Compartir
0

Más información

Tome material vegetal en descomposición, agregue saturación de agua y extraiga oxígeno. Mezcle durante miles de años y elija temperaturas heladas, moderadas o tropicales. El resultado se llama “turberas” y probablemente tenga una apariencia húmeda.

Las turberas cubren alrededor del 3-5% de la superficie total de la Tierra y representan aproximadamente la mitad de los humedales del mundo. Poseen una sorprendente variedad topográfica y se encuentran distribuidas en más de 180 países, desde zonas de alta montaña y selvas tropicales hasta las regiones subárticas.

A pesar de la falta de una cartografía mundial homogénea y aceptada de las turberas, existe una gran cantidad de gráficos, como los del Programa de Mitigación y Adaptación Sostenible de Humedales del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) y varios estudios académicos.

 Más comunes en lugares fríos

Las proporciones generales de la distribución mundial son indiscutibles.

“Sabemos que la gran mayoría de las turberas puede encontrarse en climas más fríos, en zonas templadas o boreales”, explica Sufyan Kurnianto, investigador doctoral asociado de CIFOR. “Los estudios han demostrado que las regiones no tropicales cuentan con hasta el 90% de las turberas del mundo”.

En estados como Alaska y países como Canadá y Rusia, la turba puede desarrollarse en diversos ambientes, incluso en el permafrost cercano al polo, un suelo que ha estado congelado durante al menos dos años. Se cree que solo Canadá tiene alrededor de un tercio de las turberas del mundo, que abarcan un 14% del territorio del país. Las turberas se extienden también por países como Irlanda y Escocia, en Europa occidental.

Las turberas de esta zona se conocen comúnmente como “pantanos” o “ciénagas”. Los pantanos son como cuencos pegajosos de turba que solo reciben agua de la lluvia o la nieve. Por lo general, se forman sobre capas de roca y tienen menos nutrientes que cualquier otro tipo de humedal. Las ciénagas tienden a ser más frondosas, con agua que se filtra por arroyos o lagos, y tienen la capacidad de albergar una mayor gama de flora y fauna.

Lugares tropicales

En los climas tropicales se encuentra una de cada diez turberas del mundo. Los bosques de turba, que poseen una gran diversidad de vida de animal y vegetal, se pueden encontrar en partes de África, el Caribe y América central y del Sur. Sin embargo, el 68% de todas las turberas tropicales se encuentran en el sudeste asiático. Indonesia es el país con la mayor cantidad de manglares y pantanos tropicales de turba en la Tierra, con alrededor de 21 millones de hectáreas de bosques tropicales de turba y 3 millones de hectáreas de manglares, esto significa la mitad de los bosques tropicales de turba y casi un cuarto de los manglares del mundo. No obstante, la turbera tropical más grande se localizó hace poco tiempo en la Cuenca del Congo, entre el Congo Brazzaville y la República Democrática del Congo.

“Se sospechaba que había enormes reservas en la cuenca del Congo”, señala Kurnianto. “Ahora se han confirmado los detalles exactos de las reservas después de años de análisis de la turba y datos satelitales”.

Turberas en peligro

Las turberas son ecosistemas de gran importancia ambiental. No solo proporcionan medios de vida para las comunidades locales y albergan animales y plantas en peligro de extinción; también contienen enormes reservas de carbono. De hecho, hay allí más del 30% del carbono almacenado en el suelo a nivel mundial, dos veces la cantidad de carbono de todos los bosques del mundo y cuatro veces la de la atmósfera. Se estima que solo los hallazgos recientes de la cuenca del Congo representan casi el 30% del carbono de las turberas tropicales de todo el mundo.

Debido a su alto contenido de carbono, cuando la turba se seca o se incendia, grandes niveles de dióxido de carbono se liberan en la atmósfera. Esto no solo contribuye con el cambio climático, sino que también provoca graves problemas de salud pública.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, menos del 0,4% de la superficie del planeta se compone de turberas drenadas o en proceso de degradación, pero representan el 5% de todas las emisiones mundiales producidas directamente por las actividades humanas.

La turba se está secando o incendiando por varios motivos. Cerca de los polos, el permafrost está descongelándose y haciendo que la turba empiece a secarse. En Europa occidental, el 90% de las turberas ya se han perdido debido a cuestiones, entre ellas, su uso como combustible, el drenaje para las actividades agroforestales y el desarrollo urbano.

Sin embargo, la turba enfrenta mayor peligro en algunas partes del mundo que en otras.

“Las turberas tropicales enfrentan las principales amenazas”, afirma Kurnianto. “Se encuentran en llanuras de fácil acceso para el ser humano, por lo que son muy vulnerables al desarrollo”.

Muchas, en particular en Indonesia, se están drenando, talando e incendiando con el fin de establecer plantaciones agrícolas de palma aceitera y producir celulosa. Solo en las turberas de Malasia, Sumatra y Borneo, la cubierta de bosque decayó más de la mitad entre 1990 y 2010: del 77% al 36%. Después de los enormes incendios que azotaron Indonesia en el año 2015, los investigadores determinaron que se liberaron 884 millones toneladas de dióxido de carbono en la región, del cual un 97% provenía de Indonesia. El calentamiento global y los fenómenos climáticos como El Niño también tienen un efecto de secado.
Una serie de iniciativas mundiales, nacionales y locales están trabajando para detener la explotación de las turberas, localizarlas y restaurarlas en la medida de lo posible, como la Iniciativa Mundial de Turberas.

El próximo 18 de mayo, un grupo de expertos internacionales se reunirá en el Global Landscapes Forum: Peatlands Matter, un evento global intersectorial enfocado en las turberas mundiales y que se llevará a cabo en Yakarta, Indonesia.

El evento busca encontrar soluciones ante la disminución de la superficie y  cantidad de turba en todo el mundo,  así como medidas rápidas y consensuadas para preservar el futuro de estos paisajes únicos, en todas sus formas y ubicaciones.

(Visited 9 times, 1 visits today)
Tópicos :   Humedales y turberas
Más información en Humedales y turberas
Leer todo sobre Humedales y turberas