Negociadoras en Río+20 deben crear un frente común para dar voz a las mujeres que dependen de los bosques

De izquierda a derecha: Tina Joemat-Pettersson, Ministra de Agricultura, Silvicultura y Pesca; Frances Seymour, Directora General de CIFOR; y Helen Gichohi, Presidenta de African Wildlife Foundation. Foto de Neil Palmer/CIAT.

BOGOR, Indonesia (22 de marzo de 2012)_Las negociadoras de todos los sectores de desarrollo, que participen en la conferencia Río+20 de este año, deben formar un frente unido para lograr el reconocimiento y políticas que apoyen a las mujeres en el manejo sostenible de los bosques – esfuerzo vital para el éxito de los países que esperan hacer la transición a una economía más verde y sostenible.

“Si bien los intereses de las mujeres pueden variar a lo largo de la brecha del desarrollo, muchas enfrentan desafíos bastante similares. Las negociadoras deben forjar un frente común para liderar y dar voz a todas las mujeres, especialmente a muchas mujeres en áreas rurales que viven cerca o dentro de los bosques y que no tienen acceso a foros para la toma de decisiones,” dijo Esther Mwangi, científica del Centro para la Investigación Forestal Internacional.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible —Río+20– a realizarse en Brasil en junio 2012, hará un llamado a los líderes mundiales para que renueven su compromiso con el desarrollo sostenible e informen sobre el avance logrado a medida que los países invierten y desarrollan alternativas más verdes.

Los alimentos, la energía y el empleo son solamente tres de los siete ‘temas críticos’ en discusión, sin embargo los bosques y el papel que hombres y mujeres juegan en su protección y conservación – vital para satisfacer las necesidades de alimento, combustible y producción de los países industrializados, y más importante aún para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo – no han sido plenamente reconocidos.

Investigación previa de CIFOR  ha mostrado que las mujeres involucradas en el manejo sostenible de los bosques pueden ayudar a monitorear y proteger los recursos forestales, así como también ayudar a la regeneración de tierras degradadas y mejorar las reservas de carbono necesarias para las estrategias de mitigación climática, tales como REDD+. Sin embargo, todavía enfrentan sesgos de género que las marginan de los procesos de toma de decisiones, del acceso a la tierra y a nuevas tecnologías.

Con más de 70 organizaciones de mujeres, medio ambiente y desarrollo de todo el mundo  reunidas bajo el Comité de Dirección de Mujeres Río 2012 para presentar su visión y recomendaciones para un futuro sostenible, Mwangi se siente optimista que a pesar de los desafíos, grupos como este alentarán las “redes y coaliciones” que permitirán a las mujeres “elevar su poder de negociación” durante las conversaciones de alto nivel.

“Estuve gratamente sorprendida por el enfoque de género en la COP17 el año pasado en Durban, y no espero menos de la conferencia Río+20, que ha existido por mucho más tiempo y posiblemente haya sido infundida por principios e ideas de una diversidad de instituciones que se han enfocado en el empoderamiento de las mujeres desde múltiples dimensiones”, indicó.

Este blog se ha tomado de una entrevista con la científica de CIFOR Esther Mwangi, donde habla de sus expectativas sobre la conferencia Río+20 y el papel de las mujeres en el desarrollo sostenible.

Q: ¿Cómo te gustaría ver que las mujeres sean incluidas en las conversaciones de este año en Río+ 20, particularmente con respecto a la gestión sostenible de los bosques?

A: Los bosques parecen haber salido del radar de Río+20 y se están considerando solamente en forma marginal, sin embargo muchos de los servicios como el agua, seguridad alimentaria, biodiversidad, están relacionados en grado substancial con la cubierta forestal. En el contexto de los ecosistemas del bosque, tanto mujeres como hombres tienen papeles importantes que desempeñar a través de su conocimiento y de las prácticas de gestión uso y conservación.

