Análisis

¿Cómo encaja el sector del uso de la tierra en la meta de los 1,5 °C del Acuerdo de París?

Un análisis que lista las numerosas preguntas que emergen con relación a los bosques a propósito de la reunión del IPCC en Ginebra.
Compartir
0
Existe poca bibliografía que dé cuenta del papel de los bosques y del sector del uso de la tierra en el camino hacia la meta de los 1,5 °C del Acuerdo de París.
Existe poca bibliografía que dé cuenta del papel de los bosques y del sector del uso de la tierra en el camino hacia la meta de los 1,5 °C del Acuerdo de París. M. Edliadi/CIFOR.

Más leídos

La COP21, celebrada el año pasado en París, invitó al Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) a que elaborara un Informe Especial sobre el impacto del calentamiento global de 1,5 °C sobre los niveles preindustriales y sobre las vías de emisión asociadas.

En abril de este año, el IPCC aceptó el desafío propuesto por la CMNUCC. En este sentido, se estableció un Comité Directivo presidido por la vicepresidenta del IPCC, Thelma Krug, de Brasil, quien es además  una nueva integrante de la Junta Directiva del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR), Para desarrollar el alcance y el esquema de dicho “Informe Especial”, se está llevando a cabo una reunión de exploración en Ginebra, Suiza, del 15 al 17 de agosto, de la cual surgirá el “Documento Preliminar” que describirá los objetivos, el proceso y el cronograma.

La agenda para esta reunión es amplia e incluye temas como los modelos de clima global y de carbono, la mitigación en la agricultura, los sistemas alimentarios, la forestería y el uso de la tierra, como también la vulnerabilidad y la adaptación de los sistemas naturales y humanos.

En estos momentos, 83 científicos seleccionados de todo el mundo  se encuentran reunidos en el evento, pero ¿qué significa esta reunión para los bosques y para el cambio de uso de la tierra?

Primero, examinemos el desglose geográfico de los participantes. El equilibrio entre los países desarrollados y en desarrollo es bueno; es decir, es casi un 50/50. El país más representado será Estados Unidos, con once científicos, seguido por Alemania con seis. Por su parte, China, quien posee la mayor población mundial y quien se encuentra entre los mayores emisores de carbono del mundo, será representada por solo tres científicos.

Además, el evento cuenta con la participación de un grupo de expertos en el uso de la tierra, principalmente relacionado con la agricultura y la seguridad alimentaria. Los expertos en bosques tienen escasa representación, dado que solo unos pocos tienen experiencia en bosques y cambio climático. Sin embargo, dado que se estableció a los “sumideros de carbono” como un elemento central de los objetivos a largo plazo del Acuerdo de París (Artículo 4.1), y dadas las inversiones y el desarrollo de políticas de la CMNUCC en materia de REDD+, resulta sorprendente la escasa participación de los expertos forestales.

No caben dudas de que la meta de 1,5 °C fijada en París tomó a la comunidad científica mundial por sorpresa. Los científicos que se ocupan del cambio de uso de la tierra y de los bosques no son la excepción. En este sentido, cabe destacar que existe poca bibliografía que dé cuenta del papel de los bosques y del sector del uso de la tierra en el camino hacia la meta de los 1,5 °C. En la actualidad, muchos gobiernos y organizaciones están llevando a cabo revisiones internas para determinar la mejor forma de abordar esta cuestión.

ELEMENTOS PARA LA REFLEXIÓN

Si bien el límite de temperatura media global de 1,5 °C está siendo cumplido por algunos países (con cierto escepticismo), otros aún buscan soluciones, muchas de las cuales se relacionan con la bioenergía con captura y almacenamiento de carbono (BECCS, por sus siglas en inglés). Sin embargo, es aquí donde surgen más preguntas que respuestas. Existe una necesidad real de inversiones inmediatas para la consolidación de una base de evidencia científica que contribuya a determinar el impacto social y ambiental de la dependencia de la bioenergía en gran escala.

Un breve repaso de parte de la bibliografía que se ha publicado sobre este asunto desde 2015 permite identificar algunas de las prioridades de la investigación en relación con el papel del sector del uso de la tierra en el logro de la meta de 1,5 °C.

