El cultivo de qat en Etiopía alimenta la economía y reduce la deforestación

BOGOR, Indonesia (22 de marzo de 2012)_Qat — planta frondosa utilizada como estimulante natural en el Cuerno de África – se ha convertido en la columna vertebral de la economía en la región, brindando la fuente principal de ingresos a los agricultores, así como también trabajos para miles de personas empleadas en la cadena de valores.
Compartir
0

Más leídos

Fotografía cortesía de Alfred Weidinger/flickr.

BOGOR, Indonesia (22 de marzo de 2012)_Qat — planta frondosa utilizada como estimulante natural en el Cuerno de África – se ha convertido en la columna vertebral de la economía en la región, brindando la fuente principal de ingresos a los agricultores, así como también trabajos para miles de personas empleadas en la cadena de valores.

“Como los hogares generan más ingresos con el cultivo del qat, han reducido su dependencia de la venta de leña – una causa importante de la deforestación en África”, dijo Habtemariam Kassa, científico de CIFOR y coautor de Khat and livelihood dynamics in the harer higlands of Ethiopia: Significance and challenges (Qat y la dinámica de los medios de subsistencia en los montes altos de Harar en Etiopía: Significado y desafíos.

En una región afectada por sequías frecuentes y disminución en la fertilidad de los suelos, el aumento de la población de agricultores en los montes altos de Harar en Etiopía en los últimos 40 años ha planteado desafíos adicionales a los agricultores, limitando aún más las tierras cultivables y reduciendo la tierra disponible para las familias agricultoras.

“En respuesta a terrenos más pequeños y al estancamiento en el rendimiento de los granos, los agricultores optaron por qat (Catha edulis), cuya producción y precio se elevaron notablemente con el tiempo y llevaron a una gestión mejorada del terreno y a un crecimiento del ingreso en los hogares”, indica el estudio.

Los agricultores en los montes altos de Harar han cultivado qat durante muchos años. Pero el qat se ha convertido en su principal cultivo en las últimas décadas. El qat ha demostrado ser una planta versátil que se puede usar en la construcción así como también para leña. Las hojas que sobran de las ramas comerciables son un alimento importante, especialmente para las cabras.

El qat también juega un papel fundamental en la reducción de la erosión y degradación de los suelos, ya que las parcelas donde se ha plantado qat no se usan para pastoreo y son mejor manejadas por los agricultores en forma de terrazas y como material adicional al estiércol.

“El cultivo del qat no solamente está alimentando a los hogares, está contribuyendo a proteger nuestros bosques”, dijo Kassa.

Si bien los agricultores en los montes altos de Harar históricamente han subsistido con una cartera combinada de cultivos, las ventas de qat actualmente constituyen la principal fuente de ingresos agrícolas. El qat genera la ganancia más alta por hectárea de tierra cultivada, en comparación con otros cultivos en los montes altos de Harar, incluyendo el café, otro cultivo importante en Etiopía.

Desde la década de 1970, la producción de qat ha aumentado el empleo en la región, convirtiéndose en la ocupación de crecimiento más rápido y más rentable que involucra a millones de agricultores, comerciantes, y otros proveedores de servicios, en particular en los montes altos de Harar. Aún cuando no existen cifras oficiales disponibles, se cree que cientos de miles de hogares de agricultores están directamente involucrados en la producción y comercialización del qat. Kassa hace eco de los hallazgos de estudios anteriores que han demostrado que la producción y distribución de qat apoya actualmente los medios de subsistencia de millones de etíopes.

Durante la última década el cultivo de qat se ha extendido a otras regiones de Etiopía y se ha convertido en una parte integral de la agricultura en los montes altos en el centro y occidente de Etiopía, dijo Kassa.

Al abordar las preocupaciones de los encargados de formular políticas y de los expertos en desarrollo que cuestionan la sostenibilidad en el largo plazo de un sistema agrícola dominado por el qat, el estudio enfatiza la necesidad de diversificar la economía regional y advierte que la producción de qat no puede satisfacer las crecientes demandas de alimentos en Etiopía.

Sin embargo, a la luz de las preocupaciones de salud pública con respecto a la adicción al qat y a la creciente presión internacional para prohibir su distribución, Kassa enfatiza igualmente la necesidad de políticas eficaces para un mejor manejo de la producción, consumo y comercialización del qat, y la creación de una política de autorización y el apoyo institucional para fomentar el ahorro del dinero obtenido por la producción y mercadeo del qat, alentando la inversión en opciones alternativas de medios de subsistencia.

Se tienen que sopesar los méritos ecológicos y económicos con la salud y otras desventajas sociales. Todos los involucrados enfatizan la necesidad de un pensamiento cuidadoso y con visión de futuro.

“Como la economía de los hogares y de la región basada en el qat depende del mercado de exportación, cualquier prohibición en la importación tendrá un efecto devastador en los medios de subsistencia de muchas personas en los montes altos de Harar,” indicó.

(Visited 123 times, 1 visits today)