Análisis

Nuevos enfoques para aumentar la rendición de cuentas en el Acuerdo de París

Una reciente investigación ayuda a comprender el papel de los enfoques de monitoreo independiente en la mejora de la transparencia en el sector del uso de la tierra
Compartir
0
Foto por: M. Edliadi/CIFOR

Más información

Muchos países han incluido la agricultura, la forestería y otros objetivos en materia de uso de la tierra en sus Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional  (NDCs por sus siglas en inglés) para hacer frente al cambio climático como parte del Acuerdo de París.

El sector del uso de la tierra es especialmente importante porque tiene una vinculación estrecha con la seguridad alimentaria, la economía, el bienestar y los objetivos de desarrollo sostenible (ODS). Este sector también es único debido a su enorme potencial como sumidero de carbono. En los países en desarrollo, el cambio en el uso del suelo (es decir, la deforestación) y la agricultura son, por lo general, la mayor fuente de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Lamentablemente, es muy difícil cuantificar las emisiones provenientes de los cambios en el uso de la tierra, y las capacidades de monitoreo siguen siendo bajas en muchos de estos países.

El llamado marco de transparencia reforzado se estableció con el fin de permitir el seguimiento, la comparación y la comprensión de los compromisos nacionales para luchar contra el cambio climático en todo el mundo. Los países deberán brindar la información necesaria para realizar un monitoreo de los avances en la implementación y el logro de sus contribuciones determinadas a nivel nacional, y acerca de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Se necesita mejorar los enfoques de monitoreo que puedan utilizar los actores para alcanzar sus propios objetivos, pero que también sean percibidos como transparentes y legítimos por otras partes interesadas. También deberían contribuir a la rendición de cuentas de todos los actores en el marco del Acuerdo de París"

Niki De Sy

Esta información se utilizará para un balance mundial que se llevará a cabo cada cinco años. El Acuerdo de París anima también a otros actores, como la sociedad civil y el sector privado, a participar en los esfuerzos para abordar y responder al cambio climático.

Esto significa que la información sobre el sector del uso del suelo será necesaria para la cuantificación y el monitoreo de los avances en los niveles local, nacional y mundial, como también servirá de guía para la planificación de la mitigación local y la ejecución de las actividades de uso de la tierra, así como la rendición de cuentas de las acciones y los actores (o sea, para el seguimiento de los compromisos institucionales de “deforestación cero”).

Diversos actores (los gobiernos, el sector privado, los administradores de las tierras, etc.) buscarán, cada vez más, información segura y confiable, métodos listos para usar y soluciones abiertas que les permitan evaluar el estado, la dinámica y las causas de los cambios con respecto a los recursos de la tierra, los medios de vida, las prestaciones sociales y los indicadores de equidad.

Se necesita mejorar los enfoques de monitoreo que puedan utilizar los actores para alcanzar sus propios objetivos, pero que también sean percibidos como transparentes y legítimos por otras partes interesadas. También deberían contribuir a la rendición de cuentas de todos los actores en el marco del Acuerdo de París.

INNOVACIÓN NECESARIA

Es evidente que, más allá de los esfuerzos de los gobiernos nacionales para controlar sus emisiones derivadas del sector de la agricultura, forestería y otros usos de la tierra (AFOLU por sus siglas en inglés), es necesario contar con otros enfoques de monitoreo. Una reciente nota informativa publicada por el Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) permite entender el papel de los enfoques de monitoreo independiente en la mejora de la transparencia en el sector del uso de la tierra.

Los resultados de un estudio de múltiples actores demuestran que el monitoreo independiente no implica una herramienta específica, sino, más bien, una diversidad de enfoques dirigidos a aumentar la transparencia y ampliar la participación de los actores al ofrecer métodos libres y abiertos, datos y herramientas complementarias a la presentación de informes que se les exige a los gobiernos nacionales.

El estudio de CIFOR brinda recomendaciones clave sobre cómo las partes interesadas pueden participar y beneficiarse del monitoreo independiente. Los autores recomiendan desarrollar una práctica de data bridging (vinculación de datos), no imponer un sistema único, sino simplificar y agilizar el diálogo entre productores y usuarios de datos.

La comunidad científica podría jugar un papel importante mediante el desarrollo de los datos de referencia unificados, así como materiales de formación y guía para aprovechar al máximo las fuentes de información y datos disponibles al aumentar las posibilidades de participación y transparencia.

Los países que desean implementar acciones de mitigación relacionadas con la agricultura y los bosques podrían aumentar el uso de herramientas abiertas y listas para usar a fin de promover el monitoreo participativo.

Los examinadores y los negociadores de la CMNUCC podrían contribuir proporcionando modalidades y directrices de buenas prácticas para aumentar la transparencia y la rendición de cuentas en el sector del uso de la tierra.

DE CARA AL FUTURO

Si bien el informe constituye un buen punto de partida para los debates sobre la mejora de la transparencia en el sector del uso de la tierra y las implicaciones para el monitoreo, hay muchos otras cuestiones espinosas que deben considerarse en adelante.

Un gran desafío será integrar la información biofísica, obtenida por medio de la teledetección e inventarios sobre el terreno, con los datos de censos y encuestas sobre los medios de vida, las prestaciones sociales y los indicadores de equidad para comprender mejor las dinámicas de los usos de la tierra.

Debemos realizar un monitoreo no solo de los objetivos climáticos, sino también del cambio institucional y los procesos sociales, lo que resulta aún más complicado. Las múltiples fuentes y tipos de monitoreo y presentación de informes (es decir, el sistema nacional de vigilancia forestal, el monitoreo independiente, el seguimiento del compromiso del sector privado) tendrán que coexistir e integrarse en un sistema flexible, diverso y de varios niveles.

Sin duda, esto representa una tarea enorme que requiere un abordaje transdisciplinario. Para mejorar la transparencia serán necesarios grandes esfuerzos, pero se espera que generen cambios transformadores, muy necesarios para aprovechar todo el potencial que ofrece el Acuerdo de París, y más.

(Visited 21 times, 1 visits today)
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons.. This means you are free to redistribute our material for non-commercial purposes. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias (Forests News) y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias (Forests News), poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org
Temas relacionados Stories