Video

Para garantizar derechos sobre la tierra las comunidades forestales necesitan más que solo títulos

El caso de una comunidad peruana muestra que solo la titulación no es suficiente para garantizar la seguridad de la tenencia ni la mejora de los medios de vida de las comunidades forestales.
Compartir
0

Más información

Peru - El Estudio Comparativo Global sobre Reformas de Tenencia que el Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) ejecuta desde el 2014 ha puesto en evidencia algunos desafíos comunes que las comunidades forestales enfrentan en relación con el ejercicio de derechos a la tierra y la mejora  de sus medios de vida.

Una conclusión inicial de los hallazgos en Perú y Uganda, ambos países parte del estudio, indica que si bien la titulación es un paso esencial y prioritario, no es por sí solo el final del camino hacia la seguridad de la tenencia y la mejora de las condiciones de vida de estas comunidades.

El caso de Perú

Como parte del estudio en Perú, los investigadores han resaltado el caso de una comunidad nativa que se convirtió en un ejemplo icónico de los desafíos que enfrentan las comunidades forestales más allá de la titulación.

‘’Ante la ley peruana, un título otorga a las comunidades indígenas y nativas derechos sobre el territorio, pero recursos como los bosques se mantienen formalmente como propiedad del Estado. En este contexto, ningún individuo, comunidad o empresa puede poseer tierras forestales, sino sólo acceder a los recursos en ellas a través de un sistema contractual’’, explica Iliana Monterroso, investigadora posdoctoral de CIFOR.

Además es ampliamente conocido que en tierras públicas, el Gobierno otorga concesiones a particulares o empresas por un tiempo determinado. Estas concesiones pueden brindarse para actividades extractivas, como madera o minería, reforestación, conservación, ecoturismo u otros.

‘’En otras palabras, los derechos de propiedad pueden ser otorgados sólo para las tierras agrícolas, mientras que el Estado conserva la propiedad de los recursos del subsuelo, como los minerales, y de los bosques sobre el suelo’’, explica Monterroso.

Como consecuencia, mientras que a las comunidades tradicionales se les conceden derechos de uso a largo plazo sobre los bosques, empresas e individuos también obtienen derechos de uso, muchas veces dentro del mismo territorio, conllevando a situaciones de superposición de derechos sobre diferentes recursos en las mismas tierras, lo que muchas veces resulta en conflictos sociales.

La lucha de Tres Islas

Este fue el caso de la comunidad indígena de Tres Islas, en la región amazónica de Madre de Dios. En 2010, los líderes de la comunidad decidieron construir una valla para detener a mineros y madereros ilegales que estaban accediendo sin permiso el territorio comunal. A los mineros se les habían concedido derechos sobre las tierras comunales sin que la comunidad lo autorice.

Los líderes de la comunidad, que había sido reconocida y titulada, pensaron que estaban ejerciendo uso de su derecho al limitar el acceso de los mineros,  sin embargo, fueron demandados y encarcelados por impedir el paso de los foráneos.  Posteriormente, la comunidad llevó su caso al Tribunal Constitucional del Perú y ganó el juicio, estableciendo un precedente legal que asegura la protección de la autonomía territorial indígena y exige un mecanismo de consulta en cualquier caso que afecte directamente el territorio de las comunidades reconocidas.

“El caso de Tres Islas muestra los desafíos que aún quedan para muchas comunidades forestales de todo el mundo, donde solo el título o el reconocimiento de derechos mediante certificación o permisos no garantizan la seguridad de la tenencia ni mejores medios de vida, objetivos centrales de estos procesos de reforma”, resalta Monterroso.

Además, un análisis histórico que forma parte del estudio ha mostrado que mientras los gobiernos continúan discutiendo las reformas para simplificar las regulaciones, las organizaciones sin fines de lucro han sido instrumentales para asegurar que las comunidades reciban apoyo técnico, para cumplir con las normas y estar en una posición mucho mejor para beneficiarse de los recursos disponibles en sus bosques.

Sin embargo, las recomendaciones sugieren que se necesita un apoyo continuo para asegurar que las comunidades puedan desarrollar las habilidades necesarias para aprovechar los derechos adquiridos, como usted puede ver en este video desarrollado como parte de esta investigación.

Esta investigación fue llevada a cabo por CIFOR con el apoyo de la Comisión Europea, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).


El video sobre Tres Islas fue producido por Yoly Gutiérrez y Martín Balbuena.

(Visited 135 times, 2 visits today)
Tópicos :   Derechos y tenencia Comunidades forestales Tenencia forestal
Más información en Derechos y tenencia or Comunidades forestales or Tenencia forestal
Leer todo sobre Derechos y tenencia or Comunidades forestales or Tenencia forestal or Amazonia Peruana