Los donantes podrían hacer más para apoyar a las mujeres en programas de mitigación del cambio climático y silvicultura, dijo experta

DURBAN, Sudáfrica (8 de diciembre de 2011) _La comunidad de donantes podría hacer más para impulsar la inclusión de las mujeres en las estrategias relacionadas con el cambio climático, dijo la dirigente de una organización de mujeres en las negociaciones climáticas de la ONU en Durban. Muchas agencias y organizaciones están demostrando "ceguera en cuanto a género", lo que resulta en escasa inversión y apoyo a los programas de género en el sector forestal, tales como REDD +.
Compartir
0

Más leídos

Mujeres procesando frutas Amarula (CIFOR / flickr)

DURBAN, Sudáfrica (8 de diciembre de 2011) _La comunidad de donantes podría hacer más para impulsar la inclusión de las mujeres en las estrategias relacionadas con el cambio climático, dijo la dirigente de una organización de mujeres en las negociaciones climáticas de la ONU en Durban. Muchas agencias y organizaciones están demostrando “ceguera en cuanto a género”, lo que resulta en escasa inversión y apoyo a los programas de género en el sector forestal, tales como REDD +.

“Sin el apoyo de los donantes, o el impulso para institucionalizar género, hay poco incentivos para seguir adelante con los programas de género. Los donantes deberían dar mayor apoyo a los programas que buscan fortalecer el papel de la mujer en la silvicultura y el manejo de recursos”, dijo Jeannette Gurung, Directora Ejecutiva de Mujeres que se Organizan para el Cambio en la Agricultura y el Manejo de los Recursos Naturales (WOCAN).

La falta de voces femeninas fuertes a nivel de base en el sector forestal está también reforzando los prejuicios de que los hombres dominan el sector, dijo Gurung. Aunque los donantes apoyan programas de género, estos se enfocan por lo general en los sectores tradicionalmente más “suaves” como los de salud y educación, en vez de apoyar el papel de la mujer en el manejo de los recursos naturales.

La integración exitosa del tema de género en los marcos de políticas será esencial para asegurar que los derechos y necesidades de hombres y mujeres se incluyen en el diseño e implementación de estrategias de mitigación del cambio climático. Aunque algunas agencias donantes cuentan con políticas de género a nivel nacional, “rara vez dan apoyo a las organizaciones de base de mujeres “, argumenta Gurung. ¿Qué se necesita para estar seguros de que el tema de género va más allá de la retórica y se implementa en las políticas?

“Los donantes tendrán que analizar sus estructuras internas, procesos y cultura organizacional que refuerzan la inequidad de género, con el fin de determinar los vacíos que deben resolver. También debe haber cambios internos que dirijan la atención y comprometan recursos para proyectos de género y silvicultura, especialmente para los programas de REDD”, agregó.

Los problemas son un síntoma de dificultades más amplias que enfrenta la integración del género en los programas de desarrollo, destacó en un informe reciente el Banco Africano de Desarrollo en mayo de 2011.

El informe señala que las organizaciones donantes no han “puesto en marcha a nivel organizacional los sistemas y recursos necesarios para hacer que género sea ‘asunto de todos’.” Esto incluye los recursos necesarios para contratar a especialistas en género, para mejorar la coordinación interinstitucional y garantizar monitoreo efectivo de los programas de género. Otra razón para el fracaso, afirma el informe, es la “fatiga relacionada con el número cada vez mayor de prioridades… las agendas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), de la eficacia de la ayuda, de gobernanza, han desplazado a la perspectiva de género”.

Tenemos que aprender lecciones, si es que vamos a incluir los derechos e intereses de las mujeres en las estrategias y propuestas de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación (REDD). Las mujeres son más dependientes de los recursos forestales para la mayoría de sus alimentos, combustibles y medios de subsistencia, y por tanto hay mayores posibilidades de que asuman un papel activo en la protección de los bosques.

“Cada vez más los estudios están mostrando que cuando se incluye a las mujeres en la gestión forestal, ellas han tenido un efecto positivo en el manejo sostenible de los bosques”, dijo Esther Mwangi, científica de CIFOR y especialista en género. “Tiene sentido que si ellas están involucradas en la toma de decisiones sobre REDD +, incluyendo una parte de los beneficios de REDD +, se sentirán impulsadas a proteger los recursos forestales.”

Muchas organizaciones, como WOCAN, GenderCC, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y CIFOR, están trabajando para asegurar que los derechos de las mujeres para acceder a tierras y a los recursos de los bosques sean reconocidos en las estrategias de REDD +. Y han hecho un llamado para que las mujeres tengan mayor influencia política y puedan influir en las discusiones y decisiones de políticas de REDD.

“Aun cuando haya acuerdos internacionales en vigor, o la igualdad de género sea reconocida en la legislación nacional – no debemos parar ahí. Gobiernos y donantes deben apropiarse del concepto y buscar la manera y los medios para implementar sus compromisos al tiempo que se enfrentan a una serie de prioridades en competencia. Hay buenos ejemplos de ello. Las recientes reformas del sistema del Grupo Consultivo de Centros de Investigación ha visto un mayor apoyo para la investigación de género en el manejo de los recursos naturales de parte de los donantes y en general, de la comunidad de desarrollo”, dijo Mwangi.

(Visited 51 times, 2 visits today)