Naciones Unidas reconoce a los héroes de los bosques

NUEVA YORK, Estados Unidos (16 de febrero de 2012)_El abuelo de las ostras, un rey de la miel, niñas exploradoras que venden galletas y los tenaces defensores del Amazonas, fueron algunos de los héroes del bosque reconocidos por Naciones Unidas en una ceremonia la semana pasada, que marcó el cierre del Año Internacional de los Bosques.
Compartir
0

Más leídos

International Year of Forests

2011 fue el Año Internacional de los Bosques de las Naciones Unidas: Los Bosques para las Personas.

NUEVA YORK, Estados Unidos (16 de febrero de 2012)_El abuelo de las ostras, un rey de la miel, niñas exploradoras que venden galletas y los tenaces defensores del Amazonas, fueron algunos de los héroes del bosque reconocidos por Naciones Unidas en una ceremonia la semana pasada, que marcó el cierre del Año Internacional de los Bosques.

Naciones Unidas declaró al 2011 como el Año Internacional de los Bosques para crear conciencia sobre la gestión sostenible, la conservación y el desarrollo sostenible de todos los tipos de bosques. El lema del año “Los Bosques para las Personas” destacó el valor de los bosques y su relación económica y social con la humanidad.

Durante el año, el Foro de la ONUsobre los Bosques se propuso identificar y honrar a las incontables personas alrededor del mundo que dedican su vida a nutrir los bosques en formas silenciosas y heroicas. El Programa y Entrega de Premios a Héroes Internacionales de los Bosques  honró a personas comunes que iniciaron proyectos inspiradores y que lograron impacto local, nacional y mundial.

“Una de las cosas que han hecho que el Año Internacional de los Bosques sea fabuloso es que grupos de todo el mundo con intereses diferentes en los bosques, han podido demostrar porqué los bosques son importantes para ellos” dijo Frances Seymour, Directora General del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) y miembro del panel de selección del Premio Héroes de los Bosques.

Los ganadores del premio han presionado a los gobiernos y han trabajado con instituciones privadas y comunidades locales, para asegurar que las generaciones futuras se beneficien con los frutos de su trabajo.

Estas son sus historias.

El abuelo de las ostras da vida al movimiento de siembra de árboles en Japón

Dedicar más de dos décadas de su vida a cultivar ostras le ha otorgado a Shigeatsu Hatakeyama el apodo de “Abuelo de las Ostras”. Pescador que se convirtió en ambientalista, Shigeatsu ha luchado para proteger el entorno marino de la Bahía Kesennuma en Japón donde tiene un negocio de ostras. Shigeatsu se dio cuenta por primera vez del papel de los bosques en el mantenimiento de bancos limpios de ostras en la década de los años sesenta, cuando un brote de plancton de marea roja ocasionado por aguas residuales contaminadas y pesticidas hizo que fuera inseguro comer ostras. Veinte años después, en un viaje a Francia, Shigeatsu observó que en los bosques frondosos en las riveras del río Loire estaban cultivando ostras saludables, lo que lo estimuló a iniciar la campa­ña “Mori wa Umi no Koibito” (Los Bosques son los Amantes del Mar).

Con la cooperación de los alcaldes de los pueblos a lo largo del río Okawa, él y sus colegas sembraron árboles frondosos aguas arriba para reducir los contaminantes que fluían hacia el mar, lo cual ha dado lugar desde entonces a un movimiento regional para preservar los caudales de agua de Japón. En 2005, Hatakeyama publicó un libro infantil “Kaki Jiisan to Shige-bo” (El Abuelo de las Ostras y Shige), que incluye recuerdos de su niñez.

Las niñas exploradoras luchan por galletas sin aceite de palma

Cuando Madison Vorva y Rhiannon Tomtishen tenían 11 años, se enteraron que las galletas más queridas en Estados Unidos de las niñas exploradoras contenían aceite de palma – una de las causas principales de la tala ilegal en Asia que ha llevado a los orangutanes a estar cerca de la extinción. Las dos niñas lanzaron la campaña Project Orangs para informar a los consumidores acerca de los impactos del aceite de palma y motivarlos a actuar y exigir productos que no propicien mayor deforestación. La campaña funcionó — el año pasado las niñas exploradoras de Estados Unidos anunciaron una nueva política sobre aceite de palma para lograr usar solamente productos sostenibles como el aceite de canola para el 2015. Las niñas también están dirigiéndose a Kelloggs, fabricante de galletas de las niñas exploradoras y a Cargill, un miembro importante del mercado de aceite de palma, para que adopten sus propias políticas de sostenibilidad.

“A pesar de que solamente tenemos 16 años, sabemos que el cambio es posible y continuamos comprometidas en proteger a la población existente de orangutanes y su hábitat”, dijo Rhiannon en un artículo de la Unión de Científicos Comprometidos.

“No deberíamos tener que escoger entre disfrutar las galletas de las niñas exploradoras y salvar a los orangutanes. Esperamos que las niñas exploradoras de Estados Unidos y otras compañías de alimentos asuman el compromiso de elaborar galletas que no propicien la deforestación”.