El alcance de estas preguntas señala la necesidad de aportes interdisciplinarios y de la participación de un grupo más amplio de actores clave al considerar el rol del sector del uso de la tierra y de los bosques en un mundo con una meta de 1,5 °C".

Stephen Leonard

Las preguntas que figuran a continuación podrían significar un buen punto de partida para aportar a los próximos informes especiales del IPCC y a la agenda científica climática:

  1. ¿Cuál es el potencial de suministro sostenible de bioenergía primaria y en qué medida se puede incrementar a través de la bioenergía de segunda y tercera generación?
  2. ¿Es viable el uso de BECCS a la escala requerida para alcanzar la meta de 1,5 °C? De ser así, ¿en qué plazo?
  3. ¿Qué impacto tendrá el uso de BECCS en la seguridad alimentaria, teniendo en cuenta los niveles actuales de pobreza, la población en crecimiento y el nexo clima-alimentos-energía?
  4. ¿Cuáles son los requisitos previos, tecnológicos, sociales y de gobernanza ambiental que deberían cumplirse para evitar efectos perjudiciales en los ecosistemas, la biodiversidad y los medios de subsistencia a partir de la escala prevista de uso de BECCS?
  5. ¿Cuáles son las limitaciones en términos de nutrientes, agua y disponibilidad de la tierra para el aumento de la forestación y reforestación?
  6. ¿Qué papel puede desempeñar la restauración de los ecosistemas naturales, y en qué medida reduce esto la confianza en la reforestación y en tecnologías como BECCS?
  7. ¿Hasta qué punto varía la no permanencia entre los ecosistemas naturales, los bosques plantados y los suelos agrícolas?, ¿cómo influye esto en el camino hacia la meta de 1,5 °C?
  8. ¿Cómo pueden evitarse las crecientes amenazas de apropiación de tierras y la violación de los derechos a la tenencia de tierras (bioenergía en gran escala y plantaciones forestales) de los pueblos indígenas y de las comunidades locales?
  9. ¿Juegan algún papel los mecanismos de compensación dentro del presupuesto de carbono para mantener el calentamiento por debajo de 1,5 °C?, ¿Cuál es la relación entre los mecanismos de compensación y el logro de emisiones negativas?
  10. ¿Cuáles son las implicaciones de la contabilidad de carbono para las emisiones negativas y cómo pueden los sistemas de contabilidad garantizar que sean incluidas las emisiones de la bioenergía?
  11. ¿En qué medida depende la viabilidad comercial de BECCS de la recuperación avanzada de petróleo, y cómo se relaciona con la contabilidad de carbono y con la justificación del financiamiento climático para el desarrollo de una tecnología BECCS?
  12. Sobre la base de la experiencia de REDD+ hasta la fecha, ¿qué papel puede jugar este enfoque en la consecución del objetivo de 1,5 °C? ¿Puede alcanzarse la meta de 1,5 °C sin poner un fin a la deforestación tropical?

La agenda de investigación con relación al papel del sector del uso de la tierra y los bosques para lograr la disminución de la temperatura en 1,5 °C requiere una pronta implementación. Estas son solo algunas de las muchas preguntas que exigen respuesta mientras avanzamos hacia una nueva ronda de negociación de la CMNUCC para la aplicación del Acuerdo de París y los procesos del IPCC con miras al Sexto Informe de Evaluación.

El alcance de estas preguntas señala la necesidad de aportes interdisciplinarios y de la participación de un grupo más amplio de actores clave al considerar el rol del sector del uso de la tierra y de los bosques en un mundo con una meta de  1,5 °C.

Los próximos pasos del IPCC después de esta reunión serán dados en octubre de 2016, cuando el IPCC revise el documento preliminar y decida el trabajo adicional que se deberá realizar en relación con este Informe Especial.

Esperamos que, conforme estos procesos avancen, se generen más conocimientos y aportes sobre el papel del sector del uso de la tierra y de los bosques, de manera tal que estas preguntas puedan ser respondidas y que la comunidad científica genere la base necesaria para comprender las metas y las vías de mitigación en pos de la implementación del Acuerdo de París.

(Visited 361 times, 1 visits today)
Este estudio forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería.