfoque de paisajes