“Yo vivo del bosque y lo protegeré por cualquier medio”

En la Ceremonia de Premios, se hizo un reconocimiento especial a José Claudio Ribeiro da Silva y su esposa María, quienes fueran defensores apasionados de la gestión sostenible de la selva Amazónica, y quienes sin miedo, llevaron a cabo campañas contra la tala ilegal en la región. Lamentablemente, fueron asesinados el año pasado  en una emboscada cerca de su casa.

José Claudio se hizo célebre por sus discursos y campañas apasionadas, y a pesar de que se basaban en temas locales, siempre les dio una perspectiva mundial. En noviembre de 2010, habló en el Evento TEDx Amazon en Manaos a pesar de haber recibido constantes amenazas contra su vida y la de su esposa. Dijo, “Me pongo de pie, denuncio a los madereros, denuncio a los productores de carbón y por eso ellos piensan que yo no debo existir… por esto… vivo con la posibilidad de una bala en mi cabeza en cualquier momento.”

Los da Silva se hicieron activistas contra la tala cuando los madereros ilegales empezaron a invadir áreas vírgenes de Pará, su estado de origen, dotado con extensos bosques al norte de Brasil. Eran conocidos como “defensores tenaces del Amazonas” que bloqueaban carreteras y denunciaban a los madereros ilegales ante el ministerio de medio ambiente de Brasil.

La conservación de los bosques en Camerún está por encima del promedio

Nacido y criado en una comunidad forestal, Paul N. Mzeka siempre ha tenido un profundo apego al bosque y a los árboles. Después de enseñar geografía durante 30 años, Paul se jubiló del servicio público de Camerún y fundó lo que ahora se conoce como la Organización para la Conservación de la Apicultura y la Naturaleza (ANCO) para promover la crianza sostenible de abejas como una forma de sensibilizar a las comunidades rurales sobre la conservación de la biodiversidad.

“Las personas que están produciendo y vendiendo miel han aumentado sus medios de subsistencia en 11 por ciento” dijo Paul en una entrevista para la película El Rey dela Miel.

ANCO ha ayudado a 30 comunidades a proteger sus cuencas y a conservar cuatro bosques comunitarios incluyendo áreas degradadas. En este proceso, se han sembrado un total de 685 mil árboles, y su meta es llegar al millón antes del 2013. Paul y su organización también han colaborado con CIFOR en varios proyectos de investigación forestal comunitaria, tales como la creación de capacidades sobre productos forestales no maderable en pequeñas y medianas empresas en África Central. El continúa trabajando sin descanso a la edad de 77 años.

Periodista ambiental ruso denuncia a quienes cometen delitos forestales

Anatoly Lebedev inició su carrera en periodismo ambiental y rápidamente aprendió que el crimen organizado y la corrupción en el sector forestal quedaban impunes en Rusia. Poco después de que su trabajo con el grupo ambiental Taiga en la década de los ochenta diera lugar a una prohibición nacional de tala de bosques de cedro, Anatoly fue elegido para el parlamento regional donde aprobó la legislación sobre gestión de bosques y fauna silvestre, los derechos de los indígenas, y ayudó a cuidar los parques nacionales contra la destrucción por tala ilegal. Todavía activo en el sector de medios de comunicación, Anatoly produjo el primer programa de televisión regional sobre medio ambiente “Protegido”, y la revista trimestral “Ecología y Negocios”, que ha sido una herramienta clave para la educación e incidencia sobre medio ambiente en la Federación Rusa y Siberia.

Un guardián de las selvas tropicales de la Amazonía

Paulo Adario ha actuado como guardián de la Amazonía en los últimos 15 años, desarrolló una moratoria para detener la destrucción ilegal de los bosques para cultivos de soya, cría de ganado y extracción de madera. Liderando un equipo de campo enfocado en la investigación, su trabajo expuso a la industria maderera como la primera de varias causas de la destrucción de las selvas tropicales de la Amazonía.

Después de una campaña sobre extracción ilegal de madera que condujo a una moratoria en el 2003 en el comercio internacional de la caoba, los impactos de su trabajo le generaron amenazas de muerte de parte de delincuentes forestales de la Amazonía. Paulo persistió y continuó creando acuerdos bilaterales con empresas internacionales e industriales con el fin de detener la destrucción ilegal de los bosques para cultivos de soya y cría de ganado. La moratoria para los cultivos de soya y los acuerdos resultantes con la industria ganadera todavía son vigentes. Paulo abrió la oficina de Greenpeace en la Amazonía para luchar contra la deforestación y urgir soluciones sostenibles. Actualmente continúa liderando la oficina como Director de Campañas.

Si bien estos Héroes de los Bosques vienen de diferentes contextos, todos ellos comparten el coraje, la pasión y la perseverancia que sirven de inspiración a cualquiera que desee hacer la diferencia en lo que se refiere a bosques.

 

(Visited 97 times, 1 visits today)