A pesar de las mejoras recientes en políticas y leyes, las mujeres todavía se encuentran en una posición no muy deseable con respecto a su participación en los foros de toma de decisiones – desde los límites del bosque a las metrópolis donde se discuten con frecuencia temas de sostenibilidad. Espero que Río+20 represente un cambio favorable de esta tendencia.

Q: ¿Piensas que se ha tenido un avance importante en llevar temas específicos de género a los foros internacionales como éste?

A: Se sabe que los investigadores se enfocan en los foros internacionales que tienen un impacto directo en su materia – la investigación. Apenas he participado en esta clase de foros, pero sila Convención Marcode Naciones Unidas Sobre Cambio Climático (CMNUCC) en Durban se puede tomar como referencia, pareció haber alguna atención positiva al género. Una serie de eventos paralelos estuvieron enfocados en género, incluyendo el Día de los Bosques de CIFOR que tuvo una sesión sobre género.

Estuve gratamente sorprendida por la CMNUCC y no espero menos de la CNUDS en la Conferencia Río+20, que ha existido por mucho más tiempo y posiblemente haya sido infundida por principios e ideas de una diversidad de instrumentos mundiales enfocados en el empoderamiento de las mujeres desde múltiples dimensiones.

Q: Parece haber una falta de mujeres en puestos políticos/técnicos capaces de representar a las mujeres a nivel de políticas, ¿qué se necesita para romper este ciclo?

A: Pienso que no existe un plan maestro ya que hay muchos factores en juego. Para las mujeres de los países en desarrollo, los obstáculos son múltiples, desde factores institucionales como la cultura hasta obstáculos muy individualizados como la falta de confianza y experiencia en la esfera pública o simplemente actitudes y comentarios despectivos de colegas masculinos.

Pero ¿cómo mejorar la representación de las mujeres? Hacer obligatoria una proporción de puestos políticos y técnicos para mujeres es una cosa buena – es una tabla de salvación. Pero necesitamos estar seguras que la competencia no se vea comprometida en nuestra búsqueda de igualdad, ya que hace la vida más difícil para todos y posiblemente refuerza los estereotipos negativos.

Pero también necesitamos una red de seguridad – en forma de sistemas de tutoría y apoyo. Nadie prospera solo y un colectivo que está detrás de una persona tiene un sentido crítico de fortaleza – somos mayormente tan fuertes como el colectivo que nos define. Estas son solamente un par de cosas, pienso que hay muchas otras, incluyendo conseguir el apoyo activo de colegas masculinos, quienes en muchas áreas políticas han permanecido insensibles a los temas de género.

P: Para las mujeres que representan a sus países en la conferencia y que pueden influenciar las negociaciones, ¿cómo pueden defender mejor las necesidades de las mujeres rurales, pobres, quienes podrían contribuir en mayor medida con la gestión sostenible de los bosques?

R: Pienso que las redes pueden ser herramientas poderosas para lograr las metas e intereses. La formación de redes y coaliciones con otras mujeres negociadoras para forjar un frente común y elevar su poder de negociación es una posible forma de defender y dar voz a muchas mujeres rurales que viven cerca o dentro de los bosques.

Si bien los intereses de las mujeres pueden diferir a lo largo de la brecha del desarrollo, muchos temas son compartidos y tener una voz común puede ayudar. Pero cada vez más los encargados de formular políticas se están inclinando hacia la presentación de evidencia para respaldar sus políticas. Esto también ofrece una oportunidad para que las negociadoras lleguen a la comunidad de investigadores en un diálogo mucho más cercano que antes.

Para asegurarnos de que Rio+20 envíe un mensaje al mundo sobre la importancia de los bosques para el desarrollo sustentable, CIFOR coordinará una de las conferencias más importantes sobre bosques el 19 de Junio de 2012. La Octava Mesa Redonda en Río+20 debatirá nuevos resultados de investigaciones, las lagunas en el conocimiento, y las consecuencias en las políticas públicas de la integración de los bosques en la solución de los cuatro retos clave para avanzar hacia una economía verde: Energía, alimentos e ingresos, agua, y clima. El cupo es limitado, regístrate aquí para que no te quedes sin participar.