Nueva propuesta de texto de REDD+ es robusta y hace énfasis en la transparencia, pero no se ocupa de la verificación, dice científico de CIFOR

Foto cortesía de Cambio Climático de la ONU / flickr.

DURBAN, Sudáfrica (6 de diciembre de 2011) _El sub-comité científico SBSTA (por sus siglas en inglés) de la CMNUCC liberó una nueva propuesta de texto sobre REDD + que pasará a una sesión plenaria de la COP el sábado para su discusión y aprobación.

Louis Verchot, científico que lidera el grupo de expertos en cambio climático de CIFOR, dijo que el texto es robusto y hace un llamado a tener procesos transparentes para la presentación de informes sobre salvaguardas y emisiones de carbono, pero no explica cómo serán verificados.

“Parece que hay un acercamiento bastante completo para la presentación de informes sobre las salvaguardas y las emisiones de carbono, pero no se ocupa de lo que se necesitará para la verificación de estos sistemas”, dijo Verchot.

“Hasta que este tipo de cosas se resuelvan, sin saber quién será responsable y cómo se rendirán las cuentas, podría haber reticencia para poner el dinero sobre la mesa para proyectos de REDD +.”

REDD + es un conjunto de medidas diseñadas para utilizar incentivos financieros para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de la deforestación y degradación de los bosques. La propuesta de texto, entregada el jueves 1 de diciembre (ver texto), es una recomendación del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (SBSTA, por sus siglas en inglés) de la Conferencia de las Partes sobre la manera de abordar algunos de los problemas más urgentes que permitan a los países avanzar con REDD +, como por ejemplo, cómo se calcularán las emisiones, como se reportarán y verificarán las emisiones de carbono (MRV), y cómo se reportarán y harán cumplir las salvaguardas.

No se mencionó al aspecto financiero

Aunque todavía no hay noticias sobre el aspecto financiero, se espera que el órgano apropiado de Acción Cooperativa de largo plazo (LCA) lo considere en su propuesta de texto que sería publicado el sábado.

Verchot dijo que “tenemos que asegurarnos de que las decisiones sobre el financiamiento fijarán una meta para que el mundo logre reducir sus emisiones.”

“Lo que está frenando la implementación de REDD + en el campo es la incertidumbre de que habrá financiamiento a largo plazo. Hasta que no podamos tener un compromiso, los proyectos van a avanzar de forma limitada, con un financiamiento inicial, pero no van a poder ampliarse o hacer compromisos de largo plazo con las comunidades donde están comenzando a trabajar.”

“Tenemos que asegurar el financiamiento más temprano que tarde.”

Estándares para la presentación de informes de salvaguardas y no ejecución

Una de las fortalezas del texto es su enfoque integral para la presentación de informes de salvaguardas, particularmente la inclusión de los grupos indígenas, dijo Verchot.

“La propuesta es que los países tienen que demostrar la participación efectiva de los interesados, en particular los pueblos indígenas y las comunidades locales. Los países tendrán que mostrar cómo lo han hecho a través de, por ejemplo, la presentación de informes de las reuniones para demostrar que han hecho consultas”.

Mientras que el texto fomenta la rendición de cuentas y la transparencia, no establece normas para el cumplimiento de las salvaguardas y qué hacer cuando no se cumplieron todas las actividades.

“Si, por ejemplo, un país toma una decisión contraria a lo que los indígenas están pidiendo, no hay ninguna indicación clara de cómo lidiar con las repercusiones o cómo se tomarán decisiones en torno a ello”, dijo.

“Lo que se ha presentado aquí son los estándares para la presentación de informes, no los estándares de desempeño, y necesitamos ver decisiones sobre los estándares de desempeño para avanzar con REDD+.”

MRV es fuerte, permite una mayor flexibilidad, pero la verificación todavía no se ha resuelto

En una entrevista para el blog de Bosques de CIFOR la semana pasada, Verchot mencionó que los países estaban buscando claridad en la contabilidad de emisiones de carbono, particularmente sobre la conveniencia de usar los niveles de referencia de emisiones (RELs, por sus siglas en inglés), donde sólo existe deforestación y degradación de los bosques, o niveles de referencia (RLs, por sus siglas en inglés) si los países quieren incorporar la conservación y el manejo sostenible de los bosques.

La propuesta de texto ha permitido a los países ser flexibles a la hora de elegir el sistema de contabilidad del carbono que utilizan y al permitir que diferentes sistemas sean implementados dentro de un país.

“Ahora están permitiendo que los niveles de emisiones de los bosques sean incluidos a nivel nacional, y eso, creo, es un enfoque muy práctico. Esto significa que un país como Brasil podría establecer un RL para la Amazonia, otro para el bosque seco de Caatinga, otra para el bosque Atlántico, y luego sumarlos para obtener un nivel referencia de los bosques a nivel nacional. ”

Esto también es importante si un país tiene diferentes áreas boscosas en lados opuestos del espectro de deforestación, dijo Verchot.

“En un país como Indonesia, que tiene Java (deforestado en su mayor parte, pero cuya cubierta forestal está en recuperación) y Papua (con una alta densidad boscosa, con degradación pero no mucha deforestación), los RLs y RELs podrían utilizarse. El texto permite que los programas nacionales de REDD+ puedan utilizar ambos tipos de contabilidad de carbono y luego sumarlos para llegar a un nivel de referencia nacional.”

“El texto también recomienda un enfoque gradual para la presentación de informes sobre emisiones de carbono que permitirá a los países empezar, y recomienda que los RLs y RELs se basen en datos”, dijo Verchot.

“Al menos en las etapas iniciales, este sistema podría no cubrir todo el territorio nacional, pero eventualmente los países tendrán que hacerlo. Da tiempo a países como Brasil, que está haciendo un gran trabajo en el Amazonas, pero que no tiene datos sobre el bosque de Caatinga, el Cerrado o el bosque Atlántico, de crear estos niveles de medición. Creo que no es práctico esperar a que todo el mundo comience con un inventario forestal nacional en pleno funcionamiento en los próximos cinco años, con todos los requisitos técnicos que se necesitan para ponerlos en marcha, especialmente en países tan grandes. La metodología propuesta es pragmática.”

Lo que el texto no aborda, sin embargo, es cómo se verificará la exactitud de la información que se presente, ya sea nacionalmente o de forma independiente, y el SBSTA tiene que revisar estos temas, dijo Verchot.

“En la próxima COP, el SBSTA tendrá que recomendar lo que se necesitará para la verificación de emisiones. Las opciones son si los países pueden verificarlas ellos mismos, si hay una verificación externa realizada por terceros, o si los países donantes harán la verificación de lo que los países receptores están haciendo. Necesitamos una decisión al respecto.”

Para otros reportes de este evento, visite el siguiente blog:

 The Center for People and Forests (RECOFTC)


Responder