Opinan los expertos

Adaptación basada en la mitigación: La opción para no arrepentirse

DURBAN, Sudáfrica (6 de diciembre de 2011) _Al Día de la Agricultura le sigue el Día del Bosque, evento organizado para 1,200 científicos, donantes, ONGs, diseñadores de políticas, periodistas y negociadores del clima reunidos en Durban, y que tiene su propia y bien organizada logística de sesiones plenarias y foros de discusión.
Compartir
0

Más leídos

Rachel Kyte, Vicepresidenta de la Red de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial. Foto cortesía de Neil Palmer / CIAT.

DURBAN, Sudáfrica (6 de diciembre de 2011) _Al Día de la Agricultura le sigue el Día del Bosque, evento organizado para 1,200 científicos, donantes, ONGs, diseñadores de políticas, periodistas y negociadores del clima reunidos en Durban, y que tiene su propia y bien organizada logística de sesiones plenarias y foros de discusión.

Mi tarea durante estos dos días es la de actuar como un intermediario y ayudar a acabar con la mentalidad estrecha que puede afectar a las comunidades de expertos que trabajan en temas muy específicos. Muchas personas parecen ya estar leyendo la misma hoja – existe un mayor reconocimiento de que el destino de los bosques y la agricultura están estrechamente ligados.

La agricultura (de pequeña y gran escala) es una de las principales causas de la deforestación y la degradación de los bosques en muchas partes del mundo. Y, en el futuro, la creciente necesidad de alimentos, energía e ingresos seguirán ejerciendo una tremenda presión sobre la “frontera” del bosque.

Expertos en temas de bosques y agricultura preocupados por el cambio climático parecen estar llegando a soluciones simbióticas a nivel de paisaje – programas climáticamente inteligentes basados ​​en un entendimiento más completo de los ciclos de carbono y agua que sustentan a la agricultura y a los bosques.

El Día del Bosque, ahora en su quinto año, coincide siempre con las negociaciones de la CMNUCC, y puede acreditarse el haber dado a conocer investigación sobre emisiones de carbono y haber puesto a los bosques en la agenda de los negociaciones de cambio climático.

Sin embargo, los agricultores y los habitantes de los bosques están menos convencidos con las discusiones y las publicaciones que con resultados tangibles. Técnicas climáticamente inteligentes sencillas y comprobadas, tales como proteger y plantar árboles, y recolectar agua y abono, producen beneficios múltiples que incluyen aumento en la producción, suelos más fértiles, protección de cuencas, protección contra el viento, polinización y reducción de la erosión del suelo. Y sí, tal vez, incluso los pagos por carbono.

Los agricultores no se oponen a pensar en las organizaciones no gubernamentales, los programas de desarrollo de negocios y los mercados de carbono como fuentes de financiamiento adicionales. Nosotros tampoco debemos alejarnos de las alianzas innovadoras que nos ofrece el financiamiento para el cambio climático, que van de un proyecto de carbono en el suelo que trabaja para mejorar las prácticas agrícolas de pequeños agricultores en Kenia, proyectos de biogás en Nepal, o planes de “preparación de REDD” e inversiones forestales en un número creciente de países con bosques tropicales.

Ahora que todos coincidimos en un enfoque integrado para la silvicultura y la agricultura (gestión del paisaje), puede ser el momento de alentar un enfoque integrado de acción ante el cambio climático: la adaptación basada en la mitigación es una opción que no dará espacio para el arrepentimiento.

Cambiar paradigmas no es fácil y requiere de un liderazgo visionario. Frances Seymour, Directora General de CIFOR, anunció que dejará el cargo en junio de 2012, después de casi seis años en él. Conjuntar los esfuerzos de esta importante agenda se debe en parte debido a ella, una mujer extraordinariamente dedicada, talentosa y tenaz.

Este texto fue publicado en el blog de cambio climático del Banco Mundial.

Development in a Changing Climate

(Visited 36 times, 1 visits today)